Miércoles, 23.01.2019 - 05:07 h
Pérdidas superiores al 10%

El automóvil pincha en bolsa por Trump, China y los emergentes ¿hora de entrar?

Daimler, BMW, Renault y Volkswagen cotizan en mínimos de varios años, aunque aún podrían sufrir el castigo de los inversores

Fotografía BMW x5
El automóvil pincha en bolsa por Trump, China y los emergentes ¿hora de entrar? / Efe

Al sector del automóvil europeo le llueven los problemas y el varapalo en bolsa en lo que va de año da buena muestra de ello. La menor demanda china, la guerra comercial abierta entre el gigante asiático y Estados Unidos a cuenta del proteccionismo de Donald Trump, pero también la crisis de los emergentes y la devaluación de sus monedas, traen de cabeza a las principales firmas, que cotizan en mínimos de varios años. ¿Es buen momento para entrar? o aún no hemos tocado suelo.

En general, los analistas consultados esperarían para tomar posiciones en el sector hasta ver un cambio de tendencia, puesto que consideran que algunos nubarrones planean aún en el horizonte. En el caso de las alemanas, al impacto de la guerra comercial se suma la nueva normativa sobre emisiones que está entrando en vigor en varias regiones del país.

Ésta última ha llevado a Daimler a emitir dos 'profit warnings' en apenas cuatro meses. Actualmente la compañía se encontraría en soportes en sus mínimos de 2016 y la presión bajista podría continuar. Volskwagen también cotiza cerca de sus mínimos de este año, y en su caso la pérdida de los 136,14 euros puede precipitar mayores caídas.

La firma ha visto cómo la justicia germana ha condenado a Porsche a pagar 44 millones de euros por el escándalo del 'dieselgate' del que, con todo, no es ni mucho menos la peor parada, tal y como confirma la apuesta por ella de algunos de los principales fondos españoles. Mientras, BMW ha perdido los mínimos de julio del año pasado, con sus títulos ligeramente por encima de los 73 euros.

En el caso de las francesas, más de lo mismo. Renault ha tocado los mínimos de septiembre de 2016 y según los analistas podría irse más abajo, hacia los mínimos de junio de ese año. Esta semana hemos sabido que su facturación ha caído un 6% en el tercer trimestre hasta los 11.480 millones de euros, afectada fundamentalmente por la crisis en los emergentes y la depreciación de sus monedas (caso de Turquía o Argentina), pero también por las sanciones a Irán.

Michelín retrocede prácticamente un 28% desde que arrancó el actual ejercicio, su caída la supera de lejos otra de sus competidoras europeas, Continental, que se desploma un 41%; mientras que Pirelli pierde cerca del 17% en los casi diez meses que llevamos de ejercicio. 

"En general, el sectorial puede seguir siendo penalizado por lo que a pesar de las caídas, yo estaría fuera del sector hasta no ver un cambio en la tendencia del mismo", asegura Sergio Ávila Luengo, de IG Markets. Desde su punto de vista el automóvil en Europa está siendo penalizado por la guerra de aranceles, que se comienza a notar ya en los resultados empresariales, como hemos visto con Renault.

Cie Automotive, que tiene a Renault como primer cliente, padeció el martes el anuncio de la francesa. La compañía española de repuestos ha aumentado su beneficio un 20% hasta septiembre a los 189 millones de euros. El buen sabor de boca que le dejan estas cuentas no esconde que su pérdida en lo que va de ejercicio ronda el 8%. La marcha de Gestamp es aún peor, puesto que se deja casi un 13% en el año. La fabricante de componentes de automóvil no ha batido las previsiones del consenso al ganar menos de lo previsto e incrementar su deuda.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios