Poca exposición a títulos españoles

Las sicavs prefieren 'pescar' en Europa... y solo apuestan por dos valores del Ibex

El patrimonio de las sociedades de inversión de capital variable alcanza los 31.127 millones de euros, tras sufrir una caída del 0,57% en agosto. 

Gráfico pesca 22 de septiembre de 2018 sicavs
   

Las sicavs son uno de los grandes vehículos de inversión utilizados por las mayores fortunas de nuestro país para gestionar su patrimonio financiero. De hecho, empresarios famosos como Alicia Koplowitz, César Alierta, la familia Gallardo o March, Joaquín Del Pino o Sandra Ortega, por citar algunos de estos ilustres inversores, están detrás de las más grandes. 

El patrimonio de las sicavs en nuestro país alcanza los 31.127 millones de euros, tras reducirse un 0,57% en el mes de agosto, según datos de la consultora VDOS. Gran parte del descenso patrimonial viene explicado por el rendimiento negativo de las carteras, por valor de 2.215 millones de euros, como consecuencia de la mala evolución bursátil de los mercados. Pero, ¿en qué valores de la bolsa invierten las grandes de nuestro país?

Al contrario que pudiésemos pensar, los títulos del Ibex 35 o Mercado Continuo no copan sus carteras. Por ejemplo, Torrenova de Inversores, la mayor sicav con un montante de 1.306 millones, solo tiene un 7,69% de su patrimonio invertido en títulos 'nacionales' al cierre del primer semestre, 1,5 puntos menos que en el trimestre anterior. Bellver, la segunda más grande y también propiedad de la familia March, solo tiene ocho de cada cien euros en títulos españoles, 2,5 euros menos que en trimestre precedente. 

Si cogemos las ocho sicavs más grandes de nuestro país, se aprecia como la mayoría coinciden en invertir en una acción: ING. Cinco de ellas cuentan con títulos del banco holandés en su cartera y es un porcentaje muy significativo si tenemos en cuenta que la cuarta mayor sociedad de inversión de capital variable (Elitia Invest) solo invierte en fondos y no en acciones de manera directa. 

La sicav de César Alierta, Lierde, es el vehículo con más exposición al banco holandés al tener invertido un 2,13% de su patrimonio mientras que el porcentaje de Cartera Bellver es de un 1,2%. Aun así, los responsables de las cinco sicavs no estarán muy contentos, ya que el banco cae en torno a un 24% durante este año y es el tercer título más bajista del EuroStoxx 50. 

Junto al banco holandés, hay otros títulos que se repiten en al menos tres carteras de las ocho sicavs más grandes, como son Eon, Orange, Adidas, Santander y Naturgy (antigua Gas Natural). El banco presidido por Ana Botín es uno de los títulos con más peso en Lierde, al tener un 2% de su patrimonio invertido, a cierre del segundo trimestre. Por su parte, la sicav Gesprisa, propiedad de Palatchi (dueño de Pronovias), confía un 1,31% de su patrimonio a la marcha del mayor banco del Ibex 35.

Los gestores de la sicav están obteniendo frutos con las posiciones en Naturgy (antigua Gas Natural). La eléctrica es el segundo título que mejor se comporta en el Ibex 35 al avanzar un 19% en 2018. Al mercado parece gustarle el plan estratégico de la española hasta 2022, la modificación del nombre comercial y el renovado acuerdo de suministro de gas con Argelia. 

Junto a ING, hay otras tres cotizadas del EuroStoxx. Adidas, Eon y Orange se unen a las grandes apuestas de las sociedades de inversión de capital variable. La firma de moda deportiva está siendo la apuesta segura de los gestores al avanzar un 26% este año, apoyado por sus buenos resultados gracias a la celebración del Mundial de fútbol. Por ejemplo, la marca superaba los ocho millones de camisetas que se vendieron en el torneo en Brasil hace cuatro años. 

Orange cotiza con caídas del 5% durante este año y evidencia la debilidad que vive el sector de las 'telecos'. Recientemente, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, salía al paso de las caídas que vivía la española y las justificaba en que los inversores "ven el crecimiento en otros sectores". Por su parte, Iván San Félix Carbajo, analista de Renta 4, ha señalado que "se está penalizando absolutamente todo, cosas propias y cosas del sector, que es un sector que no es de crecimiento" y cuyo servicio "es deflacionista de por sí"

El acuerdo de Eon con RWE ha tenido el respaldo del mercado. La segunda escinde su unidad Innogy tras el acuerdo con su rival, por lo que se centrará en la distribución y la primera en la generación de energía. Un intercambio (de gran dimensión) que ha tenido un gran sentido estratégico ya que el consenso de mercado recomienda 'comprar' sus acciones. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios