Martes, 11.12.2018 - 06:23 h
España pretende retirarlos

Las autopistas de peaje europeas dicen ahorrar 12.000 millones a los gobiernos

La actividad concesional da trabajo a 50.000 personas y genera más de 5.000 millones de euros al año con el IVA, afirma la asociación.

Imagen de un peaje de autopista.
Imagen de un peaje de autopista.

La Asociación Europea de Autopistas de Peaje (Asecap) cifra en 12.000 millones de euros anuales la inversión que hacen las concesionarias para mejorar, ampliar, operar y mantener las redes de autopistas, un importe que gracias al peaje, señala, los gobiernos pueden destinar a otros fines.

Según la asociación, cuyos miembros acumulan una red de 52.000 kilómetros de autopistas de pago, la actividad concesional de peaje da trabajo a 50.000 personas, sin incluir los empleos indirectos, y genera más de 5.000 millones de euros al año con el IVA. En concreto, las concesionarias desembolsan cada año 7.000 millones de euros en inversiones y 5.000 millones de euros en operar y mantener.

Además, la actividad de peaje genera un retorno fiscal en términos de IVA o de IRPF y se calcula que, vía fiscal, el Estado recupera cerca del 50 % de lo que se ingresa a partir de peajes.

En términos de seguridad vial, de 2001 a 2016 la tasa de mortalidad disminuyó un 64% en la red de peaje, ha apuntado Asecap, que ha añadido que el contrato de concesión permite que se pueda hacer de inmediato la infraestructura garantizando su mantenimiento, con independencia de los presupuestos públicos.

El caso de España

En España, la red actual de autopistas proporciona 1.000 millones de euros al año en retorno fiscal y ahorro de gastos de conservación. Del total de la red, 3.307 kilómetros corresponden a las autopistas de peaje.

El anuncio del Ministerio de Fomento de eliminar los peajes de las autopistas una vez que expire su concesión ha abierto un debate sobre el modelo de financiación de las vías de alta capacidad que, en la gran mayoría de los países europeos de nuestro entorno, incorporan también sistemas de pago. En Europa, la mayoría de los países ha apostado por el peaje en las autopistas, es el caso de Francia, de Italia, de Portugal o de Alemania.

En España, el fin de los peajes en las concesiones próximas a finalizar afectará en primer lugar a la autopista AP-1 que une Burgos y Armiñón y cuya concesión termina el próximo 30 de noviembre. Le seguirá la AP-7 entre Alicante y Tarragona, y la AP-4 que conecta Sevilla y Cádiz, en diciembre de 2019.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios