Prestación por jubilación

¿Se pueden cobrar dos pensiones a la vez de dos países diferentes?

Si una persona ha trabajado en varios países puede generar el derecho a la pensión de jubilación en todos ellos, pero los ingresos que se percibirán dependerán de los convenios firmados con España.

La cuantía de la pensión mínima de jubilación varía en función de la situación personal del beneficiario.
¿Se pueden cobrar dos pensiones a la vez de dos países diferentes?
Canva.

Trabajar en varios países es una opción cada vez más habitual gracias a la globalización. Los trabajadores que opten por desarrollar parte o toda su carrera laboral en el extranjero deben tener en cuenta su jubilación y planificar cuál será la pensión a la que tendrán derecho si se retiran profesionalmente en España. Esta cuestión siempre es importante, pero en estos casos especialmente para poder computar todos los períodos cotizados. Pero, ¿cómo repercuten las cotizaciones en el extranjero? ¿Se pueden cobrar dos pensiones de dos países diferentes a la vez?

Las respuestas varían según si los países en los que se ha trabajado tienen firmados convenios con España o no y del importe total de cada pensión. En primer lugar, en el momento de jubilarse el trabajador deberá solicitar la pensión en el lugar de residencia de ese momento o donde se haya realizado la última actividad, en el caso de España a través de la Seguridad Social. A su vez el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) se pone en contacto con las diferentes instituciones de los países en los que se alegue haber cotizado para que estudien su derecho a la pensión. 

En caso de que exista convenio entre los países en que se haya trabajado, cada país donde haya cotizado realizará dos cálculos para determinar la cuantía. Por un lado se calcula la pensión que tendría el trabajador en cada país si se computan todos los períodos cotizados en todos países trabajados. A partir de ese importe, el país ajusta la cuantía para que refleje el tiempo realmente trabajado en ese territorio, es decir, es la llamada prestación prorrateada. 

Al mismo tiempo, si el trabajador ha cotizado el período mínimo que exige un país, con independencia de otros períodos en otros países, esa administración calculará la pensión nacional que le corresponde, se denomina la prestación independiente. Tras realizar ambos cálculos se compara la prestación independiente y la prorrateada, de manera que el trabajador tendrá derecho a la de mayor cuantía. 

De esta manera, si la prestación prorrateada es la más alta, el beneficiario recibirá dos pensiones a la vez de países diferentes. Cada país que concede la pensión la ingresará en la cuenta bancaria que se haya indicado. 

Este método para calcular la pensión y determinar que cuantía corresponde se aplica entre los países de la Unión Europea y también se incluyen Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza. Entre todos ellos los sistemas de la Seguridad Social están coordinados. Pero, además, España tiene firmados convenios bilaterales en materia de Seguriadad Social con cerca de 20 países, entre otros  Australia, Estados Unidos o China, en los que en caso de trabajar en esos países se utiliza el mismo método para determinar la cuantía y las compatibilidades de la pensión.

No obstante, hay que tener en cuenta que en el caso de Canadá, Chile, EEUU, Filipinas, Marruecos, México y Venezuela, los convenios firmados determinan que la prestación prorrateada solo se calcula cuando no se ha generado el derecho a la pensión nacional. 

Países sin convenio bilateral con España

Por otra parte, si el trabajador ha cotizado en otro país sin convenio bilateral podrá percibir dos pensiones a la vez. Por un lado podrá obtener la española, siempre que cumpla los requisitos, y, por otro lado, deberá tramitar la pensión a la que tenga derecho en otro país, ajustándose al procedimiento exigido. 

En estos casos, cada administración decidirá si se aplica la jubilación nacional y si se envía al país de origen o si se deberá recibir en el país trabajado. 

La inexistencia de convenio es cuestión es importante si el trabajador no cuenta con el período mínimo exigido en cada uno de los países, ya que no obtendría ninguna pensión. Así, por ejemplo, si en España solo ha cotizado 10 años, cuando el período mínimo son 15, no podrá acceder a la pensión de jubilación, pese a que los años cotizados en otro país sumen 15 o más.

Mostrar comentarios