Tocó mínimos de 2017

El Brent recupera los 60 dólares pese a la fuerte volatilidad en las últimos sesiones

La desaceleración de los emergentes, la guerra comercial o el incremento de la producción, entre los factores que explican la caída

El Brent ve peligrar los 59 dólares

Suma y sigue en el castigo al petróleo. El barril de Brent a visto peligrar el nivel de los 58 dólares, que ha llegado a perder en algunos momentos a lo largo de la sesión de este jueves, aunque finalmente ha cerrado cerca de la barrera de los 60 dólares. El crudo de referencia en Europa se recupera después de tocar su nivel más bajo desde el 1 de septiembre de 2017, a causa de la enorme incertidumbre existente a nivel global.

La corrección afecta también ha afectado al West Texas (WTI), que ha llegado a perder la cota de los 50 dólares por barril, con un retroceso en torno al 1% (hasta los 49,80 dólares). Aunque finalmente, ha cerrado una subida hasta los 51 dólares.

Las tensiones geopolíticas entre los productores, las dudas en torno a si el G20 servirá realmente para que China y EEUU limen asperezas y rebajen su guerra comercial, sumadas a los datos de desaceleración económica a nivel global y, en particular, en los mercados emergentes están generando una enorme de tensión que presiona a la baja al oro negro.

El mismo hecho de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, admitiese anoche que el banco central pisará el freno en su política agresiva de subida de los tipos de interés en EEUU constata que la desaceleración económica es un hecho y desde firmas como Credit Suisse se interpreta como una evidencia más del fin de ciclo. 

Las referencias son muchas y el mercado está despistado, tanto que en opinión de Victoria Torre, de Selfbank, "el castigo al petróleo está siendo excesivo". El precio debería estar por arriba y, de hecho, si se eliminan algunas de las incertidumbres actuales es muy posible que así suceda. 

Los inversores ven cada vez más fisuras entre los países de la OPEP, que tienen previsto reunirse el próximo 6 de diciembre, lo que hace que pierdan poder de negociación. A esto se suma la posibilidad de que Estados Unidos puede dar un golpe sobre la mesa para poner fin a las prácticas de monopolio del petróleo de las que hace uso el cártel. Para ello, el gobierno de Donald Trump podría contar incluso con el respaldo de los demócratas.

Ahora en Portada 

Comentarios