Propuesta a Bruselas

Los 7 impuestos que subirán, según el plan de recuperación del Gobierno

En el documento remitido a la Unión Europea, el Ejecutivo incluye una revisión de la fiscalidad sobre el patrimonio, peajes, la gravación de emisiones y automóviles, nuevas tasas a residuos, plástico...

Dinero, monedas, euros
Plan de recuperación: la subida de impuestos que ya prepara el Gobierno
©️[MarianVejcik] a través de Canva.com

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Este será, básicamente, el leitmotiv de la economía española los próximos años. Hablamos del documento enviado a Bruselas hace justo una semana -que el Gobierno tuvo a bien publicarlo el miércoles pasado- y que incluye una batería de más de centenar de reformas e inversiones para poner en marcha los fondos europeos. 

El objetivo es claro: generar nuevos ingresos que llenen las arcas del Estado y que en 2023 la crisis económica provocada por la pandemia sea solo un mal recuerdo. Para entonces, el Gobierno espera que con unas cuentas prácticamente saneadas, pueda acometer la reforma fiscal en la que Hacienda lleva años trabajando, pero que se ha retrasado por la pandemia. Esta podría suponer hasta 5.000 millones de nuevos ingresos. 

Con todo, la eliminación ciertos beneficios fiscales quedará aparcada para dentro de dos años. Mientras, las medidas que empezarán a llegar este mismo 2021 tienen que ver con la subida de impuestos. Muchos de ellos se enmarcan dentro del proceso de consolidación de la fiscalidad ambiental y del impulso por la economía verde.

Impuestos sobre el diésel 

El Gobierno ha enmarcado la subida de los impuestos sobre el diésel al anunciar la revisión de "las bonificaciones existentes en la actualidad en algunos carburantes empleados en automoción". Lo que supone una referencia explícita al gasóleo. 

A finales del pasado año, la numero dos del Ministerio de Hacienda, Inés Bardón, argumentó que el impacto económico de esta medida sería poco relevante, ya que se traducirá en un encarecimiento mensual de 3,45 euros de la siempre gravosa operación de llenar el depósito en el caso de los vehículos alimentados con gasóleo no profesional. 

Impuestos de circulación y matriculación 

El plan de recuperación también incluye la revisión de los impuestos de circulación y matriculación para ajustarlos a estándares ambientales. Esto supondrá subidas a los vehículos que se cataloguen como más contaminantes. Se espera que llegue en 2022.

Impuesto a los billetes de avión

Otro de los medios por los que el Gobierno espera generar ingresos nuevos es mediante un impuesto específico a los billetes de avión. Así, aquellos que utilicen este medio de transporte se verían afectados por una tasa que tiene como objetivo desincentivar este medio para apostar por otros más sostenibles. 

No es la primera vez que se pone sobre la mesa esta tasa verde. La medida fue lanzada por el Gobierno justo antes de que estallase la pandemia, pero la delicada situación del sector turístico durante el pasado año aparcó este impuesto... hasta ahora.

Peajes 

Dentro del plan de recuperación, desde Moncloa esgrimen que los costes de conservación de la red de carreteras "es creciente", por lo que, dice, "no es posible que sean asumidos de manera directa por los recursos presupuestarios". Dicho de un modo más sencillo: se espera que se impongan peajes en todas las autovías del país en 2024. 

La idea es también dar respuesta a los dos principios en los que se basará a partir de ese momento la utilización de carreteras: "quien contamina paga" y "el que usa, paga". Además, en estos próximos años, el Gobierno prevé llevar a cabo una campaña de "concienciación y sensibilización" sobre los transportistas y la población en cuanto a la necesidad de ejecutar esta medida.

Desde la Asociación de Empresas de Conservación y Explotación de Infraestructuras (Acex), defienden que un peaje de entre 3 y 5 céntimos de media sería suficiente para acabar con el déficit de 8.000 millones que ya acumula la conservación de las carreteras.

Impuestos sobre plásticos y residuos

Antes de que finalice el año el Gobierno se compromete a aprobar la ley reguladora de los impuestos sobre plásticos y residuos, primer hito en un proceso de consolidación de la fiscalidad ambiental. 

Aire acondicionado, electrodomésticos... 

Para el próximo año también se espera aprobar la reforma del impuesto sobre gases fluorados. Este grava por ejemplo el líquido que se utiliza en algunos sistemas de aire acondicionado o en algunos electrodomésticos como los frigoríficos. 

Impuestos sobre el patrimonio

"Armonización de la tributación patrimonial". Así lo recoge también el plan de recuperación, que supondrá revisar los gravámenes a las rentas altas. En este punto habla además de una homogeneización de impuestos autonómicos: "aplicar de forma más coordinada la fiscalidad sobre la riqueza entre los distintos territorios para garantizar un nivel de imposición mínimo y coordinado, evitando la competencia fiscal perjudicial entre comunidades". 

Mostrar comentarios