Martes, 15.10.2019 - 09:21 h
Por un fallo técnico

El juez detiene la declaración de Cifuentes porque se escuchaba en la sala de prensa

El magistrado interrumpe hasta el dos ocasiones el interrogatorio de la expresidenta madrileña hasta que lo ha trasladado a otra sala. 

Cifuentes dijo que su dimisión fue planificada por el PP.
Cifuentes dijo que su dimisión fue planificada por el PP. / EFE

La sala de prensa de la Audiencia Nacional ha sido testigo de una anécdota inusual que se ha producido durante la declaración de Cristina Cifuentes en el caso Púnica. Los periodistas que se encontraban en la zona habilitada han escuchado por error parte de su interrogatorio en la causa que investiga la presunta financiación en 'B' del PP debido a un problema técnico. Este hecho es excepcional puesto que los interrogatorios se producen a puerta cerrada y, por ese motivo, al enterarse de lo ocurrido el juez ha ordenado un cambio de sala para evitar filtraciones. 

La expresidenta de la Comunidad de Madrid estaba citada a las 17.00 horas en la sede de la Audiencia Nacional tras su imputación en el caso Púnica. La también exdelegada del Gobierno madrileño ha llegado tranquila y acompañada de su letrado y se ha dirigido a la sala en la que se celebran los interrogatorios. Debido a una desconfiguración técnica, el audio de su interrogatorio, que ha arrancado con preguntas de la Fiscalía Anticorrupción, se ha escuchado en la zona de prensa. Minutos después el magistrado instructor ha sido advertido de la situación y ha parado el interrogatorio durante unos diez minutos.

Sin embargo, el problema no se ha solucionado y se ha seguido escuchando el interrogatorio a la expresidenta regional, imputada en la causa el pasado mes de septiembre. Ello ha provocado un revuelo en la Sala de declaraciones en la que hasta se ha propuesto que se desalojara la zona de prensa ante la imposibilidad de solucionar el problema. El magistrado se ha mostrado especialmente molesto con la situación y ha llegado a insinuar que la única solución era cortar los cables para evitar el problema. Finalmente se han trasladado a otra sala de la Audiencia y se ha retomado el interrogatorio. 

Cabe destacar que los micrófonos están conectados en las salas para los casos en los que se celebran juicios, los cuáles sí se pueden seguir en directo desde la zona de prensa. No obstante, las declaraciones de imputados que se celebran muchas veces en los mismos habitáculos son a puerta cerrada y de carácter secreto. Cifuentes comparece ante los investigadores de la causa que arrancó hace ahora cinco años para que rinda cuentas por la adjudicación al Grupo Cantoblanco, perteneciente al expresidente de la CEIM Arturo Fernández.

La Fiscalía Anticorrupción pidió al magistrado su imputación casi en tiempo de descuento de la instrucción del caso puesto que debe estar finalizada en junio del próximo año. Los argumentos esgrimidos es que integró la mesa de contratación de la Asamblea sin disponer de la experiencia necesaria para ello y "valoró de forma arbitraria" las ofertas. Igualmente se denunció que el informe jurídico sobre la legalidad de los pliegos estaba "cargado de irregularidades" y que no se dieron a conocer. 

Por todo ello concluyó el instructor de la macrocausa que el análisis de los expedientes de los contratos licitados en los años 2009 y 2011 por dicha Asamblea evidenciaron la existencia de conciertos dirigidos a beneficiar al empresario amañándolos a favor de su grupo. Añade además que Cifuentes era patrona de Fundescam cuando Fernández realizó determinadas donaciones a la fundación estrechamente ligada al PP.  Su declaración se enmarca dentro de las cerca de treinta citaciones acordadas por el magistrado en esta pieza sobre la caja 'b' del PP madrileño y entre las que se encuentran la de la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre, el expresidente de Indra Javier Monzón o la propia consultora como persona jurídica. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios