Miércoles, 20.03.2019 - 11:09 h
Polémica con 'Manual de resistencia'

El libro de Sánchez levanta ampollas en el Ibex por sus críticas a la élite empresarial

La acusación de querer acabar con el PSOE y haber paralizado el país provoca la reacción de los empresarios a los que hace referencia el presidente.

El libro de Pedro Sánchez 'Manual de Resistencia'
El libro de Pedro Sánchez 'Manual de Resistencia'

El libro autobiográfico de Pedro Sánchez sigue levantando ampollas. A las críticas de algunos barones del PSOE (unos dirigentes entre los que el presidente dice haberse sentido "intruso") y de la oposición hay que añadir ahora las de otros protagonistas mencionados en 'Manual de resistencia' (editorial Península): los grandes empresarios del Ibex 35. Esta élite financiera también tiene su propia opinión sobre la arremetida que hace Sánchez contra ellos y que contrasta con la sintonía que tiene el presidente y su equipo de asesores en Moncloa con algunos de estos presidentes y consejeros delegados.

El jefe del Ejecutivo habla de una "maquinaria mediática, ideológica y económica" que sostuvo a Rajoy "contra toda racionalidad política" después de las elecciones del 26-J y que defendía la abstención del PSOE para que el PP pudiera gobernar, como así acabó ocurriendo tras el Comité Federal de octubre de 2016 y la dimisión de Sánchez. "La llamada presión del Ibex yo la sentí a través de los medios de comunicación -afirma el presidente-. Ha habido un poder económico que ha jugado a la división de la izquierda y verdaderamente ha coqueteado con la idea de que el PSOE dejara de ser una opción, pero no porque creyeran que Podemos era una fuerza regeneradora, sino porque sabían que no es una fuerza de Gobierno. Querían pasar de un sistema pluripartidista a un sistema monopartidista. Fueron los principales aliados de Rajoy".

El mismo día de la publicación del libro de Sánchez, el martes 19, las prisas cundieron en los cuárteles generales del Ibex. Más si cabe cuando La Información avanzó la noticia 'Sánchez acusa al Ibex 35 de querer acabar con el PSOE y de haber paralizado el país'. ¿Qué dice de nosotros? ¿Personaliza alguna crítica contra algún empresario? Estas eran las dudas -lógicas- en unas compañías que vieron ese día cómo el presidente intentaba ajustar cuentas con ellos a través de su polémico libro. "Hablamos entre nosotros y lo comentamos", aseguran desde una de las grandes del selectivo español.

Las fuentes empresariales consultadas critican que nunca antes un presidente del Gobierno se había dirigido a ellos en estos términos. Tuvieron sus más y sus menos con algún inquilino de La Moncloa, como fue el caso de Mariano Rajoy, pero estas críticas de Sánchez han sorprendido especialmente por haberlas hecho públicas en el ejercicio de sus funciones. "Ningún presidente había hablado así del Ibex", añaden las mismas fuentes. Recuerdan que Felipe González había sido especialmente crítico con los empresarios "durante su época de la pana". Pero una vez en Moncloa se moderó, rememoran.

En general, en el Ibex se habla de "malestar general" con Sánchez. No les gusta esa demonización que hace de ellos el presidente y, especialmente, esa generalización. "Esa gente que habla del Estado debe entender que el Estado y el sistema es la voluntad de sus ciudadanos", se puede leer en 'Manual de resistencia'. Toda una enmienda a la totalidad, en definitiva, por parte de Pedro Sánchez a la actuación de la élite empresarial española, en definitiva, que ha sorprendido e indignado a los aludidos. 

"No sabemos si lo hace por su sectarismo o porque quiere vengarse", critican las fuentes consultadas. Algún directivo, incluso, considera que Sánchez podría haber sido aún más duro con ellos y haber personalizado la arremetida. "Podrían ser [palabras] más gruesas si algún día realmente gana las elecciones y queda reforzado", añaden.

Sánchez y el Ibex, una relación de amor-odio

"Me he reunido y me reúno con grandes empresarios -escriben al alimón Sánchez e Irene Lozano en 'Manual de resistencia'-; con ellos, siempre tuve muy claro que hay una línea muy fina entre respetar la autonomía de tu proyecto político y no hacerlo". Efectivamente, el presidente lleva desde que llegó a La Moncloa viéndose tanto en público como en privado con algunos de los grandes del Ibex. El primer acto fue con motivo de los cien días de Gobierno, una cita en la que logró reunir a directivos del selectivo como José María Álvarez-Pallete (Telefónica), Florentino Pérez (ACS), Guillermo Gortázar (CaixaBank) o José Manuel Entrecanales (Acciona), entre otros. 

Y la última cumbre fue en Moncloa hace apenas un mes, cuando citó en Moncloa a Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), el propio Entrecanales, Antonio Llardén (Enagas), Marcelino Fernández Verdes (ACS), Jesús Nuño de la Rosa (El Corte Inglés), Antonio Vázquez (IAG) o Íñigo Meirás (Ferrovial), acompañado de grandes fondos de inversión internacionales. Entre medias tanto el presidente como su gabinete se han visto en privado con otros tantos grandes empresarios.

Los empresarios consultados llaman la atención sobre el hecho de que, por un lado, Sánchez les reciba en La Moncloa y, por otro, hable así de ellos en su libro. Se preguntan si esas citas privadas son puro "amor de conveniencia" tras haber llegado al poder tras la moción de censura.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios