Recomendado

Venta Moncalvillo, la fuerza de una cocina que representa un territorio de viñedos

Ofrece tres menús: Raíces, Frutos y Homenaje; de siete, nueve y once pasos respectivamente; a 40€, 50€ y 75€.

Bacalao

La Rioja es tierra reconocida de viñedos y bodegas cuyo alma nace de la uva tempranillo y viura. En cambio, Daroca de Rioja es un pequeño pueblo, una aldea que no aparecería en los mapas porque su población apenas llega a la 30 de vecinos. Ni su hermoso paisaje, enclavado en la falda de la Sierra que da nombre a nuestro protagonista, ni el Daroca que alimenta el caudal de su principal, el Ebro, le ha dado notoriedad. Sin embargo Daroca aparece en las guías porque es la población más pequeña del mundo con un restaurante que ostenta una estrella Michelin: Venta Moncalvillo.

Allí en un entorno de viñedos, de huerta que alimenta su despensa y bosques que dan aromas de enebro y tomillo, y montañas que ofrecen suculentas piezas de caza; los hermanos Echapresto, quisieron quedarse a vivir. El único medio de vida que les podía permitir ganarse la vida fue este, el de dar de comer a la cercana Logroño, a sólo una docena de kilómetros. Así con la misma naturalidad y pasión con que decidieron mantenerse en su pequeño mundo local; reflejan en su cocina la sencillez del entorno y lo natural y cercano de su despensa.

Desde sus salones, recientemente reformados para después de veinte años adecuar la sala al nivel del servicio ofrecido y a la evolución que durante este tiempo había observado su cocina; se puede contemplar la huerta de la que recogen una parte importante del producto con que diseñan sus platos. Ignacio es el encargado de dar forma y contenido a una cocina cuya seña de identidad es el empleo de un producto sencillo, de elaborar recetas a partir de tan sólo unos pocos productos y con estos mimbres extraer toda la intensidad posible de cada receta.

Tres menús conforman la propuesta de Venta Moncalvillo: Raíces, Frutos y Homenaje; de siete, nueve y once pasos respectivamente; a 40€, 50€ y 75€. Raíces incluye algunos de los platos que definen su trayectoria, como las cocochas de merluza asadas al sarmiento, un plato diez que se carga con todo el aroma que el ahumado de la madera aporta a la textura suavísima del ingrediente principal. Las alcachofas con yema de huevo y setas, es sabroso y sutil. Las setas de cardo se acentúan con tuétano y se marcan con matices de cilantro.

El pichón guisado con remolacha es delicado y suave, pero sin perder un ápice de identidad. Las manitas de lechón trufadas, elevan la categoría de este plato. Si la cocina es en apariencia sencilla, la bodega, como no podía ser de otra forma para un restaurante situado en La Rioja, es extraordinaria. Carlos, el otro hermano, uno de los mejores sumellieres de España cuida con mimo y pasión una bodega de extraordinarias etiquetas de la zona y otras de casi todas las D.O. y regiones vinícolas del mundo.

Venta Moncalvillo

Carretera Medrano 6
Daroca de Rioja
Teléfono: 941 444 832

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios