Casos de éxito

La enfermera que se hizo rica en secreto y donó su dinero tras morir por Covid

La americana Evelyn Lutz ejerció como enfermera en Ohio (EEUU) pero llevó una vida humilde. Nadie sospechaba que a lo largo de su vida amasó una fortuna de más de dos millones de dólares.

Evelyn Lutz amasó una fortuna mientras trabajaba como enfermera en Ohio.
Evelyn Lutz amasó una fortuna mientras trabajaba como enfermera en Ohio.
©[Syda Productions] a través de Canva.com.

Ningún familiar ni amigo cercano a Evelyn "Evie" Lutz imaginaba que esta enfermera estadounidense era millonaria. A lo largo de su vida, Lutz aplicó los conocimientos de finanzas personales que le inculcaron sus padres: ahorrar lo máximo posible e invertir parte del dinero guardado. La fórmula le funcionó a la perfección pero nadie lo sabía. 

Nació en 1934 en Elmira, ciudad el Estado de Nueva York. Su familia era propietaria de una carnicería, en donde Lutz ayudaba cuando se lo pedían. Incluso de adolescente ya era ahorradora, guardando todo el dinero posible para sus estudios.

Gracias a ello puedo estudiar y graduarse en el Southside High School de Elmira en 1952. A continuación, consiguió el grado en enfermería en la Universidad de Rochester, seguido de un máster en la Universidad de Colorado y un Doctorado en la Universidad Case Western Reserve de Cleveland (Ohio). Además, enseñó enfermería y escribió varios libros sobre la profesión.

La enfermera Evelyn Lutz, que se hizo millonaria en secreto.
La enfermera Evelyn Lutz, que se hizo millonaria en secreto.
Legacy.com.

"Mientras progresaba a nivel profesional nunca perdió la gratitud por otros ni su capacidad para ayudar a jóvenes que avanzaban en la enfermería", explica a 'Star Gazette' Dana Brandorff , directora de marketing y comunicación de la Universidad de Colorado.

Asimismo, siempre mantuvo el estilo de vida humilde que aprendió en su infancia. Solo compraba lo que necesitaba, buscando gangas, ahorrando y no malgastando en productos banales en los que otra gente gastaba de forma común el dinero. Era muy generosa y ejercía un altruismo que no se conoció hasta después de su fallecimiento.

Su millonario testamento

Pasó la mayoría de su vida adulta en Ohio, pero se mudó de nuevo a Elmira en 2010. Nunca se casó ni tuvo hijos, pero estuvo activa en proyectos de la iglesia y en su comunidad hasta que le diagnosticaron un cáncer de pulmón en 2018. Cuando la metástasis se extendió hasta el cerebro, fue ingresada en un centro hospitalario en 2020. Allí permaneció hasta que falleció el 21 de noviembre de 2020 por complicaciones derivadas del coronavirus. 

En 2016, Lutz nombró a su prima Sue Mower como albacea de su testamento, y esta pudo conocer la fortuna que acumulaba en secreto. "Nunca lo hubiera sabido por el modo de vida que llevaba", explicó. Tenía un apartamento bueno, pero nada glamuroso. Como en la infancia, estaba contenta de tener solo lo que necesitaba.

Su secreto era el siguiente: lo que ahorraba lo invertía. En su testamento destinó tres grandes sumas de dinero a las tres universidades en las que estudió. En concreto, 1,4 millones para la Universidad de Colorado, 640.000 dólares para la Case Western Reserve University y otra cantidad de seis cifras para la Universidad de Rochester.

Mostrar comentarios