Subida del 7,85% en bolsa

Bankia se libra de la sombra de UP con el 10N y firma su mayor alza desde el Brexit

El banco controlado por el Estado lideró este jueves las subidas de la banca en Europa tras la Fed y a la repetición de elecciones generales.

Goirigolzarri es presidente de Bankia.
Goirigolzarri escucha a Manuel Teruel, presidente de la Cámara de Zaragoza. / EFE

Cierre de ‘cortos’. La sombra de la incorporación de Unidas Podemos al Gobierno de Pedro Sánchez estaba pesando como una losa en Bankia, participada en un 62% por el Estado a través del BFA y el FROB. La entidad que dirige José Ignacio Goirigolzarri se había situado a la cola del Ibex 35 en lo que va de año tras perder alrededor de un tercio de su valor en bolsa desde enero y marcó mínimos históricos el 3 de septiembre en 1,55 euros. Se vio incluso superada por Bankinter este verano pese a que cuenta con un balance tres veces más grande.

En cuestión de horas, el panorama ha cambiado radicalmente gracias al empujón de la Reserva Federal (Fed) a todo el sector financiero, el inicio de los TLTRO III (subastas de liquidez masiva), las nuevas medidas de compensación del BCE (tiering), pero sobre todo, al cambio de escenario político. Bankia se disparó en bolsa este jueves un 7,85%, hasta 1,78 euros por acción, liderando las subidas del Ibex 35 y el Stoxx 600. Fue su mejor día en los mercados desde el 28 de junio de 2016, el martes posterior a las elecciones generales de 2016 en España y el crash del Brexit (24 de junio), cuando sus acciones colapsaron un 20%. 

Unidas Podemos (UP), que en su programa electoral lleva la gestión de Bankia (art. 74), ha dejado de tener acceso inmediato a Moncloa con la convocatoria de elecciones generales para el 10 de noviembre. El Gobierno de Pedro Sánchez estaba en negociaciones para la incorporación de UP y los afines de Pablo Iglesias desde mayo, pero descarriló el acuerdo. A las pocas horas del anuncio de nueva convocatoria electoral, sin entrar demasiado en detalle, Goirigolzarri reflexionó sobre el asunto.

Desde el punto de vista de política nacional, pues también ha sido una sorpresa. Si hace un año nos dicen que hoy nos íbamos a enterar que iban a convocar elecciones en España pues hubiera sido una sorpresa y eso creo que es así (...) Suelo decir que los directivos de empresa no tenemos un título especial para opinar sobre cuestiones políticas. Podemos opinar como ciudadanos pero no como directivos empresariales. Lo que tenemos que hacer es oír a la sociedad y cuando ha votado y tiene un parlamento, será fragmentado o no, pero es lo que ha votado”, dijo el miércoles el presidente de Bankia en un foro organizado por El País y Kreab a las pocas horas de la convocatoria del 10-N.

Retirada bajista

“La política me parece importante en momentos de cambio radical y estamos viviendo esos momentos”, apuntó el banquero vasco en referencia a los cambios geopolíticos, tecnológicos y reclamó la necesidad de “estabilidad política” para un país. Goirigolzarri no valoró si las nuevas elecciones eran buenas o malas, pero los inversores sí lo han hecho. La ruptura final ha sido bien recibida por los inversores alcistas... y muy mal por los bajistas.

El 'hedge fund' AQR Capital, uno de tres mayores fondos de su clase del mundo, comenzó a cerrar ‘cortos’ -inversión se revaloriza con la caída de la acción- a comienzos de septiembre y mientras Goirigolzarri hablaba el miércoles rebajó su posición bajista por debajo del 0,5% del capital, según el registro de CNMV. En total, el superfondo invirtió a la baja algo más de 50 millones de euros en mayo con la acción por encima de los 2,4 euros, un 35% por encima de los niveles actuales. AQR mantuvo hasta comienzos de septiembre el 0,8% de Bankia en corto.

Cotización en bolsa: a derribo

La valoración en bolsa de Bankia llegó a situarse al borde del desahucio con un valor contable de apenas 0,35 veces a comienzos de septiembre, es decir, con un descuento del 65% sobre el coste de sus activos. Cotizar a precio de derribo viene a significar que los inversores esperan lo peor. “La banca europea está cotizando a los niveles más bajos de los últimos 30 años”, reveló Goirigolzarri en el mismo foro rodeado de Rafael del Pino (Ferrovial), Josu Jon Imaz (Repsol) y Antonio Llardén (Enagás).

El ex de BBVA y presidente de Bankia desde la nacionalización en 2012 tiene su propia visión de las causas por las que la entidad que preside apenas vale 5.500 millones de euros, menos de la mitad que hace apenas doce meses. “La rentabilidad de la banca española está por debajo del coste de capital y esa situación es insostenible en el medio y largo plazo. Hay dos motivos: un exceso de regulación y de requerimientos de capital; y en segundo lugar, los tipos de interés. Todo esto está afectando a la cotización de los bancos. ¿Eso significa que los inversores no quieren bancos? No. Quiere decir que no quieren bancos europeos, pero sí americanos”, sentenció el veterano banquero.

Goirigolzarri entró en bucle a la hora de explicar porque la baja valoración en bolsa de una entidad financiera tiene repercusiones sobre un país, en este caso, España. “Que la banca de forma consistente tenga una rentabilidad por debajo de capital es muy mala noticia para la sociedad. Lo es porque significa que cotizará por debajo de libros, no podrá incrementar su capital y no podrá ir al mercado a por capital. Por tanto será un banco infracapitalizado, no podrá dar créditos y no podrá financiar a la economía”, resumió en medio minuto.

“Desde el punto de vista económico, el gran cambio de 2019 desde hace un año ha sido el comportamiento y el cambio de políticas de los bancos centrales. Hace un año estábamos esperando que la Fed subiera los tipos de interés y hoy esperamos una segunda bajada. El BCE después de 2016 con tipos negativos el mercado esperaba tipos positivos. Hace 12 meses, el mercado pensaba que el Euríbor a 12 meses iba a entrar en positivo en torno al 0,1%. Hoy, para dentro de un año y lo he mirado antes, se espera que esté en negativo en el -0,35%”, dijo el ejecutivo. El presidente de Bankia citó los retos tecnológicos como uno de los principales desafíos del sector, aunque apuntó a la gran influencia del BCE y la Fed el principal quebradero de cabeza del sector... y de la propia Bankia.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios