Berkshire se mantiene en verde en 2018

Warren Buffett dispara su apuesta por la banca en pleno repliegue de Wall Street

El 'Oráculo de Omaha' ha hecho caso omiso a la tendencia del mercado y ha invertido otros 13.000 millones de dólares en el sector.

Warren Buffett

En mitad de la tormenta bursátil que sacude a Wall Street, el inversor más afamado del mundo, Warren Buffett, sigue aumentando posiciones en los sectores que considera claves en el futuro. La última actualización de la cartera de Berkshire Hathaway esconde una firme apuesta por el sistema bancario estadounidense, eclipsada por la mala evolución de su principal inversión, Apple.

Buffett ha invertido hasta 13.000 millones de dólares (unos 11.470 millones de euros) en acciones de bancos estadounidenses, en los últimos meses. Con ello, Berkshire mantiene en su cartera títulos de hasta diez entidades distintas, convirtiendo al sector financiero en su mayor apuesta de cara a 2019. De hecho, el porcentaje que mantiene en dichas firmas es prácticamente el doble que lo que supone la firma de Cupertino.

Con las nuevas posiciones, el volumen total que mantiene invertido Berkshire en el sector financiero asciende a los 87.930 millones de dólares (unos 77.523 millones de euros). Una cifra que le permitiría comprar el 100% en bolsa de Banco Santander, Bankia y Bankinter; o si se deja de lado a la firma presidida por Ana Botín, a las cinco grandes entidades bancarias restantes que cotizan en el Ibex.

La principal posición bancaria de Buffett, valorada en más de 25.800 millones de dólares (cerca de 22.767 millones de euros), es el gigante Bank of America. La firma se ha convertido en uno de los valores favoritos de los inversores gracias a una jugosa política de dividendos y al mostrar fortaleza en sus últimos resultados

Por otro lado, Buffett es contrario -o al menos a la hora de invertir- a la idea generalizada de que la gran variedad de formas de pago existentes van a acabar con las tarjetas de crédito y el efectivo. El afamado inversor mantiene posiciones muy fuertes en Wells Fargo y American Express: en la primera, Berkshire mantiene 23.300 millones de dólares (unos 20.561 millones de euros), mientras que en la segunda tiene invertidos 16.100 millones de dólares (14.200 millones de euros). Ambas destacan por estar especializadas en los pagos aunque de distinta manera, ya que Wells Fargo es un gigante con presencia en todo el mundo para mover remesas de dinero en efectivo. Mientras que American Express es la mayor firma de pagos eléctronicos, vía tarjeta, del mundo.

Confianza en la banca de inversión

Las siguientes posiciones de Berkshire la ocupan los grandes bancos de inversión estadounidenses como Goldman Sachs y JP Morgan; entre ambos mantiene invertidos 8.100 millones de dólares (algo más de 7.100 millones de euros). Con una desembolso similar, de unos 4.000 millones de dólares, está Bank of New York Mellon. Un gigante de banca retail más desconocido que el resto, pero con una capitalización cercana a los 50.000 millones de dólares (44.100 millones de euros).

Por último, Buffett mantiene posiciones abiertas, que están por debajo de los 1.000 millones, en M&T Bancorp, PNC Financial Services y Synchrony Financial. Entre ellas, quizás la última sea la más interesante entre la larga lista de empresas financieras de Buffett. La firma que se dedica a ofrecer crédito a los consumidores a través de distintos instrumentos - tanto online como físicos- está pasando por un mal año en bolsa, pese a que sus cifras se mantienen sólidas. El mejor ejemplo de ello, es que en la presentación de sus últimos resultados sus títulos se dispararon un 6%. Además, ofrece una rentabilidad por dividendo del 3%.

El buen ojo del 'Oráculo de Omaha' ha permitido a Berkshire Hathaway parecer inmune a los miedos de los inversores en el mercado estadounidense. La compañía todavía se mantiene en positivo -sube un 6%- en lo que va de año pese a las fuertes caídas en los últimos meses. Además, Buffett mantiene en caja más de 100.000 millones de dólares para poder recomprar acciones por si estas siguen cayendo, una decisión que tomó meses atrás como previendo el movimiento a la baja que le aguardaba a los mercados.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios