Viernes, 15.11.2019 - 10:41 h
Venta del edificio de Castellana, 19

El cambio de Gobierno frena la mayor venta inmobiliaria del Estado desde 2015

Hacienda paraliza el acuerdo de venta de la antigua sede de la CNMV al Consorcio de Compensación de Seguros y deja la decisión al equipo de Montero

Foto Castellana 19 antigua sede de la CNMV
El cambio de Gobierno ha paralizado la operación de venta por parte del Estado de la antigua sede de la CNMV, ubicada en Castellana, 19 / Google Maps

Iba a ser la mayor operación inmobiliaria del Estado desde el año 2015, pero el repentino cambio de escenario político y la apresurada conformación de un nuevo Ejecutivo socialista la han paralizado por completo a la espera de una decisión definitiva sobre el asunto por parte del nuevo equipo del Ministerio de Hacienda. Antes de esto, el acuerdo era total. La Dirección General de Patrimonio había pactado las condiciones y el precio de la transferencia al Consorcio de Compensación de Seguros de la antigua sede de la CNMV, el centenario edificio ubicado en Paseo de la Castellana, 19, que constituye una de las joyas inmobiliarias del patrimonio del Estado, según aseguran a La Información fuentes del anterior equipo de Hacienda. 

Estas mismas fuentes aseguran que Hacienda y el Consorcio de Compensación de Seguros, una vez cerrado el acuerdo, se disponían a iniciar los trámites administrativos para formalizar la venta del inmueble, y que la situación generada con la moción de censura ha aconsejado a las partes paralizar cualquier trámite a la espera de que sea el nuevo equipo de Hacienda, dirigido por la recién nombrada ministra María Jesús Montero, el que tome la última decisión sobre la operación.

La venta de la antigua sede de la CNMV era una vieja aspiración del Ministerio de Hacienda, que lo incluyó dentro del plan de ventas de activos inmobiliarios estatales - bautizado como Programa para la puesta en valor de los activos inmobiliarios del Estado- activado en 2013 para exprimir al máximo cualquier posibilidad de extraer ingresos que permitieran aliviar la por entonces crítica situación de las arcas públicas.

El programa no llegó a cumplir los objetivos que se habían previsto. Según una información publicada recientemente por El País, a partir de información obtenida de Transparencia, a finales de 2017 - se supone que el programa de ventas debía sustanciarse en 2015- el Estado sólo había logrado colocar un 43% de los más de 15.000 activos inmobiliarios (inmuebles, solares, fincas rústicas...) puestos a la venta, obteniendo con ello 886 millones de euros.

El centenario palacete que albergó la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) hasta 2010, y sin uso desde entonces, se 'vendió' desde el principio como uno de los activos estrella de ese plan. Situado en plena zona 'prime' madrileña y con una superficie construida de 5.827 metros cuadrados, Hacienda veía el edificio como uno de sus activos con "mejor mercado". Desde el Gobierno se hizo lo posible para incrementar su atractivo y se consiguió que el Ayuntamiento de Madrid modificara su calificación urbanística que pasó de dotacional para servicios colectivos relacionados con la Administración Pública, es decir, restringida al uso de organismos públicos, a residencial, lo que abría el mercado a los posibles inversores privados interesados en el inmueble. En la última valoración pública del edificio, que se realizó en 2010, se le atribuía un valor de mercado de 28,7 millones de euros, que con toda probabilidad se habrá incrementado de manera significativa en los últimos años.

Un cambio, no obstante, que no terminó de ser firme y cuya incertidumbre posiblemente ha retrasado la puesta del inmueble en el mercado, como reconoció en una nota el propio Ministerio de Hacienda. 

¿Otra joya para la cartera del Consorcio de Compensación de Seguros?

El Consorcio de Compensación de Seguros es una entidad pública empresarial del Estado, adscrita al Ministerio de Economía, que tiene encomendadas, entre otras funciones, la cobertura de los daños catastróficos y otros hechos extraordinarios, o de los riesgos asociados al seguro obligatorio de automóviles, al seguro agrario combinado y a la liquidación de entidades aseguradoras.

Y al margen de todo esto tiene un importante patrimonio inmobiliario "propio y distinto del Estado", según se encarga de subrayar el organismo en su página de presentación, que está integrado por inmuebles destinados a oficinas principalmente en Madrid y Barcelona, que tiene un valor estimado de 271 millones de euros, según las últimas cuentas de la institución (2016) y que le generan anualmente cerca de 20 millones de euros al año en ingresos.

En su portfolio figuran ya hasta siete edificios ubicados en el eje de la Castellana a los que el Consorcio pretendía incorporar la antigua sede de la CNMV, según las fuentes consultadas. La operación, ahora en suspenso, se enmarca en un proceso de reactivación de la actividad del Estado en los mercados inmobiliarios al calor del buen momento del sector y que también ha llevado al Gobierno a poner de nuevo en marcha la operación de venta del edificio del Parque Móvil del Estado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios