Máximo porcentaje de los ingresos

Cuánto dinero se puede endeudar una persona: este es el porcentaje límite

Antes de conceder un préstamo o un crédito, los bancos toman en cuenta una serie de numerosas variables para asegurarse de que el solicitante tiene los recursos y la capacidad de pagar lo que le toca.

Deudas pendientes, dinero, préstamos
Deudas pendientes, dinero, préstamos
©[Doucefleur] a través de Canva.com

La variable más importante para los bancos al momento de decidir si realiza un préstamo o no es la garantía de poder recuperar su dinero. Si un ciudadano tiene intenciones de endeudarse con el banco, este tiene la costumbre de comprobar su solvencia, habitualmente mediante la solicitud de una justificación del nivel de ingresos, el tipo de contrato laboral y la antigüedad en la empresa, antes de realizar una oferta en firme. 

Otro factor que deben considerar las entidades bancarias es la capacidad de endeudamiento que tiene cada solicitante. Por eso suelen revisar si tienen otras deudas y créditos que ya están pagando, como lo sería una financiación para pagar estudios universitarios o un coche nuevo. 

Todo se toma en consideración como una suma, dado que la mayoría de los bancos recomiendan que las deudas no superen un porcentaje de los ingresos de entre 30% y 35%. Por eso también revisan los informes de riesgo de los solicitantes, disponibles en la central de información de riesgos del Banco de España (CIRBE), que recoge los datos de todas las personas con un préstamo, crédito o tarjeta de crédito por un importe superior a 6.000 euros en una misma entidad.

Tener ahorros

Los bancos valoran muy positivamente que las personas que les piden crédito dispongan de algunos ahorros, de suma importancia para demostrar la capacidad de administración y de poder cubrir gastos relacionados a las operaciones que deben afrontar solas. Es un aspecto especialmente importante, dado que no se suele conceder más del 80% del valor de tasación de la vivienda.

Antes de contratar un préstamo, una idea prudente es revisar las opciones y condiciones que ofrecen los diferentes bancos y seleccionar las que parezcan más favorables antes de solicitar más información. Se pueden encontrar muchos datos en las páginas de cada entidad y existen varios simuladores que pueden ayudar a comparar las ofertas.

El Banco de España ofrece un número de herramientas para facilitar esta tarea, como un comparador de intereses y comisiones y varios simuladores para la cuota de la hipoteca o de un préstamo personal, el importe de los intereses, la fecha para terminar de pagar la tarjeta de crédito y otras variables.

Mostrar comentarios