La firma estudia ampliar capital por 600 millones

Fridman acudirá a la ampliación de Dia... pero la opa tendrá que esperar a marzo

Paramés se ha deshecho ya de la posición del 2,61% que había tomado en la firma al inicio del tercer trimestre, justo antes de producirse el desplome.

Fridman
Fridman acudirá a la ampliación de capital de Dia... pero la opa tendrá que esperar

El magnate ruso, Mikhail Fridman, acudirá a la ampliación de capital de 600 millones de euros, con derechos de suscripción preferente, que Dia está tejiendo con objeto de reforzar su balance. De lo contrario, el accionista mayoritario de la cadena de supermercados vería diluir el 29% que actualmente posee, según explican fuentes financieras, algo que el magnate ruso no se plantea en este momento.

El inversor, que desembarcó en Dia hace poco más de un año, aspira también a mejorar el resultado de su apuesta por el grupo porque, pese al último rebote en bolsa, acumula unas minusvalías latentes próximas a los 700 millones de euros. Además, inyectar nuevos fondos en el capital de Dia no le obligará necesariamente a lanzar una opa por el 100% de la firma -a la que está forzado en el momento en que alcance el 30%-, con lo que podría mantenerse como hombre fuerte, sin necesidad de convertirse en accionista único. 

Una cosa no tiene que llevar necesariamente a la otra, tal y como explica Victoria Torre, de Selfbank, puesto que el magnate ruso puede acudir a la misma por su parte proporcional, en cuyo caso mantendría la proporción actual del 29%. Todo depende del riesgo que esté dispuesto a asumir. Y lo que ocurra en los próximos meses será determinante. Para poner en marcha la ampliación, Dia tiene que convocar antes junta de accionistas y, también, cerrar sus resultados de 2018. Esto último, según matizan fuentes financieras, puede ajustar el importe total de la ampliación.

"Sí creemos que finalmente Letterone [su vehículo de inversión] lanzará la opa pero no que vaya a superar el 30% antes de marzo", asegura Ana Gómez de Renta 4. El motivo es que de este modo no se vería obligado a hacerla un precio elevado en relación a los niveles de cotización actuales. Por ello, desde la firma de inversión descartan cualquier movimiento de Fridman destinado a tomar el control total de Dia antes de la ampliación.

La compañía comunicaba también este miércoles que el Consejo aún no ha tomado ninguna decisión definitiva sobre esta inyección de fondos. No obstante, la cadena ha cerrado un compromiso de aseguramiento con Morgan Stanley por ese mismo importe, bajo el que se obligaría a colocar y, en su defecto, suscribir el 100% del mismo. De hecho, este no es el único fleco suelto sobre el futuro financiero de Dia.

La dirección de la compañía de supermercados aún tiene en marcha las negociaciones con la banca acreedora, para cerrar líneas de liquidez con las que mantener la operativa normal de sus establecimientos. Una inyección de fondos valorada en cerca de 200 millones de euros. Dia desveló en sus cuentas semestrales que adeudaba cerca de 830 millones de euros a sus proveedores.

Paramés, entre los grandes inversores que ya están fuera de la firma

Entre los grandes inversores que ya han salido del valor se encuentra Francisco García Paramés que, según las fuentes consultadas, ha vendido ya el 2,62% de la posición que había tomado en la compañía de distribución a través de su fondo Cobas Iberia en el tercer trimestre del año, justo antes de que se produjera el desplome del valor. 

Octubre fue uno de los peores meses en la historia de la distribuidora: en apenas 13 sesiones el valor acumuló una caída cercana al 66,5% y cogió de lleno al gestor. Dia se convirtió, en concreto, en el décimo valor con más peso en la cartera ibérica del gestor 'value' con ese 2,61% a 30 de septiembre, según el último informe remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Hace un mes y medio y en medio del caos bursátil vivido por la firma, García Paramés ya había reducido su exposición a la misma a la mitad.

Los vaivenes de Dia en bolsa van a ser continuos durante los próximos meses, según fuentes de mercado, dada la reducida capitalización de la compañía. Este miércoles, después de estar suspendida en bolsa durante varias horas a la espera de que confirmara cómo evolucionaban sus negociaciones con la banca, Dia logró apuntarse un rebote del 11,8%. Pese a este despegue, su capitalización se queda en los 282 millones de euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios