BBVA y Santander tienen "valoraciones atractivas"

Caixa, el único de los grandes bancos por el que apuestan los analistas en 2019

Los inversores siguen de cerca al sector, después de su desplome en el 2018, aunque por el momento no dan el paso para comprar.

Evolución banca: Caixabank, BBVA y Santander

El sector bancario puede presumir de ser uno de los más baratos en los próximos meses, tanto para finales de año como para todo el 2019. Aun así, por el momento solo el nombre de Caixabank aparece con fuerza entre las recomendaciones de los analistas, mientras que otros gigantes como BBVA o Banco Santander con valoraciones más atractivas no terminan de convencer.

Caixabank es uno de los grandes ganadores para el próximo año gracias a que, según los analistas, puede beneficiarse de las palancas de crecimiento del sector. En concreto, la firma presidida por Jordi Gual Solé está bien posicionada en el segmento de los créditos al consumo, que es una de las que ofrece una mayor rentabilidad. La entidad también es muy activa en el apartado de la gestión de activos, que ha supuesto una parte importante de los ingresos a través de las comisiones. Además, destacan de la entidad "la fortaleza de su negocio asegurador y la franquicia del banco", explican desde Renta 4.

Otro de los puntos importantes que resaltan los expertos sobre Caixabank es que su posición geográfica no está supeditada a fuertes vaivenes. La consolidación de la entidad en Portugal le permite operar en un mercado maduro sin sobresaltos, algo que no pueden ofrecer el resto de competidores que en la actualidad están muy castigados por su exposición a países emergentes.

El potencial que ofrece la entidad de cara al próximo periodo llega, tras cerrar 2018 como una de las mejores firmas. La entidad española es una de las que mejor han aguantado la tormenta bursátil por la que ha transitado el sector. A falta de unas pocas sesiones para acabar el 2018, Caixabank es el tercer valor europeo que mejor lo ha hecho en el año. Solo por detrás de Bankinter (el que menos cae), y el banco austriaco Erste Group Bank. Por lo que el respaldo de los analistas llega sin que se haya tenido que desplomar para conseguir unos ratios más atractivos, lo que da mayor valor a la gestión que está realizando la compañía catalana.

Además, sus cifras de cara a 2019 se prevén más que aceptables tanto por su solidez en balance, como sus atractivos precios en cuanto a sus valoraciones bursátiles, que se sitúan entre las más bajas del sector europeo entre grandes bancos. Además, de un precio por valor contable que estará por debajo de 1, lo que debería dar un margen de seguridad a los inversores según reflejan las firmas de inversión.

Los grandes interesan, pero no convencen

Si Bankinter y Caixabank han destacado por su buen hacer en lo que va de año en plano bursátil, otras entidades españolas lo han hecho pero por el motivo contrario. En especial, resalta el mal desempeño de Sabadell y BBVA que se sitúan tercero y cuarto por la cola en revalorización anual, según señala el Stoxx Banks EUR Price (SX7E). Solo por detrás aparecen las dos grandes entidades alemanas, Commerzbank y Deutsche Bank, que han perdido prácticamente la mitad de su valor en el año.

El retroceso de los dos grandes bancos españoles ha atraído la atención de los analistas, aunque no terminan de convencer por su fuerte exposición a los emergentes. En el caso de la firma cántabra pese a que desde Renta 4 señalan que tiene unas valoraciones positivas, por el momento solo está en seguimiento y no sugieren comprar durante los primeros compases del año. El deterioro de las perspectivas de Brasil se une a una baja rentabilidad por el efecto de la integración de Banco Popular, aunque lo que más lastra la confianza de los inversores es su alta exposición a Reino Unido, por el miedo a un Brexit duro.

Por su parte, BBVA destaca como la entidad más barata en España, y entre las que más en todo el territorio europeo. La entidad acabará este 2018 con un PER estimado de 6,8 veces y los analistas prevén que para el 2019 alcance las 7,1 veces, lo que supone una cifras históricamente bajas. Pese a ello, tampoco convence a los inversores puesto que según los analistas tanto la presión que ejercerá el nuevo Gobierno de México, como el deterioro macro de Turquía hacen que haya muchas incertidumbres para su próximo ejercicio.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING