Viernes, 29.05.2020 - 23:58 h
Términos del Covid-19

De ERTE a desescalada: las palabras que hemos aprendido con la crisis sanitaria

Metáforas bélicas, palabras con toque humorístico... Un repaso al nuevo vocabulario que hemos incorporado con la pandemia del coronavirus en España.

Palabras coronavirus/Pixbay
Palabras coronavirus/Pixbay

La crisis económica iniciada en 2008 nos dejó una amplia gama de palabras que todavía conviven con nosotros. Desaceleración, deshaucio y precariedad son alguno de estos vocablos. La terrible situación actual, ahora sanitaria, nos dejará otra serie de palabras que -al menos hasta ahora- están en nuestro léxico.

Confinamiento, pandemia, estado de alarma, desescalada, ERTE, EPI... La situación provocada por la crisis sanitaria nos está enseñando el significado de numerosas palabras que no empleábamos en nuestra vida diaria, e incluso algunas ni conocíamos. Pero también nos deja nuevas incorporaciones, neologismos, que han circulado como la pólvora por las redes sociales. A continuación, un repaso a alguna de ellas.

Desescalada

Sirve para hacer referencia al retraimiento de la pandemia, es decir, a la aplicación de medidas más suavizadas a las actuales por parte del Ejecutivo. En los últimos días, se ha disparado su uso después de que Pedro Sánchez lo popularizara en una de sus intervenciones.

La RAE, por su parte, no recomienda el uso del vocablo para evitar las traducciones del inglés: "Lo recomendable es evitar estos calcos del uso del inglés -to escalate- y emplear "aumentar" o "intensificar" en lugar de "escalar" y "reducir", "disminuir" o "rebajar" en vez de "desescalar", apuntó el organismo en Twitter.

Pandemia

Una pandemia es una enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región. Hasta entonces, estábamos acostumbrados a que fueran otros los que la padecieran, pero ahora forma parte de nuestro presente y lo hará en nuestro futuro más próximo.

Confinamiento

Reclusión forzosa, quedarse en casa de forma obligada. Hasta ahora, cuando se hablaba de ello, se relacionaba con un castigo político. Probablemente, después de esta pandemia se use cuando alguien tenga una obligación que requiera concentración o, simplemente, quiera desaparecer.

Curva

Antes de la pandemia conocíamos muchas formas de uso: la curva de una carretra, la curva de la felicidad... Ahora, bajo este contexto, se usa para hacer referencia al número de contagios. El objetivo: aplanar la curva, es decir, ralentizar la propagación del coronavirus.

Asintomático

Hace referencia a aquellos pacientes que no presentan ningún tipo de síntoma de coronavirus, aún cuando estos tengan la enfermedad. Se trata, por tanto, de casos positivos de personas que pueden infectar a otras personas de coronavirus, pero simplemente no presentan ningún síntoma.

ERTE

Un ERTE es una suspensión temporal de los contratos o una reducción de la jornada si las circunstancias lo exigiesen. Durante esta crisis, son muchas las empresas que han adoptado esta medida para salvar la situación económica de su empresa.

Estado de alarma

Se trata de un régimen excepcional que se declara bajo situaciones que alteren de forma grave la normalidad. El estado de alarma viene recogido en el artículo 116.2 de la Constitución española. Tiene que ser declarado por el Gobierno, siendo la autoridad competente y mediante decreto acordado por el Consejo de Ministros y dando cuenta al Congreso de Diputados.

De "confitamiento" al lenguaje bélico

También hay espacio para el humor. Además desescalada, a través de las redes sociales se han popularizado otros términos. Confitamiento, policía de balcones, balconazis son algunas variantes que han surgido con las palabras más comunes.

En el discurso político, incluso, se han impuesto las metáforas bélicas para describir el panorama actual.  Algunos gobernantes resaltan la necesidad de una unión de toda la ciudadanía ante un enemigo común. Pedro Sánchez, y su homólogo francés, Emmanuel Macron, usan sin reparo la palabra "guerra" para referirse a la pandemia. Otros, como Ángela Merkel, ha rechazado el lenguaje bélico para referirse al virus.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING