Viernes, 03.04.2020 - 18:17 h
Admite investigaciones del banco a Luis Pineda

El BBVA pagó 10,3 millones a Villarejo y le facilitó documentación para los encargos

 Así lo expone el juez en el auto por el cual levanta el secreto e identifica a Corrochano como el empleado que contrató en nombre del banco.

Antonio Béjar y Francisco González
Antonio Béjar y Francisco González, ambos investigados en esta causa. / DCN

El BBVA pagó al entramado empresarial de José Manuel Villarejo un total de 10.284.689,30 euros por todos los encargos que efectuó con el comisario ya jubilado entre los años 2004 y 2017. Así lo expone el magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón en el auto por el cual levanta el secreto de sumario. En el escrito, al que ha tenido acceso este diario, el instructor del caso Tándem pone cifra por primera vez a los pagos que salieron de la entidad que preside Carlos Torres y añade que desde el banco se facilitó documentación bancaria para facilitar los trabajos, tal y como avanzó La Información.

El magistrado considera que, tras más de un año de investigación confidencial, ha llegado el momento de levantar el secreto que pesa sobre las actuaciones de esta pieza novena del macroprocedimiento. Las diligencias practicadas desde que se abriera esta parte concreta de Tándem en diciembre de 2018 han puesto sobre de manifiesto que se han cometido una "reiterada injerencia en los derechos fundamentales" de las personas que fueron objeto de los espionajes de Villarejo mediante el acceso a sus comunicaciones, seguimientos personales y a su documentación bancaria.

Estos hechos que salpican a la excúpula del banco -con Francisco González a la cabeza- supondrían la comisión de los delitos de descubrimiento y revelación de secretos que se le atribuye a la quincena de investigados en estas pesquisas, incluido el banco como persona jurídica. El instructor añade que todas estas prácticas -que también se evidencian en la pieza número 2 del caso Tándem- se llevaron a cabo a cambio de "elevadas sumas de dinero". De hecho, matiza que se localizaron abonos en las cuentas titularizadas por Cenyt que rozan los 10,3 millones de euros. 

Directivos "no identificados"

En su escrito, el magistrado explica que las contrataciones se llevaron a cabo por parte de altos directivos del banco que preside Carlos Torres "no plenamente identificados", salvo su entonces responsable de seguridad Julio Corrochano. El comisario jubilado fue señalado por el propio Villarejo y otros actores de esta pieza (como el banco o Francisco González) como la persona que suscribió los acuerdos labores con Rafael Redondo en nombre de Cenyt. De hecho, Corrochano es el único de los imputados en esta parte concreta de Tándem que tuvo que hacer frente a una fianza de 300.000 euros para mantener su libertad provisional tras comparecer ante el magistrado el pasado mes de julio.

El magistrado recuerda que en todo este tiempo se han llevado a cabo numerosas diligencias en aras a "comprobar la regularidad de determinadas transacciones realizadas en favor del Grupo Cenyt". Entre las pesquisas acordadas se encuentran no solo el requerimiento a numerosa documentación al banco, entre la que se encuentra el famoso 'forensic' aportado a la causa, sino también el requerimiento de información a PwC. De este modo, el pasado 19 de diciembre el Juzgado Central de Instrucción número 6 libró oficio para que aportara toda la documentación que tiene sobre la investigación encargada por el banco. Igualmente, se procedió a tomar declaración judicial a varias personas de la auditora. 

Investigación del BBVA a Luis Pineda

Igualmente en otro auto que obra en el sumario de la causa y al que ha tenido acceso La Información, el magistrado García Castellón explica que de las diligencias practicadas se desprende que "habría sido investigado a instancia del BBVA el presidente de Ausbanc Luis Pineda, junto con su entorno familiar, societario y patrimonial". Precisamente, el magistrado acordó su personación como perjudicado en esta pieza novena del caso Tándem para el líder de la asociación de consumidores que desde la pasada semana está siendo juzgado por presunto delito de extorsión.

Precisamente, tanto Luis Pineda como Miguel Bernad apuntaron en la primera sesión de juicio dedicada a cuestiones previas que el procedimiento que se dirige contra ellos debería suspenderse al menos hasta que se levantara el secreto de sumario de esta parte concreta de los espionajes de Villarejo. Además aseguraron que la denuncia presuntamente anónima que presentó la UDEF y que dio lugar a las pesquisas hace ahora cinco años, en realidad no era tal y detrás de la misma sitúan al agente encubierto y al propio Francisco González. De hecho aseguran que la denuncia en cuestión se encuentra en el interior del ordenador incautado al comisario jubilado y que obra en manos de los investigadores de Tándem. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING