Medida del 'Plan de Recuperación'

El Gobierno elevará la base máxima de cotización: cómo afectará a la pensión

El periodo de cálculo se adaptará progresivamente a las nuevas carreras laborales desde 2023 y el nuevo RETA se desplegará a mediados de 2022.

Por que no he cobrado el paro
El Gobierno elevará la base máxima de cotización: cómo afectará a la pensión
©️[nder7] a través de Canva.com

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno ya se encuentra en manos de Bruselas. Dentro del texto, más de un centenar de reformas e inversiones para dar salida a los fondos de la Unión Europea, así como para llenar las arcas del Estado y rebajar el déficit. Así, la reforma de las pensiones, el nuevo sistema cotización de los autónomos por ingresos reales, la reforma fiscal, nueva red de peajes, son algunas de los puntos claves del documento. 

En este sentido, el Gobierno propone aprobar la elevación gradual de la base máxima de cotización, acompasada de una adaptación a la misma de la pensión máxima, antes de que termine el año 2022. Eso sí, su implementación abarcará las próximas tres décadas. 

Esta medida, especifica el documento, se discutirá en el marco del diálogo social, afectará a todos los trabajadores y pensionistas del sistema, y "no se prevén impedimentos relevantes" para sacarla adelante. "La adaptación del sistema requiere de una adecuación gradual de las bases de cotización máxima que deberá ser concurrente con una modificación de la pensión máxima para no alterar la naturaleza contributiva del sistema. Que la evolución de las bases máximas se acomode a una senda muy gradual y conocida de antemano permite además adaptarse a los agentes económicos adecuadamente", expone el Gobierno.

Bases máximas de cotización

Conocemos a las bases de cotización como las aportaciones mensuales a la Seguridad Social, que sirven para financiar las prestaciones de desempleo o las de jubilación. 

En el caso de los trabajadores por cuenta ajena, la empresa es quien se encarga de ingresar esas cotizaciones en la Seguridad Social (ya sea las del trabajador, como las que hace en su propio nombre). Al empleado se le retiene un porcentaje del salario bruto mensual, del cual una parte la paga el propio trabajador y otra la compañía.

Así, ya que las bases de cotización se tienen en cuenta para calcular las pensiones, cuanto más altas sean, mayor será la prestación de los beneficiarios. Aunque es importante saber que no se contabiliza todo el salario, ya que si se tiene un sueldo superior a la base máxima, se cotiza por dicha base. En este supuesto la cuantía queda topada. Por ejemplo: actualmente, la base máxima de cotización es de 4.070,10 euros. Aunque un trabajador tenga un sueldo mensual superior a este importe, su base de cotización seguirá fijada en esos 4.070,10 euros. 

Cómo afecta a la pensión

Por tanto, si se incrementan las bases de cotización, lo lógico sería pensar que en el cálculo de la pensión se eleve también la base reguladora y así el total de la prestación que recibe el trabajador.

Eso sí, recordemos que la pensión máxima no se va a elevar, según los planes de Escrivá. Por tanto, en muchos casos, esa subida de las bases de cotización, no supondrá una mejora en la pensión de jubilación. 

Mostrar comentarios