Miércoles, 18.09.2019 - 04:10 h
Colau sortea a la ANC

Las claves de la Diada: incertidumbre por la sentencia del TS y el juicio a Torra

Las fuerzas independentistas han redoblado la llamada a la participación en una cita que este año se prevé menos multitudinaria que en los anteriores

La Diada en imágenes
Las claves de la Diada: incertidumbre por la sentencia del TS y el juicio a Torra / EFE

Este 11 de Septiembre Cataluña celebra una Diada donde la incertidumbre se ha convertido en la tónica general. Mientras las fuerzas soberanistas aún fijan la vista en el Tribunal Supremo, que ya resuena con ecos de sentencia, el juicio al 'president' Quim Torra por desobediencia ha ganado protagonismo en la escena política y mediática. Para sumar ingredientes al enredo, el independentismo ha recibido el varapalo de unas encuestas que anunciaban un notable descenso de la participación ciudadana en esta cita, algo que ha llevado a las dos principales formaciones separatistas, ERC y JxCat, a acentuar sus llamamientos a una ciudadanía que nota la vacilación del contexto político. 

La sentencia del Supremo pesa como una losa sobre el movimiento independentista que aún no ha logrado organizarse y definir una estrategia conjunta. El TS tiene previsto pronunciarse antes del 16 de octubre, ya que para esta fecha se cumplirían dos años de la prisión preventiva de Jordi Cuixart y Jordi Sànchez, lo que obligaría a prorrogarla. La evolución de la política catalana estará condicionado directamente por la respuesta que la Justicia ofrezca al juicio del 'procés', dada la trascendencia que le otorgan las fuerzas soberanistas, a las que pertenecen los encausados nueve de los cuales se hallan en prisión provisional.

Las divergencias del movimiento

Pese al discreto diálogo que mantienen los partidos y entidades soberanistas para diseñar una respuesta conjunta a la sentencia del Supremo, sigue sin haber acuerdo en la concreción, más allá de considerar que es hora de que el independentismo tome la iniciativa, con una reacción institucional y una movilización constante en la calle que apele a todos los sectores contrarios a la "represión".

En este marco, otra de las dudas a las que se enfrenta el movimiento nacionalista catalán es la capacidad de convocatoria con la que cuenta la Asamblea Nacional Catalana (ANC). Hasta este domingo, la ANC contabilizaba 300.000 inscritos, una cifra que evidenciaban un marcado descenso respecto a 2018, cuando se llegó a los 460.000 registrados. A pesar de ello, el organismo contó 1.000 autocares embarcados y 240.000 camisetas vendidas.  

Torra podría quedar inhabilitado para 2020

El juicio por desobediencia al presidente de la Generalitat, Quim Torra, es otra de las incógnitas que marcan la ecuación del encuentro de este miércoles. La vista, derivada de la decisión de Torra de dejar los lazos amarillos en las fachadas de algunos edificios públicos durante los primeros días de la campaña electoral, está programada para los días 25 y 26 de septiembre, coincidiendo con el debate de política general en el Parlament. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) se ha negado a modificar esta fecha, mientras que Torra ha anunciado que no piensa pedir al Parlament que altere su calendario.

El citado juicio puede derivar en una inhabilitación de Torra y fuentes soberanistas calculan que, si eso ocurriese, hacia principios de 2020 el 'president' dejaría al vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, provisionalmente al frente del ejecutivo, a la espera de una convocatoria inmediata de elecciones al Parlament.

Ilustres ausencias

La ANC señaló como el epicentro de su tradicional manifestación la plaza Espanya de Barcelona y escogió el lema 'Objetivo independencia'. Por su parte, la CUP y otras organizaciones de la izquierda independentista, han convocado para esa misma tarde una manifestación paralela, que esperan que sirva para reivindicar la desobediencia como la única vía para "conquistar derechos"

Tanto el lema escogido como el trasfondo político que este año acompaña al encuentro han motivado ilustres ausencias que ya han sido anunicadas. A diferencia de años anteriores, ni la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ni otras figuras de primera línea de los comunes se sumarán a la manifestación independentista de la ANC. Por contra, la formación que preside Colau, En Comú Podem, sí  apoyará el acto institucional de la Diada, que presiden Quim Torra y el presidente del Parlament, Roger Torrent

Tanto el grupo de Ciudadanos como el del Partido Popular han anunciado que no participarán en los actos oficiales del 11 de septiembre. Ambos han denunciado la politización y el sesgo independentista que envuelve al encuentro. La líder de los 'naranjas' en Cataluña, Lorena Roldán, comparecerá este miércoles ante los medios de comunicación, junto a otros miembros de la dirección del partido para reclamar una Diada "inclusiva y sin acento separatista".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios