Todo en una sola planta

La casa prefabricada flotante de hasta 152 m² hecha de madera y acero

Passivhaus Z1 es el modelo de vivienda modular de la firma española Zest Architecture. Destaca especialmente por estar suspendida en la roca mediante plataformas y conservar un estilo muy moderno.

Casa prefabricada 'Passivhaus Z1' de Zest Architecture.
Casa prefabricada 'Passivhaus Z1' de Zest Architecture.
Bianca Schaub y Zheng Xu de Zest Architecture.

Algunas firmas de arquitectura están lanzando nuevos diseños que apuestan por la vanguardia y la sostenibilidad. El caso más destacado en Europa es el de Powerhouse Company, una empresa danesa que ha creado la primera oficina flotante del mundo y que se ha convertido en la sede del Centro Global de Adaptación, una asociación que lucha contra el cambio climático y apuesta por crear tecnología ayude a este propósito. Este edificio, que se encuentra en medio del río Mosa de Róterdam, alberga desde oficinas para los trabajadores hasta un restaurante. Uno de los puntos más valorados es que es completamente autosuficiente gracias a las placas solares  Pero no es la única propuesta.

La compañía española Zest Architecture ha creado una casa prefabricada pasiva que se suspende en las pendientes gracias a una plataforma anclada en la roca. El diseño, de los arquitectos Co Govers y Bianca Schaub, consigue una amplia terraza en la vivienda y las mejores vistas panorámicas del lugar. Además, se caracteriza por integrar el factor ecológico y la adaptabilidad al terreno en todos sus diseños. Asimismo, la firma ha creado variantes de la conocida como Passivhaus Z1 que se adapte a las necesidades tanto espaciales como estéticas de cada cliente.

Tres modelos diferentes

Zest Architecture ha decidido desarrollar tres modelos distintos de la Passivhaus Z1 que apuestan por diferentes tamaños entre 90 y 152 metros cuadrados. Las variantes Z1-M y la Z1-L son un poco más grandes, mientras que su última idea es crear una versión más pequeña llamada Z1-S. Según indican en su web apuestan por la máxima calidad tanto en diseño como en producto final, además todos los modelos se diseñan según los estándares de casas pasivas.

Interior de la casa prefabricada 'Passivhaus Z1' de Zest Architecture.
Interior de la casa prefabricada 'Passivhaus Z1' de Zest Architecture.
Zest Architecture

Lo más destacado del diseño básico es que puede adaptarse fácilmente a terrenos con pendientes pronunciadas gracias a los voladizos con listones de madera y acero. Además, se encuentra en una sola planta, lo que permite ahorrar costes de cimentación. Las estancias más personales como las habitaciones y los baños se sitúan a ambos lados del ala principal de estar, según el tamaño puede contar con entre dos y cuatro habitaciones, así como uno o dos despachos adicionales. En las zonas principales como el salón o la cocina apuestan por espacios abiertos y grandes ventanales desde donde disfrutar de las vistas o aprovechar la luz natural todo el año. Las terrazas que rodean toda la vivienda se encuentran techadas, haciendo el espacio mucho más cómodo y separando los espacios interiores de los exteriores.

En cuanto al precio de esta casa prefabricada cabe destacar que de base la construcción cuesta unos 1.800 euros sin IVA incluido, a todo ello hay que añadir los costes profesionales, licencias de obras e impuestos municipales que aumentarían el presupuesto final. Esta casa prefabricada de diseño ha sido galardonada con el Premio Costa Brava Alto Standing en la categoría Sostenibilidad y Medio Ambiente.

Mostrar comentarios