Hasta los 760 millones

Los pensionistas de Canadá triplicarán su inversión en Cellnex tras venderle Arqiva

El fondo CPPIB, principal accionista de Arqiva, declara el 4,95% de Cellnex, el triple de lo que tenía identificado en su informe anual.

Tobías Martínez, presidente de Cellnex
Tobías Martínez, presidente de Cellnex / EP - Archivo

En poco tiempo ha pasado de ser un silencioso gigante en activos no cotizados a situarse bajo los focos de la bolsa española. El CPPIB (Canada Pension Plan Investment Board) se acaba de destapar como uno de los principales ‘sponsors’ del espectacular rally en bolsa de Cellnex en lo que va de año que le ha llevado a duplicar su valor. La firma que gestiona las pensiones de 20 millones de canadienses se ha destapado como el quinto mayor accionista del operador de torres de telecomunicaciones con sede en Barcelona y ha mostrado sus cartas para superar incluso al holding Criteria Caixa como cuarto mayor socio de Cellnex.

El CPPIB declinó realizar comentarios sobre las “posiciciones individuales” que tiene en compañías cotizadas. Fuentes financieras señalan a ‘La Información’ que este respaldo accionarial es el ‘quid pro quo’ que han tenido que 'pagar' los gestores del CPPIB para evitar un roto multimillonario en la británica Arqiva, una de sus inversiones más problemáticas en Europa. Los canadienses son los dueños del 48% de la firma que ha vendido su unidad de torres de telecomunicaciones a Cellnex. El resto de socios son los australianos de Macquaire Group (MG) y otro superfondo de la isla: el IFM Investors.

En 2017, Arqiva canceló sus planes para una salida a bolsa que llegó a estar valorada en unos 5.500 millones de euros, aunque no pudo retomar la operación y desde entonces buscaba una salida. La operación estaba destinada a reducir la estructura de deuda creada alrededor de la empresa británica, que llegó a ser de 4.700 millones de euros hace dos años. Cerca de la mitad de la deuda eran préstamos participativos de los propios fondos CPPIB, IFM y MG. Los dueños de Arqiva han señalado que destinarán el dinero de Cellnex a cancelar ese endeudamiento.

Subida de participación

Según los datos registrados por Cellnex en el folleto de la ampliación enviado a la CNMV, el CPPIB mantiene el 4,95% del capital (14,7 millones de títulos) de la empresa que dirige Tobías Martínez frente al 1,9% (7,3 millones de acciones) que declaraba tener a 31 de marzo de 2019, como contó este jueves ‘La Información’ a partir de datos del propio CPPIB. El baile de fechas se completa con una notificación anterior, de agosto de 2018 a la CNMV, en la que el fondo canadiense declaró un 3,15% del capital.

Esto se explica por la desactualización de la página del supervisor español, que también afecta a Criteria Caixa, el holding de Fundación la Caixa: su posición real es del 5,99% frente al 5% que rige en el supervisor. El máximo accionista de Cellnex seguirá siendo, con un 29,9% del capital, el consorcio Connect que forman la familia Benetton (Atlantia) y los fondos soberanos de Abu Dhabi, a través de Infinity Investments, y de Singapur, a través de la china Raffles Infra Holdings. Dos grandes gestoras de fondos como Wellington y Blackrock declaran a la CNMV que poseen paquetes del 5% y 5,6%, respectivamente.

Ampliación hasta noviembre

El CPPIB, además, se ha comprometido con Cellnex a suscribir su parte en la ampliación de capital lo que supondrá la compra de otros 4,3 millones de títulos por 124 millones de euros. En total, el gigante del Canadá tendrá 19 millones de acciones de Cellnex cuando se complete la ampliación de capital a comienzos de noviembre, el triple de lo que tenía en marzo. Ese paquete accionarial tiene un valor en bolsa ‘proforma’ de unos 766 millones de euros tras la ampliación y teniendo en cuenta los 40,3 euros por acción del cierre de Cellnex el jueves.

Cellnex comienza este viernes el proceso de ampliación de capital con la emisión de 86,7 millones de acciones a un precio de suscripción (capital más prima) de 28,85 euros por cada acción nueva. Está previsto que concluya el 4 de noviembre. La operadora ingresará 2.500 millones con la ampliación con las que afrontar la compra de Arqiva y mantener su rating de BBB. Será su tercera gran captación de capital en 2019 tras la ampliación de 1.200 millones que hizo en marzo y lanzamiento de una emisión de bonos convertibles por valor de 700 millones en julio.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios