Complementos y ahorro privado

Pensión máxima de jubilación: cómo cobrar más del límite de 2.683 € al mes

Los jubilados que cumplan ciertos requisitos pueden cobrar más dinero que el que da la pensión de jubilación máxima. Explicamos las opciones existentes para conseguirlo.

Recibir más dinero que el de la pensión de jubilación máxima es posible.
Recibir más dinero que el de la pensión de jubilación máxima es posible.
Canva.

Pronto o temprano todos los trabajadores, sean autónomos o empleados por cuenta ajena, se hacen la misma pregunta: ¿cuánto cobraré de pensión? La pensión pública máxima que se puede percibir es de 2.683,34 euros, pero para acceder a ella deben cumplirse varios requisitos. En primer lugar, haber contribuido al sistema un mínimo de 15 años, dos de ellos en los 15 años previos a la edad de jubilación.

Pero no es el único, ya que si únicamente se cumple esta exigencia solo se podrá acceder a una pensión de 834,4 euros si se tienen 65 años o más y un cónyuge a cargo, 683,50 si no se tiene cónyuge, y 648, 70 euros si se tiene pero no es a cargo. Estos montantes se reducen para aquellos que acceden a la jubilación con menos de 65 años. Así, en la modalidad con cónyuge a cargo la pensión se sitúa en los 790,70 euros; en la de sin cónyuge en los 639,50; y en los 604,40 euros para la de cónyuge no a cargo.

Para incrementar estos importes resulta esencial fijarse en la base reguladora del futuro beneficiario de la pensión, en el número de años cotizados y en la edad en la que se pretende acceder a la prestación. La base reguladora se determina a partir de la base de cotización que son las remuneraciones brutas que el trabajador ha obtenido en los últimos años. En 2021 todavía se tienen en cuenta los últimos 23 años, pero a partir del próximo ejercicio computarán los últimos 25.

A esta base se aplican ajustes en función de los años cotizados. 15 años permiten obtener el 50% de la base reguladora, mientras que 37 o más dan derecho al 100%. La fórmula para determinar la pensión implica que para obtener una cuantía más alta es necesario cotizar más años y que esa cotización sea elevada, es decir que los ingresos durante la vida laboral sean cercanos a la base reguladora máxima. Si se tienen más de 37 años cotizados pero la base reguladora es de 1.500 euros no se podrá acceder a la pensión máxima.

La edad a la que se accede a la jubilación es otro de los factores que intervienen en la cuantía de la pensión. Por ejemplo, si una persona opta por jubilarse anticipadamente deberá hacer frente a un coeficiente reductor. Del mismo modo, si se jubila después de la edad ordinaria tiene derecho a un porcentaje adicional. Eso sí, siempre con el límite en el horizonte de los 2.683,34 euros.

Vías para obtener más ingresos

Lo cierto, es que existe una excepción que permite obtener más ingresos y esto ocurre cuando se tiene derecho al complemento de maternidad. Si al sumar este beneficio se sobrepasan los 2.683,34 euros se puede sumar el 50% del complemento al que se tiene derecho.

Además, otra forma de acceder a una pensión mayor es complementar la prestación pública con el ahorro privado. Los planes de pensiones, los planes de previsión asegurados (PPA) o los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS) son vehículos pensados específicamente para ello. Incluso, en el caso de los planes de pensiones se cuenta con el beneficio de las ventajas fiscales.

También existen otras opciones que tienen mayor flexibilidad, y que si se emplean para ahorrar a largo plazo también pueden servir para disfrutar de mayores ingresos en el retiro. Por ejemplo, los fondos de inversión, las inversiones inmobiliarias, las acciones, los títulos de renta fija, o si lo que prima es la seguridad, los depósitos. Para esta última opción en España, dado el contexto actual de tipos bajos, resulta muy complicado encontrar ofertas que renten más del 0%, pero en Europa algunas entidades financieras ofrecen hasta un 1,41%.

Siempre hay que tener en cuenta que cuanto más tarde se empiece a ahorrar el esfuerzo a realizar será mayor, no solo porque para reunir la misma cantidad ahorrada en 10 años que en 20 hay que desembolsar el doble de dinero, sino también porque el interés compuesto, conocido como efecto bola de nieve, trabaja mejor cuanto más tiempo se tenga el dinero invertido.

Mostrar comentarios