Los bancos centrales en la diana

El Ibex encadena su segundo día al alza y recupera los 8.700 pese al rojo de la banca

Los inversores entran con fuerza en el bono español a diez años disparando su precio y rebajando la rentabilidad hasta el 0,079%.

Mario Draghi dejará el BCE en octubre.
Mario Draghi dejará el BCE en octubre. / L. I.

Como ya sucedió a finales de la pasada semana, el Ibex 35 y los grandes índices europeos apuestan por el rebote este lunes, ante la perspectiva de que los bancos centrales saquen la artillería pesada y aprueben medidas de estímulo con las que contrarrestar la incertidumbre global. Esto y el hecho de que Alemania, reacia a adoptar medidas expansivas, conforma su disposición a hacerlo tras la contracción de su economía en el segundo trimestre. El selectivo español avanza un 0,73% y consolida los 8.700 al cerrar en 8.733,3 puntos. A su alza aportan Repsol (+2,77%), en una jornada en la que el petróleo se encarece tras el ataque de unos drones a un campo petrolero en Arabia Saudí; pero también Inditex (+2,43%) y Telefónica (+1,73%).

MásMóvil se dispara un 6,45% hasta 17,82 euros y mira más de cerca los niveles que perdió a raíz del fuerte castigo sufrido las últimas semanas (ha llegado a hundirse un 11,3% en apenas cinco sesiones), con su cúpula tratando de parar el desplome de la acción. El sector financiero copa los retrocesos. Santander se deja un 1,03% mientras que BBVA retrocede un 2,22%. Por su parte, Bankinter cede un 1,65% y Caixabank lo hace un 1,29%. 

Arranca así una semana en la que los bancos centrales vuelven a ser protagonistas, puesto que en los próximos días se darán a conocer tanto las actas de la última reunión del Comité de Mercado Abierto de la Fed (FOMC), el miércoles, como las del Consejo de Gobierno del BCE, el jueves. Las dos serán claves para ir haciéndonos una idea de hasta dónde están dispuestos a llegar estos organismos con su 'bazuca' monetario para parar la actual incertidumbre en los mercados. Clave será la también intervención de Jerome Powell a finales de semana en el simposio que celebra anualmente la Reserva Federal de Kansas en Jackson Hole (Wyoming).

En las últimas horas, el banco central chino ha tomado varias medidas técnicas complejas con un efecto en los mercados similar a una bajada de los tipos reales de entre 25 y 45 puntos básicos. Esta noticia ha sido acogida con fuertes subidas en la bolsa china (+2,1% Shanghai) y ha contagiado al Nikkei que cierra con una subida del 0,71%.

De momento, y en el mercado de renta fija, el bono alemán a diez años (Bund) mantiene su rentabilidad muy cerca de mínimos históricos, en el -0,64%; mientras que la referencia española modera su caída hasta el 0,13% y la prima de riesgo se asienta en los 76,9 puntos básicos. El temor a una recesión lleva a los inversores a buscar refugio y los estados tratan también de lanzar mensajes con los que generar algo de calma. En ese sentido, el Gobierno germano ha querido dejar claro que el país tiene fortaleza fiscal para aplicar gastos adicionales con los que estimular la economía. 

En lo que respecta a las divisas, el euro sigue mostrando debilidad frente al dólar, aunque recupera las 1,11 unidades, por lo que regresa a niveles de principios de mes, cuando la tormenta arreció en los mercados a causa de las mayores tensiones comerciales entre Estados Unidos y China. El presidente norteamericano, Donald Trump, ha asegurado que su país sigue hablando con Pekín, si bien no están preparados aún para alcanzar un acuerdo. Además ha dejado claro que de momento mantienen el veto a Huawei. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios