Viernes, 06.12.2019 - 04:22 h
Alerta en el mercado laboral

Sánchez 'echa tierra' sobre el mal dato del paro con la exhumación de Franco

La 'operación' del dictador acaparó todos los focos, mientras el mercado laboral revivía los fantasmas de la crisis con los peores datos desde 2012.

hogares paro
 

Pedro Sánchez dirigió ayer los focos de más de un centenar de medios de comunicación nacionales e internacionales hacia el Valle de los Caídos y el cementerio de El Pardo-Mingorrubio. Con su decisión de sacar los restos del dictador Francisco Franco de la basílica de Cuelgamuros, donde yacía desde hace 44 años, el presidente en funciones no solo marcó en rojo en el calendario el 24 de octubre de 2019 como una fecha que pasará a la historia de España, sino que logró desviar la atención pública de un mercado laboral que empieza a revivir los peores fantasmas de la crisis con datos tan demoledores como este: más de un millón de hogares sobreviven con todos sus miembros activos en el paro.

A las nueve de la mañana, una hora y media antes de la hora prevista por Moncloa para que diera comienzo la exhumación, traslado y posterior  reinhumación del dictador, el Instituto Nacional de Estadística (INE) daba a conocer la peor Encuesta de Población Activa (EPA) de un tercer trimestre desde el año 2012. Al mismo tiempo, también a las 09.00 horas, empezaba la retransmisión oficial desde la basílica del Valle de los Caídos ofrecida en régimen de 'pool' por TVE. Con ella arrancaban todos los directos en cadenas de televisión, emisoras de radio y medios digitales. 

El despliegue mediático –se acreditaron 500 periodistas de 150 medios de comunicación de todo el mundo– era tan máximo como la expectación pública ante el gran hito del mandato de Pedro Sánchez. Tanto que los datos de la EPA quedaron relegados a un segundo plano en una jornada casi exclusivamente centrada en Franco. Aquí, un resumen: este verano bajó el paro y subió la ocupación, pero en ambos casos lo hizo con menor intensidad que en el mismo periodo de los últimos siete años. 

En concreto, entre julio y septiembre el paro apenas se redujo en 16.200 personas respecto al trimestre anterior, diez veces menos que un año antes (a estas alturas de 2018 se registraban 164.100 parados menos) y el empleo solo creció en 69.400 ocupados, casi tres veces menos que hace un año, cuando se crearon 183.900 empleos en el tercer trimestre. El resultado: sigue habiendo 3.214.400 desempleados y el número de hogares con todos sus miembros activos en el paro vuelve a superar el millón (1.010.000), con zonas especialmente afectadas como Andalucía (283.600), Cataluña (119.800) y la Comunidad Valenciana (112.200).

hogares paro
 

Los datos son peor de lo que esperaban analistas como el presidente de IMF Business School, Carlos Martínez, quien habla directamente de "descalabro". A su juicio, en esta EPA "no hay nada salvable, ni siquiera el récord de contratos indefinidos". Y lo peor, dice, está por venir. "En el cuarto trimestre la tasa de paro volverá a subir por encima del 14% y, dependiendo del resultado de las elecciones generales del 10 de noviembre y de las políticas que se apliquen después, el bache que atraviesa el mercado laboral puede convertirse en un socavón", advierte. 

Pero mientras saltaban las alarmas en las casas de análisis por el frenazo del mercado de trabajo, en el Palacio de la Moncloa Sánchez centraba toda su atención en el proceso de exhumación del dictador, que siguió minuto a minuto desde su despacho. Desde allí realizó una declaración institucional, apenas una hora después de que se trasladasen los restos del caudillo a Mingorrubio. Pasadas las tres de la tarde, el presidente del Gobierno en funciones no había hecho ni una referencia al peor dato de paro y empleo de los últimos siete años. Tampoco en su cuenta de Twitter, donde sí colgó varios vídeos de su comparecencia sobre Franco.

El silencio de Sánchez no pasó desapercibido para Pablo Casado. El líder del PP, que está centrando gran parte de su precampaña en lanzar advertencias sobre la economía, acusó al candidato socialista de "hacer coincidir los datos de EPA con otras cuestiones", en alusión, sin citarla, a la exhumación de Franco. En un acto en Valencia de Don Juan (León), aseguró que dicha coincidencia "no es por casualidad", y llegó a afirmar que para estas "cuestiones" se "han desplegado todo tipo de medios audiovisuales, probablemente los que merecerían estas cifras tan preocupantes que hoy conocemos de destrucción de empleo".

Quienes sí valoraron los datos del INE fueron las ministras de Trabajo, Magdalena Valerio, y Hacienda, María Jesús Montero. Se centraron en la tasa de paro y destacaron que ha bajado del 14% por primera vez en la última década. Por su parte, la secretaria de Estado y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva, indicó que el mercado laboral sigue mostrando un "notable dinamismo" y que se sigue creando empleo "en línea con la madurez del ciclo". Sí coincidieron las responsables del área económica del Gobierno en que queda mucho por hacer. Poca complacencia, por tanto, a solo diez días de que arranque la campaña oficial y a poco más de dos semanas de que se repitan las elecciones generales.

Un 'palo'... en el peor momento

Los datos conocidos ayer "son un palo para el Gobierno", considera Martínez, quien recuerda que el momento que atraviesa la economía española no es nada halagüeño: "Todavía crecemos al 2%, pero la situación es compleja por causas tanto externas como internas que son incógnitas de consecuencias impredecibles". Se refiere a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, al Brexit y a la crisis en Cataluña, entre otros factores que están impactando en la confianza y el consumo.

A Sánchez todavía le queda un examen en materia laboral antes de las elecciones. El presidente en funciones no olvida que la economía da y quita votos y por eso mira ya al próximo 5 de noviembre, cuando el Ministerio de Trabajo dará a conocer los datos de paro y afiliación a la Seguridad Social de octubre, con la campaña electoral oficial ya iniciada. Como dato, así es la tendencia histórica: en este mes suele crecer la ocupación, pero también el desempleo porque crece la población activa, mientras se pierde mucho empleo estacionalizado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING