Llevó al índice a máximos

Así 'recalentaron' los fondos al índice de Small Caps antes de su caída en octubre

Los buenos resultados que ofrecía el hermano pequeño del selectivo llevaron a los gestores a elevar hasta en un 60% sus inversiones en pequeñas firmas

El año 2018 no ha sido fácil para los mercados, en especial para el español. Los tambores de guerra comercial entre Estados Unidos y China que en algún momento involucraron a Europa, las tensiones político económicas en el Viejo Continente con Italia como principal epicentro, y la ambiciosa política monetaria de EEUU han trasladado momentos de mucha incertidumbre a los mercados. En España, el Ibex 35 ha ido acumulando pérdidas que se han acentuado en las últimas semanas y que han impactado en los ahorradores españoles.

Con todo ello, prácticamente la totalidad de gestores que tuvieron que ajustar sus carteras vieron en las pequeñas empresas españolas una vía para obtener una importante rentabilidad. De hecho, los fondos recalentaron con fuerza el índice 'small caps' en los meses previos al derrumbe de octubre. En menos de un año, la cifra total invertida creció un 60% de media en todas las empresas que lo conforman, desde los 1.000 millones hasta superar los 1.600 en junio, un montante que apenas se relajó en los siguientes tres meses.

En un primer momento, la apuesta por el Ibex Small Caps frente al selectivo parecía una apuesta segura. Además, los resultados así lo atestiguaban y a mediados de año, mientras el Ibex cedía un 2,5%, su 'hermano pequeño' despuntaba un 19% hasta máximos. La tendencia venía de antes, ya que por ejemplo mientras que en esos meses ya habían entrado 400 millones en las pequeñas empresas, salían desde Banco Santander, BBVA y Telefónica cerca de 200 millones.

Uno de casos más paradigmáticos de cómo los capitales empezaron a virar a los pequeños se ve en el caso del sector inmobiliario (tanto promotoras como agencias de venta). Los fondos que entraron en las pequeñas del sector prácticamente se doblaron, frente a las caídas de los dos grandes que cotizan en el Ibex. Así, Neinor o Aedas experimentaron un crecimiento del 100%, Lar del 50%, mientras que en Quabit el avance fue de hasta el 500%. Por el contrario de Merlin Properties salía el 10% del capital invertido por fondos y de Colonial cerca de un 12%.

El ímpetu inversor de muchos de estos instrumentos de ahorro, junto con las buenas perspectivas en las small caps –con la mejora en las cuentas de muchas de ellas- recalentaron ciertos valores. La fuerte subida de Quabit supuso la entrada de más de 30 millones en un valor que mueve diariamente en torno a 100.000 euros. En el caso del capital invertido en Ercros aumentó en un 444%, en Prisa se multiplicó por cinco, mientras que en Telepizza o Prosegur Cash lo hizo por cuatro. En total, en dichos valores entraron en apenas unos meses cerca de 170 millones, cuando su volumen de contratación medio se sitúa entre los 150.000 y 200.000 euros diarios.

Los fondos pillados en octubre

La fuerte inversión de los fondos en las pequeñas empresas genera dos problemas principalmente. El primero es que al entrar importantes volúmenes en valores pequeños se produce un efecto rebote de su valor, muy por encima del normal lo que lleva a precios en las acciones anormalmente altos y las convierte en carasEn segundo lugar, que deshacer posiciones en valores de poca negociación tensiona las cotizaciones con fuerza.

La evolución se puede apreciar en los valores señalados anteriormente. Así por ejemplo, Ercros subió un 116% en apenas unos meses para después desplomarse cerca de un 35% desde principios de septiembre. Quabit subió un 50% hasta mediados de año y ha caído un 37% en las últimas semanas. Es un patrón que se repite en el resto de valores como Telepizza (+28%, y posteriormente -28%) o en Prisa que registró una subida inicial del 83% que se ha moderado hasta el 26%.

La fiebre small caps y su posterior derrumbe ha pillado también a muchos gestores de renombre. Por ejemplo, el colapso en los últimos meses de OHL pilló con fuerza a Horos que desde su entrada ha perdido un 61% de su valor. También a Azvalor, dirigidos por Álvaro de Guzmán y Fernando Bernard, que acumulan una caída del valor del 71% y que tuvieron que deshacer un 30% de su posición durante el tercer trimestre.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios