Compatible con el bono social

Portugal pagará parte de la factura de la luz de las familias en el confinamiento

El Gobierno de Portugal asumirá el pago del 10% de la factura de todas las familias durante el nuevo confinamiento. Se espera que el consumo suba por el hecho de estar en casa y las bajas temperaturas.

El Gobierno portugués toma medidas para reducir el coste de la factura de la luz.
El Gobierno portugués toma medidas para reducir el coste de la factura de la luz.
Canva.

La factura de la luz es una de las protagonistas del inicio de 2021. Justo con la llegada a España de la nieve y las bajas temperaturas récord de la borrasca Filomena, el precio de la luz se disparó un 27%. El recibo alcanzó su segundo coste más alto en la historia, con una cifra de 16,81 céntimos por kilovatio hora (kWh) el viernes 7 de enero, dando lugar a una factura media de 80,71 euros.

Esto ha provocado la queja de los consumidores y de organizaciones como Facua, quienes reclaman una bajada del precio mayorista de la electricidad. Incluso en el seno del Gobierno de España se ha producido un 'choque' entre los ministros de Podemos y Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica. La propia Irene Montero, ministra de Igualdad, cargó contra la subida de la luz e indicó que "el Gobierno debe dar respuesta".

En este sentido, el Gobierno se comprometió a trabajar para abaratar el recibo de la luz, pero descartó una rebaja del IVA. Un compromiso sin fecha y muy diferente del adoptado por el Gobierno de Portugal. En el país vecino, el Estado pagará parte de la factura de la luz durante el nuevo confinamiento, que en principio durará un mes.

Según informa el diario económico 'Observador', el Gobierno luso pagará cerca del 10% de las facturas de electricidad de todas las familias del países. Esta medida extraordinaria entró en vigor el 1 de enero y tendrá un coste estimado de entre 20 y 25 millones de euros.

De este modo, el Ejecutivo da seguimiento una propuesta de la diputada Mariana Silva, del Partido Ecologista "Los Verdes" (PEV), quien pidió esta medida en una reunión que mantuvo con el primer ministro António Costa el pasado sábado.

Rebaja compatible con el bono social eléctrico

Esta ayuda en la factura eléctrica beneficiará a los cerca de seis millones de consumidores domésticos. Asimismo, será compatible con el bono social eléctrico luso, que de por sí supone un descuento del 33% en el recibo. El objetivo es reducir el precio de la factura derivado del mes de confinamiento y de las bajas temperaturas en invierno.

Mostrar comentarios