Miércoles, 20.02.2019 - 02:32 h
Saxo Bank ve muchas en marcha

¿Riesgos de burbuja? El bitcoin recuerda a las puntocom... pero no es la única 

La duración y el alcance de algunos mercados alcistas pueden ocultar cuánto se han desviado de sus fundamentales y alertar de posibles desafíos. 

Gráfico de grandes cambios en el mundo que podrían originar un crash

El equipo de análisis de Saxo Bank ha realizado sus perspectivas para el primer trimestre y los expertos del banco danés prevén que haya movimiento tras un 2017 asombrosamente tranquilo. Steen Jakobsen, economista jefe y CIO de Saxo Bank, ha señalado que "la burbuja de las criptomonedas puede ser la más visible debido a la alta volatilidad y los rendimientos que se observaron en 2017, pero no se deje engañar por la creencia de que otros activos tampoco están en situación de burbuja. De hecho, la duración y el alcance de algunos mercados alcistas pueden ocultar cuánto se han desviado de sus fundamentales".

El experto no da fechas porque "no pretendemos saber cuándo estallarán las burbujas actuales". Aun así, destaca que es importante ver dónde se están hinchando ya que "podemos identificar dónde existen y, en nuestra opinión, hay muchas burbujas en marcha en este momento. Las vemos en el mercado de bonos, de renta variable, en el capital privado, el capital riesgo, el sector inmobiliario y, por supuesto, en las criptomonedas". 

Jacob Pouncey, analista de criptomonedas, ha comentado que "los activos criptográficos se están comportando como las acciones de las puntocom a finales de los noventa. Esperamos que más compañías anuncien que adoptan el blockchain antes de que esta fase especulativa termine. En el primer trimestre llegarán al mercado más proyectos, cada uno promocionándose como la próxima criptorevolución dentro de su sector, lo que generará más especulación en este joven mercado". Además, cuestiona la hegemonía del bitcoin ya que "el ethereum parece ser uno de los activos con más utilidades en el mundo real que van más allá de su función estándar. Ahora procesa más de 1,25 millones de transacciones al día y decenas de miles de millones de dólares en volumen". 

Desde el banco de inversión señalan que "más que una simple metáfora, una burbuja es una forma matemática distinta en la cual el crecimiento superexponencial causa una desviación de los fundamentos y una eventual corrección aguda. De todos los conceptos a tener presentes en 2018, este puede ser uno de los más importantes". 

Anders Nysteen, analista cuantitativo, ha indicado que "cuando analizamos la rápida subida de una acción, como Amazon, el precio de cotización sigue una línea recta. Esto indica un rápido aumento exponencial del precio, pero no extraordinario. Por el contrario, el precio del bitcoin ha seguido creciendo rápida y exponencialmente cada año desde 2015. En presencia de una burbuja, el riesgo de un desplome o al menos de una corrección importante aumenta significativamente". 

El año más importante en la renta variable

Las bolsas podrían estar en niveles récord, con un sentimiento excesivamente optimista en casi todos los frentes, pero esto no necesariamente apunta a una burbuja. Sin embargo, sí significa que es más probable una corrección y que los inversores deberían estar observando el precio en busca de crecimientos superexponenciales.

Peter Garnry, jefe de estrategia en renta variable, ha destacado que "para el primer trimestre, veremos un fuerte repunte de los precios y las expectativas, junto con una temporada de resultados empresariales probablemente muy buena. Esto nos lleva a pensar que las bolsas pueden subir más en el muy corto plazo, pero que, en la segunda mitad del primer trimestre, los datos macro comenzarán a decepcionar causando una corrección de las bolsas superior al 7%".

"La confianza de los inversores es excesiva. Sin embargo, muchos indicadores están en niveles elevados, algunos en un grado sin precedentes, lo que aumenta la probabilidad de un retroceso mayor de las bolsas en caso de que los datos macro decepcionen".

El rally del 'oro negro'

Con la OPEP y Rusia prometiendo mantener la producción limitada, las tres claves que probablemente determinarán el precio del petróleo en 2018 son la producción a precios más altos (especialmente de los productores de petróleo de esquisto de EEUU), el potencial de nuevas interrupciones en el suministro y el continuo fortalecimiento de la economía global.

Ole Hansen, jefe de estrategia en materias primas, ha comentado que "exceptuando cualquier trastorno geopolítico, el récord de 1.000 millones de barriles de petróleo largos que los fondos poseían a principios de 2018 podría plantear un desafío potencial al actual impulso alcista. Vemos riesgos de que durante los próximos meses los precios bajen y el crudo Brent caiga a 60 dólares por barril". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios