Jueves, 19.09.2019 - 07:10 h
Contactos a varias bandas con la patronal

Ábalos y Garamendi se reúnen para que PP y Cs faciliten la investidura de Sánchez

El número dos del PSOE mantiene una cena reservada con el presidente de la CEOE para intentar una abstención 'patriótica' que solucione el bloqueo.

Sánchez quiere que Garamendi acepte un acuerdo laboral de mínimos con los sindicatos
Sánchez corteja a la CEOE para que PP y Cs se abstengan y solucionen en bloqueo. / L.I.

El PSOE ha iniciado contactos con la CEOE para intentar conseguir que, gracias a la colaboración de los empresarios, PP y Cs faciliten la investidura de Pedro Sánchez con una abstención 'patriótica'. Sería una maniobra similar a la que en octubre de 2016 hizo presidente a Mariano Rajoy gracias a una histórica abstención de una parte del grupo socialista. Entonces, si no lo hubiera evitado el fatídico comité federal de Ferraz, el país caminaba hacia irremediablemente hacia unas terceras elecciones. Hoy, la amenaza de una repetición de los comicios ya ha sido puesta sobre la mesa por el sanchismo y solo salen los números con esta opción.

El objetivo del PSOE es que PP y Cs hagan presidente a Sánchez con esa abstención 'por la gobernabilidad del país' y que permitan formar un Ejecutivo al claro ganador de las elecciones. Solo estas dos formaciones pueden romper el bloqueo político actual ya que un "Gobierno de cooperación" de los socialistas con Unidas Podemos no sería suficiente para conseguir la investidura. Se quedarían en 165 'síes'.

Con esta estrategia sobre la mesa, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, mantuvo el pasado lunes una cena de carácter reservado con el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, según ha confirmado La Información a través de fuentes del Ministerio de Fomento. El encuentro tuvo lugar en la sede de la patronal, ubicada en la madrileña calle de Diego de León.

El encuentro supone, según fuentes empresariales, una primera toma de contacto para intentar incorporar a la patronal a la solución de la gobernabilidad en España. Es decir, que los empresarios puedan contribuir, en la medida de sus posibilidades, a que tanto PP como Cs salgan de su ‘no’ cerrado a Sánchez y giren hacia una abstención. Fuentes del Gobierno en funciones se limitan a señalar que en la cita Ábalos y Garamendi "hablaron de la situación política y económica".

La velada de Ábalos con Garamendi no es el único contacto de los socialistas con la patronal. Fuentes conocedoras de estos contactos también destacan la relación de Garamendi con el jefe de gabinete de Pedro Sánchez, Iván Redondo. Incluso aseguran que podría haberse producido otro encuentro entre ambos en los últimos días, extremo que Moncloa no confirma limitándose a destacar que la relación es muy buena. Tampoco hay que olvidar la conexión cercana que une al presidente de la CEOE con el líder del PSOE y que ha quedado evidenciada en algún viaje político-empresarial.

¿Qué solución quieren los empresarios? Fuentes de CEOE explican que la opinión generalizada en la patronal es "que haya Gobierno cuanto antes". No quieren que se demore más esta interinidad y valoran como negativa la posibilidad de que la investidura se alargue 'sine die' en el tiempo. La opción de un Gobierno monocolor del PSOE es, por tanto, valorada como "lo mejor" dentro del empresariado, una vez confirmado que una coalición con Cs resultad a todas luces imposible. "Hay que aprobar unos Presupuestos y poner en marcha las reformas pendientes", urgen desde la organización empresarial comandada por Garamendi.

Moncloa: "La política es el arte de lo que no se ve"

"La política es el arte de lo que no se ve". La frase la han acuñado en el equipo de Pedro Sánchez para referirse a las negociaciones emprendidas para poder cerrar la investidura, una vez aceptado el mandato del Rey. Pero para poder conseguir esta abstención 'patriótica' de PP y Cs es necesario que Pablo Casado y Albert Rivera cedan en sus pretensiones. Ayer, tras las primeras reuniones con el líder del PSOE, ambos dejaron claro que no van a facilitar un Gobierno socialista ni por activa ni por pasiva.

En el PP ya han surgido varias voces que apuestan por esta abstención 'patriótica' que se está promoviendo desde el PSOE y desde sectores empresariales. La presidenciable a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ya lo ha manifestado en público, postura que fue inmediatamente corregida por el secretario general, Teodoro García Egea, que aseguró que no solo no facilitarían la investidura, sino que la obstaculizarían. Más valor se le da en Génova a las palabras de Esperanza Aguirre, que apostó por dicha abstención de los 66 diputados del PP para hacer presidente a Sánchez, aunque se limitó a añadir que es una opinión personal. El ruido existe en las filas populares.

En Ciudadanos, por su parte, la situación a día de hoy es clara: "No vamos a cambiar nuestro discurso de campaña", explicaban fuentes del partido tras la cita de Rivera con Sánchez. No obstante, otras fuentes apuntan que "presiones existen" para que el partido naranja dé paso a esa abstención. Apuntan que lo de esta semana son "contactos iniciales" y que aún quedan semanas y semanas de conversaciones y movimientos en la sombra. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios