Domingo, 08.12.2019 - 08:04 h
El PSOE marca distancia

El PSOE 'abandona' a Griñán y Chaves por los ERE: "No se puede comparar a Gürtel"

Ferraz afirma que los expresidentes andaluces no están "ni siquiera afiliados" y que son hechos "que no son del Partido Socialista"

Pedro Sánchez durante un mitin
Sánchez 'abandona' a Griñán y Chaves y se desentiende de la sentencia de los ERE / EP

Pedro Sánchez deja caer a Manuel Chaves y José Antonio Griñán y se desentiende de posibles responsabilidades por la sentencia de los ERE. El PSOE ha reaccionado varias horas después a la decisión de los tribunales sobre el caso de corrupción en la Junta de Andalucía, señalando que "no afecta" al partido "por ser hechos de la pasada década". Y donde han recalcado que tampoco se le puede achacar "al actual Gobierno", debido a que tanto Cháves como Griñán "no están ni afiliados" desde que se les abrió juicio oral. "En aquellos años, Pedro Sánchez solo llegó a ser concejal de la oposición en el Ayuntamiento de Madrid", ha aclarado el secretario de Organización, José Luis Ábalos. Y que ha insistido varias veces en que este caso "no se puede comparar con la corrupción estructural del PP". 

Según ha explicado el dirigente socialista y ministro de Fomento en funciones, la sentencia de la Audiencia de Sevilla sobre la causa que afecta a los gobiernos de su partido "no puede dejarnos indiferentes". Aunque ha insistido en varias ocasiones en que "son hechos entre 2001 y 2009, que pertenecen a la pasada década", no ha mencionado en ningún momento ni a Chaves ni a Griñán. Una precisión para reiterar que "no afecta" al actual PSOE ni al secretario general actual. Además, ha señalado que "el partido ya depuró responsabilidades, y los condenados no ocupan cargo público alguno" ni se les atribuye "enriquecimiento ilícito". Lo que sí ocurre, según ha dicho, con casos "que afectaban al Partido Popular", como el caso Gürtel. 

"No es un caso del Partido Socialista, sino de antiguos responsables públicos de la Junta de Andalucía", ha dicho Ábalos, que ha señalado que el PSOE "nunca trató de ocultar este caso, ni arremetió contra los jueces, ni intentó comprar el silencio de ningún inculpado". Algo de lo que ha acusado al PP por las causas en las que se ha visto envuelto el partido conservador, al que ha acusado indirectamente de destruir pruebas "como no hicimos nunca nosotros". "El PSOE andaluz ya depuró responsabilidades. Es un caso esgrimido por el Partido Popular para desviar la atención de la corrupción sistémica de su partido", ha añadido. 

El dirigente socialista también ha recordado que "no se ha condenado al Partido Socialista en la causa de los ERE", algo que ha contrapuesto a la situación del PP, "que fue condenado en Gürtel por lucrarse con la trama Bárcenas-Correa". "Ni siquiera hemos sido investigados", ha reclamado Ábalos, que se ha quejado de que han vivido "10 años con un caso que ya parecía sentenciado" por la "presión de las derechas". "La corrupción debe ser extirpada de la vida pública, pero también es importante cómo reaccionamos ante sus casos", ha manifestado el ministro en funciones. 

El secretario de Organización del PSOE también ha criticado que Pablo Casado haya cargado contra los socialistas por la sentencia, después de que el líder del PP haya dicho que "acabaron con un gobierno honesto de Mariano Rajoy". "Parece hasta satírica la cuestión. Pablo Casado formó parte del gobierno de Esperanza Aguirre, pues en fin, es absurdo", ha espetado Ábalos tras la pregunta de un periodista. "Se depuraron responsabilidades políticas en el tiempo de Pedro Sánchez como secretario general", ha defendido para diferenciarse de lo que sí reprocha a los 'populares'. 

La sentencia, conocida este martes, condena a seis años de prisión al expresidente andaluz José Antonio Griñán y a nueve años de inhabilitación a su predecesor y mentor, Manuel Chaves. Una decisión judicial que asegura que Griñán fue "plenamente consciente de la palmaria ilegalidad de los actos en los que participó" al conceder las subvenciones de los ERE a través de las transferencias de financiación. Todo por la prevaricación y malversación de fondos públicos para conceder ayudas a empresas en crisis durante 10 años por valor de 680 millones de euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING