Nuevo Plan Estratégico 2021-2023

Sabadell dará un giro en su negocio para llegar a una rentabilidad del 6% en 2023

La entidad tiene la ambición de ganar hasta 670 millones de euros al cierre del trienio, después de digitalizar toda su banca retail, centrarse en empresas y ejecutar un plan de reestructuración. 

EFE
González-Bueno se hace con el mando de Banco Sabadell: "La digitalización es clave"
EFE

Banco Sabadell ha puesto sus cartas sobre la mesa. La entidad ha comunicado al mercado su nuevo Plan Estratégico para el periodo comprendido entre 2021 y 2023, una nueva hoja de ruta en solitario cuyas principales líneas muestran un giro en su modelo de negocio y que espera que le lleven a una rentabilidad (ROTE) superior al 6% en 2023. Esto se traduciría en ganar unos 670 millones de euros a cierre del trienio. La entidad llega con 2 millones de euros en beneficio a cierre de 2020 y un ROTE del 0,02%.

El banco capitaneado por César González-Bueno prevé que el Fondo de Recuperación Europeo respalde el crecimiento del tejido productivo en España . Por ello, el grupo tratará de centrarse en captar a autónomos y en reducir los costes del servicio para los mismos, así como en ofrecer soluciones especializadas para pymes y elevar la cuota de cartera entre los clientes preferentes, es decir, las grandes compañías. Actualmente cuenta con una penetración de mercado del 40% en la unidad de empresas. Su intención es financiar este crecimiento mediante el desapalancamiento de la exposición en el extranjero, que se reducirá en un 20%. 

Otro de los ejes del Plan será la gran transformación de su banca retail. Banco Sabadell digitalizará al 100% los procesos de préstamos al consumo, medios de pago y cuentas corrientes. La comercialización de hipotecas, productos de ahorro, inversión y seguros contará, en cambio, con un modelo mixto de distribución, a través de canales remotos y el soporte personal de gestores en oficinas. El banco justifica esta reformulación en la evolución de los hábitos de consumo de los clientes. En esta línea, prevé un mayor crecimiento en comisiones respaldado por una mayor actividad e iniciativas comerciales, así como incrementar la rentabilidad de clientes no vinculados. 

Ejecutará un plan de de reestructuración aún por determinar que le supondrá un ahorro de costes de 100 millones

Como parte de esta transformación en sus principales negocios, Banco Sabadell llevará a cabo un esfuerzo adicional en la contención y reducción de costes, que razona en el cambio en el modelo de negocio, la automatización y la simplificación de procesos. Así, prevé ejecutar una reestructuración en España aún por determinar que supondrá un ahorro de costes de 100 millones de euros. Este ajuste se producirá paralelamente al plan de bajas y prejubilaciones para 1.800 personas completado recientemente, que derivó en un ahorro de 140 millones de euros. Unido al resto de programas de eficiencia ya anunciados, como el de TSB, la entidad pretende rebajar la base de costes a 2.900 millones de euros sus costes en 2023. 

Por otro lado, la división de banca corporativa mantendrá su estructura por unidades de cliente para gestionar la relación con las grandes corporaciones. Sus direcciones transversales de producto especializado darán servicio y serán un refuerzo para la banca de empresas. Respecto a sus negocios en el exterior, sin tener en cuenta TSB, el banco pondrá el foco en optimizar su uso de capital.

El pico de morosidad llegará en 2022

La mora, en cambio, no considera que será uno de los principales problemas como se esperaba al inicio de la pandemia, aunque sí que prevé un ligero incremento de la ratio de activos problemáticos a lo largo del plan. De este modo, en un escenario de proyección todavía afectado por el entorno Covid, el grupo prevé mantener la tasa de morosidad, que llegará a su pico en 2022, y contar la ratio de cobertura de la misma en niveles similares a los actuales. En cualquier caso, para 2023, se estima que el coste de riesgo de crédito del grupo se situará en 45 puntos básicos y el coste de riesgo total en 60 puntos básicos. 

Para su filial británica TSB, el banco estima un "excelente" comportamiento, gracias al negocio de hipotecas, financiándose con sus propios depósitos. Entiende que en Reino Unido se experimentará un mayor apetito en hipotecas y menor en préstamos al consumo. TSB se centrará en ofrecer nueva financiación, focalizado en productos de menor riesgo y menor consumo de capital. 

Mostrar comentarios