Campaña 2020

ERTE y Renta: cómo evitar los nuevos errores del borrador de Hacienda

La Agencia Tributaria insiste en la necesidad de revisar bien la declaración antes de enviarla al fisco, sobre todos si se ha pasado por un expediente de regulación temporal de empleo. 

Esto es lo que puedes hacer para ahorrar dinero si la Renta te sale a pagar.
ERTE y Renta: cómo evitar los nuevos errores del borrador de Hacienda
©[julydfg] a través de Canva.com.

"Siempre resulta conveniente revisar el borrador de declaración que ofrece la Agencia Tributaria. A través de Renta WEB la información será la más actualizada posible pero, en todo caso, la Agencia puede no disponer de todos los datos con trascendencia en la declaración, datos que quizá el contribuyente deba incorporar al borrador de declaración". Es el aviso en el que Hacienda lleva insistiendo semanas y, sobre todo, desde el pasado 7 de abril, cuando comenzó la campaña de la Renta. 

La declaración de 2020 es la más atípica que se recuerda, por todo lo que ha provocado la pandemia. Más de un millón de trabajadores se han visto afectados por un ERTE y se han encontrado ante la situación de tener dos pagadores: el SEPE -que además, no incluye retenciones- y la propia empresa. 

Recordemos que el límite para estar obligado a hacer la Renta es de 22.000 euros si se tiene solo un pagador, pero la cifra cae a 14.000 euros si se tienen dos pagadores. Por tanto, este año se espera que haya todavía más personas que estén obligadas a rendir cuentas con el fisco (incluso aunque sus ingresos no hayan sido superiores a otros años). 

Cobros indebidos

Ante esta situación, hay todavía una gran cantidad de afectados por un ERTE que aún no sabe qué cantidad tienen que declarar a Hacienda. Esto es porque, debido a la avalancha de solicitudes y el colapso del SEPE, son muchos los que durante el año han tenido cobros del SEPE superiores a los que les correspondía. 

Los técnicos de Hacienda (Gestha) sostienen que si el SEPE ya reclamó el reintegro de esas cantidades que abonó de forma indebida y han sido devueltas en 2020, los datos fiscales no deberían contener errores y reflejan los ingresos reales. Eso sí, pese a todo, es vital revisar el borrador de forma correcta. 

Pero, por otro lado, si el SEPE exigió ese reintegro, pero la devolución se hizo en 2021, puede que el borrador aún no recoja ese ajuste. Es aquí cuando el contribuyente debe modificar por su cuenta el borrador con los datos reales. 

¿Y si aún no ha habido reclamación por parte del SEPE? En este supuesto, se deben declarar todos los ingresos. Y, una vez que el SEPE reclame el dinero, el contribuyente puede pedir una solicitud de rectificación de autoliquidación para corregir la declaración, y recuperar lo que ha tributado de más.

En cualquier caso, una de las cosas que también se ha recomendado este año es hacer la declaración lo más tarde posible. (Obviamente, sin pasarse del plazo que es el 30 de junio). De esta forma, se da tiempo para que se subsanen todos los errores que ha habido con el SEPE. 

Mostrar comentarios