Domingo, 16.06.2019 - 23:31 h
A la espera del 5 de noviembre

La banca asume lo que diga el TS de las hipotecas pero avisa de las consecuencias

Caixabank, Bankinter y Banco Sabadell acatarán la sentencia definitiva y prefieren postergar cualquier decisión para proteger sus cuentas.

Detalle de la fachada del Tribunal Supremo - EFE
La banca asume lo que diga el Supremo de las hipotecas pero avisa de riesgos. / EFE

Es tiempo de resultados para las grandes empresas de todo el mundo y eso incluye a los bancos españoles. Entre ayer y hoy tres son las entidades financieras nacionales (Caixabank, Bankinter y Banco Sabadell) que han presentado sus cuentas hasta el tercer trimestre de 2018 y en cada una de las intervenciones públicas de sus responsables ha surgido la pregunta inevitable: ¿qué va a pasar con la sentencia del Tribunal Supremo sobre el pago del 'impuesto de las hipotecas'?

[Actualización: Los doce votos en contra del fallo de las hipotecas avisan: se quiebra la confianza]

Lo que diga el Supremo. Es la respuesta lógica y de manual. El 'pero' viene después, como siempre pasa con cualquier frase adversativa. Y aquí vienen los calificativos, las advertencias... y la prudencia siempre como colofón porque ya han sufrido bastante los bancos en los mercados la incertidumbre de esta última semana.

En este marco, la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, fue la primera en hablar el jueves y admitió sentirse “perpleja” por una situación que calificó de “insólita” y en la que pierden todos. Por todos incluye al Supremo, pero también a su banco y, por supuesto, a los clientes. Este viernes se han manifestado el consejero el consejero delegado del Banco Sabadell, Jaime Guardiola, y el de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, con diferentes aproximaciones.

El primero ha dejado claro que no tiene sentido aplicar la retroactividad al caso para aclarar de inmediato que su entidad acatará las reglas del juego. El segundo hizo una defensa general del sector: nunca han hecho nada malo y solo cumplían la ley. Si ahora la justicia dice otra cosa, habrá que acatarla también.

"Pierden las altas instituciones, porque se pone en cuestión la calidad de las mismas, pierden los bancos, y a la vista está el descalabro bursátil de la última semana y la animadversión que hay contra el sector y también pierden los clientes, porque se generan unas expectativas de ingresos que quizá no se cumplan", había expuesto el jueves Dancausa.

Preguntada por el impacto que tendría para las cuentas del banco tener que asumir este pago, la directora financiera del banco, Gloria Hernández, lo cifró entre el 1% y el 1,10% anual del importe de la hipoteca y expuso que se "buscará la forma" de no tener que repercutir ese importe al cliente. Eso sí, siempre y cuando se mantenga la competitividad y el banco siga ganando dinero, informa Efe.

Desde el Sabadell, y más allá de negar de plano la retroactividad, también se ha pronunciado su presidente, Josep Oliu, quien ha resumido como "especialmente grave" todo el asunto a la vez que ha confiado en que la sentencia, que "afortunadamente" fue suspendida con inmediatez, sea "reconsiderada", según recoge Ep.

Por su parte, Gortázar ha aprovechado la pregunta para defender a los suyos y a todo el sector, más que en cuestionar la sentencia. Tras admitir la “enorme repercusión social” del fallo, ha especificado que la entidad respeta "profundamente las decisiones de la justicia" y que por tanto adaptará su práctica en el mercado hipotecario a lo que decida el Supremo.

Ha remarcado, no obstante, que la banca ha actuado de forma correcta durante los últimos 23 años, ya que se ha limitado a aplicar la norma vigente, que había sido confirmada tanto por el Tribunal Supremo como por el Constitucional. "Si no es válida, deja de serlo inmediatamente y poco más tenemos que decir", ha señalado Gortázar con resignación. Al menos, espera que la sentencia no penalice más a los bancos: "Quien no ha hecho algo mal no debe ser penalizado por ello", ha incidido.

Por todo lo anterior y la espera del 5 de noviembre, cuando el pleno de la Sala Tercera del Supremo decida el alcance de la sentencia, CaixaBank descarta de momento realizar provisiones para afrontar un eventual revés judicial: "Nuestra expectativa es que como nuestras actuaciones han sido correctas, no hay provisión alguna que corresponda. No vemos que debamos tener perjuicio económico por este tema".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios