Sábado, 07.12.2019 - 02:45 h
Más de 30 millones de discrepancia

Las cuentas no le salen al capital riesgo... y va a la guerra contra las estadísticas

La patronal Ascri logra para su lista de éxitos las rondas de firmas como Kantox o Cabify, pero no lo ha conseguido para otras como Spotahome.

Equipo fundador de Spotahome.
Equipo fundador de una de esas 'emigradas'. / Spotahome

En el último lustro muchas de las principales startups españolas han decidido emigrar. Colocan su sede en Reino Unido o Estados Unidos por exigencia de los inversores o por las facilidades en la regulación, aunque mantienen su ADN español y buena parte de su equipo aquí. Ahora, esas compañías reciben millones de euros en financiación de fondos nacionales e internacionales… que no siempre cuentan para las estadísticas del país. La patronal Ascri pelea startup a startup para conseguir que las rondas firmadas por las emigradas sean ‘españolas’.

Entre las sedes elegidas por estas compañías para colocar su matriz despuntan dos: Londres y Delaware (Estados Unidos). En el caso de la capital británica, están firmas como Kantox, Ebury o Digital Origin, cuyos equipos principales están en España pero su sede está allí por motivos regulatorios en el sector ‘fintech’. Otros como Spotahome, Audiense, Fon o Jobandtalent.

¿Y en Delaware? Trasladar la sede de la matriz al estado norteamericano suele ser exigencia de los fondos de aquel país, según aseguran las startups, por motivos legales y jurídicos (los estándares para las ampliaciones de capital y el derecho corporativo). Hasta allí, por ejemplo, se han marchado Carto, Fever, Userzoom, 8fit, Cabify, Travelperk, Verse, Lingokids o Badi.

La mayoría de estas compañías tienen las sedes principales de sus compañías y gran parte de sus equipos de desarrollo en España. Pero, en no pocos casos, a efectos de contabilidad, las rondas de financiación que anuncian no son ‘apuntadas’ al capital riesgo español o al país en su conjunto. Así se reflejó en el último balance de la Asociación de Capital Riesgo (Ascri) referido al primer semestre del año.

Las cifras del primer semestre, un ejemplo

En ese primer balance, Ascri cifra en 162,7 millones de euros la inversión en startups tanto de fondos nacionales como extranjeros hasta el pasado mes de junio. No incluye en esta contabilidad la ronda de 160 millones de dólares de Cabify que, pese a que se anunció en enero, se firmó a finales de diciembre y entró en el ejercicio anterior. Esta cifra representa una caída bastante significativa si se compara con el mismo periodo de 2017. Según la misma contabilidad de Ascri, en ese semestre se rozaron los 300 millones de euros.

Todas estas cifras tienen un origen: EDC. Son las siglas de European Data Cooperative, una iniciativa de la organización Invest Europe (que engloba a muchos de los fondos de capital riesgo para startups y ‘private equity’) y los fondos del continente que tiene por objetivo organizar la fragmentada estadística del sector. La metodología de esta plataforma es la que lleva a que algunas de esas grandes rondas de financiación de startups ‘emigradas’ sean contabilizadas fuera de España.

Según confirmaban responsables de Webcapitalriesgo, organización que trabaja para Ascri en la captación y tratamiento de los datos, el ‘ajuste contable’ incluyendo estas operaciones excluidas, la inversión se elevaría durante el primer semestre en 32 millones (es decir, en 194 millones de euros). Otras fuentes del sector señalan que, sin incluir a Cabify, se superarían los 260 millones.

Cabify o Jobandtalent, ganadas

Desde Webcapitalriesgo argumentan que en estos últimos años han ido consiguiendo que estas compañías puedan registrar sus rondas en España. Es el caso de Cabify, Jobandtalent o Kantox. Queda, por ejemplo, pendiente la inclusión de otras compañías como Spotahome. Los argumentos para lograrlo van desde el origen español de la compañía, la ubicación de sus sede principal o de los principales centros de trabajo.

“Spotahome es una compañía española; tiene la sede en Reino Unido, pero casi todo su equipo está en España”, argumentaba durante la presentación de esta semana Beatriz González, la vicepresidenta de Ascri y socia única del fondo Seaya Ventures, segundo accionista de Spotahome después de la ronda de 40 millones de dólares que cerró el pasado mes de junio en la que entró como accionista relevante el histórico fondo de Silicon Valley Kleiner Perkins.

Mientras la batalla por conseguir para la estadística estas operaciones, desde la patronal sí que se han comprometido al menos a ofrecer los datos oficiales y los que incluyen a estas ‘emigradas’.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING