Viernes, 26.04.2019 - 18:35 h
Les explicó por qué iba a incrementar Sociedades

Sánchez citó en Moncloa uno por uno al Ibex 35 para explicarles la subida fiscal

El presidente, junto a la vicepresidenta, Carmen Calvo, y su jefe de gabinete, Iván Redondo, se han reunido con presidentes y consejeros delegados.

Iván Redondo y Pedro Sánchez en Moncloa
Iván Redondo y Pedro Sánchez en La Moncloa. / Pool

Pedro Sánchez ha ido citando en La Moncloa a las compañías del Ibex 35 para explicarles la reforma fiscal que ya ha concretado el Gobierno y que tendrá sus consecuencias en las cuentas de resultados de todas las grandes. En concreto, se han celebrado diferentes reuniones privadas, en formato cara a cara, es decir, 'de tú a tú'. A un lado de la mesa, el presidente del Ejecutivo. Al otro lado, los principales presidentes y consejeros delegados de las compañías más importantes del país a las que va a afectar en primera persona la subida del Impuesto de Sociedades o la creación de nuevas tasas como la que gravará las transacciones financieras o las firmas tecnológicas.

Fuentes cercanas al Ibex explican a La Información que en estos encuentros reservados han participado "todos" los ejecutivos de las firmas del selectivo español. Han sido reuniones por separado, nada de citas corales, y en las que ha premiado la cordialidad entre los interlocutores representados: poder ejecutivo y poder financiero, según admiten las mismas fuentes.

Sánchez no ha sido, sin embargo, el único interlocutor con el Ibex 35. Con las principales compañías del selectivo sí se ha reunido el presidente, pero en algunas de las citas en Moncloa también han participado otros altos cargos del Gobierno. Así, la vicepresidenta, Carmen Calvo, y el jefe de gabinete del presidente del Gobierno, Iván Redondo, han colaborado en esta ronda de contactos empresariales para hacer pedagogía sobre la reforma fiscal presentada en Consejo de Ministros hace dos semanas.

Cómo fueron las explicaciones que ofreció Sánchez

Las empresas del Ibex 35 y la CEOE siempre han expresado su rechazo a pagar más impuestos de los que ya tienen que abonar. Lo han expresado en público algunos de los presidentes más importantes, como Ana Botín. Por eso Sánchez quiso verse con ellos en persona y explicarles sus políticas fiscales. El Gobierno también abordó la necesidad de, entre todos, impulsar medidas que ayuden a consolidar la situación económica del país a través de un incremento de los ingresos públicos.

Desde que llegó a La Moncloa, Sánchez se ha mostrado partidario de incrementar la presión fiscal en nuestro país con el objetivo de equiparar el nivel de ingresos al de la media de nuestros colegas europeos. Actualmente, esa presión se encuentra en España en el 38% del Producto Interior Bruto, por lo que en el horizonte del Ejecutivo se encuentra ir elevando esa cifra hasta el 46% del PIB que existe en los países europeos. Ello supondría ingresar hasta 80.000 millones de euros más.

Las fuentes consultadas afirman que, en general, las compañías "comprendieron" por qué Sánchez y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, habían diseñado la ambiciosa reforma fiscal que les afectará especialmente a ellos, junto a las clases más altas. Para justificar las subidas fiscales, el Gobierno puso sobre la mesa las grandes mejoras que ha logrado el país en los últimos años y la necesidad de que toda la sociedad, pero sobre todo quienes más rentas obtienen, hagan su aportación al conjunto de la economía. Según sus explicaciones, era una forma de compartir entre todos las cargas que supone garantizar el progreso del país sin grandes diferencias entre unos y otros. 

El Ibex 35, pieza clave para Sánchez

Las empresas del Ibex 35 son, en este momento, una pieza clave para el Gobierno de Sánchez. Así lo reconocen diferentes fuentes gubernamentales. Un dato que demuestra la importancia que dan en Moncloa a las grandes compañías es el hecho de que sus principales responsables fueran invitados al acto que organizó el gabinete presidencial con motivo de los cien días de Gobierno en la Casa de América de Madrid.

Desde sus primeras jornadas en La Moncloa, Sánchez se propuso abrir el complejo presidencial a los grandes del Ibex. Quería dar la vuelta así a la complicada relación que, en general, vivieron las grandes empresas con el anterior inquilino del complejo, Mariano Rajoy. Sánchez invitó a los despachos a los empresarios y se fijó como objetivo mantener una relación de tú a tú que, hasta el momento, está conservando.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios