Domingo, 05.04.2020 - 03:27 h
De ministra a vicepresidenta

Ribera se encargará de la España vaciada junto a la lucha contra la crisis climática

La encargada de la cartera de Transición Ecológica y Reto Demográfico gana peso técnico y político en el Gobierno de coalición de Sánchez

La vicepresidenta de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera
Ribera se encargará de la España vaciada junto a la lucha contra la crisis climática / EP

La legislación para 'rescatar' a la España vaciada del desamparo puede estar ante un gran impulso con la conformación del primer gobierno de coalición desde la II República. El ascenso de la ministra Teresa Ribera hasta una vicepresidencia de Transición Ecológica y Reto Demográfico es todo un acicate a los planes que tanto el PSOE como Unidas Podemos tienen previsto aplicar durante esta legislatura. Pedro Sánchez ha hecho numerosos guiños a esos zonas del país afectados por la despoblación y la falta de recursos. Una postura que comparte por completo el futuro vicepresidente de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, al hacer de esta cuestión una bandera dentro de su partido. Algo de lo que se encargará Ribera, que gana un gran peso técnico y político por estar al frente de otra cuestión prioritaria para los socios del Ejecutivo como es la lucha contra la crisis climática.

Atender las necesidades de la España vaciada se suma así a la lista de grandes retos que se autoimpone el Ejecutivo de Sánchez. Esta cuestión aparece reflejada en algunos de los acuerdos a los que llegó el PSOE con otras fuerzas para conseguir su voto favorable en la investidura del ya jefe del Ejecutivo. Uno de los pactos que alcanzaron fue con Teruel Existe, que precisamente se presentó a las elecciones para denunciar la situación discriminatoria que vivían zonas como la de la ciudad aragonesa. Entre los compromisos que asumieron los socialistas está el impulso de la banda ancha en zonas rurales, mejorar la red viaria, avanzar en las ayudas a la agricultura y en hacer políticas que faciliten la repoblación de estos lugares.

Para desarrollar todas estas actuaciones, Ribera tendrá que coordinarse con varios de sus compañeros en el Consejo de Ministros. Una de ellas será la futura vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, que al asumir la digitalización de la economía también se ocupará de todo lo que rodea a los avances tecnológicos. Esto puede suponer que tenga que compartir con la responsable de Reto Demográfico el impulso a la conexión a Internet y a la instalación de fibra óptica en el entorno rural. El otro departamento con el que tendrá que interlocutar constantemente Ribera es el de Agricultura, que es clave para lograr un respaldo nacional y de la Unión Europea para que la actividad logre recuperarse de las crisis de los últimos tiempos. El responsable de esta cartera se desconoce por ahora, aunque el actual ministro Luis Planas tiene papeletas para continuar en el cargo por su gran cartera de contactos en la Unión Europea.

El otro frente importante con el que tendrá que lidiar la nueva vicepresidenta son las conexiones viarias y de transporte de las que carece gran parte de la España vaciada. La coordinación en este caso tendrá que ser con el ministerio de Fomento, que también tiene una papeleta importante por las promesas hechas por Sánchez desde que llegó a Moncloa, como la de solucionar los problemas de ciertos trenes como el de Extremadura. Teruel Existe ha incidido especialmente en esta cuestión para garantizar a los socialistas su apoyo, al exigir que se arreglen o se construyan nuevas autovías y autopistas que recorten el tiempo para llegar a Aragón. Tampoco está confirmado quién detentará esta cartera, pero José Luis Ábalos es de la máxima confianza del presidente del Gobierno.

Más lucha contra la crisis climática

Rebajar los efectos del calentamiento global para hacer frente a la crisis climática mundial es otro de los temas en las coinciden al 100% PSOE y Unidas Podemos. Teresa Ribera lleva ocupándose de esta labor más de año y medio, tal y como hizo entre 2008 y 2011 cuando fue secretaria de Estado con José Luis Rodríguez Zapatero. Con la decisión de ascenderla y de otorgarle categoría de vicepresidencia a la Transición Ecológica, los asuntos que comprenden esta materia pasan a ser aún más prioritarios para el nuevo gobierno. Lo que se traducirá previsiblemente en un refuerzo de la legislación al respecto, tal y como ha prometido Sánchez en distintos foros. De hecho, los socialistas ya mostraron su predisposición a que en una hipotética reforma de la Constitución se modificara el artículo 45 para incluir la "consideración de los denominados 'límites planetarios' como condición necesaria del progreso económico y social".

Darle más fuerza a las renovables, avanzar en la descarbonización o crear nuevos impuestos verdes están entre las medidas que anunciaron socialistas y morados en sus programas electorales. Es ahí donde entra el concepto del 'Green New Deal', que se popularizó en Estados Unidos gracias a la defensa del mismo que hizo la congresista de Nueva York Alexandria Ocasio-Cortes, y que comprende una reforma radical de la estructura de los países para tener en cuenta la variable climática. Que haya más coches eléctricos en las calles, una nueva Ley de Movilidad Sostenible, más financiación para el transporte público y cambios en la gestión del sector aéreo son otras de las apuestas que tenían previstas los socios de coalición.

Unidas Podemos no sabía nada

Situar a Ribera en una vicepresidencia no solo supone otorgarle un gran peso técnico dentro de la acción del Ejecutivo. También se traduce en que dispondrá de mucho poder político en el día a día, ya que su nombramiento se interpreta como un refuerzo de los socialistas en el escalón que está justo por detrás de Sánchez. Lo que a la vez supone que Pablo Iglesias no pueda erigirse como el vicepresidente más importante, al tener hasta tres compañeras con su mismo cargo y con competencias mucho más determinantes que las suyas.

De hecho, esta nueva vicepresidencia de Transición Ecológica y Reto Demográfico ha pillado en fuera de juego a los morados. En Unidas Podemos no sabían que el presidente iba a imponer esta estructura en el Consejo de Ministros, como ha podido confirmar este diario. Algo que se ha conocido poco después de que Moncloa confirmara que los morados dispondrán de hasta cuatro carteras, como las de Igualdad, Trabajo, Universidades y Consumo. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING