Permanecen en el anonimato

Humildad tras ganar 157 millones en el Euromillones: "Nos vale algo sencillo"

La pareja de francesa que ganó el Euromillones el 1 de septiembre hará compras simples como un reloj y un ordenador. Ambos ayudarán a sus familiares y donarán parte del premio a organizaciones solidarias.

La pareja francesa que ganó el Euromillones hará compras sencillas.
La pareja francesa que ganó el Euromillones hará compras sencillas.
Canva.

Hay dos personas a las que el 1 de septiembre les cambió la vida. Ese día jugaron al sorteo del Euromillones apostando por un bote suculento de 157 millones de euros... y lo ganaron. Se trata de una pareja de franceses de Alsacia, región histórica del noroeste del país. Dos triunfadores humildes que copan los titulares de los medios galos, pero que prefieren permanecer en el anonimato.

Estos 'cuarentañeros' validaron su boleto ganador en la localidad de Sélestat y después de comprobar que su combinación era la ganadora, ni siquiera pudieron dormir de la emoción. "NO dormimos en toda la noche", explicó la mujer a la Française des Jeux (FDJ), empresa nacional de loterías de Francia.

La pareja ingresará la cifra exacta de 157.170.843 euros, algo que llevaban buscando tiempo, aunque no específicamente en el Euromillones. Los dos son jugadores habituales de lotería, en concreto del juego conocido como Loto, pero al Euromillones solo apostaban de vez en cuando.

La suerte se puso de su lado el martes 1 de septiembre y ahora disponen de una suma millonaria para disfrutar el resto de sus vidas. Eso sí, los primeros 'caprichos' han sorprendido por su sencillez. "Nos daremos placeres sencillos", explica la ganadora. En concreto, lo primero que harán será comprar un bonito reloj para la mujer y un ordenador para el hombre.

¿En qué invertirán el resto del dinero del Euromillones?

Para el futuro próximo, cuando se reabran las fronteras, la pareja tiene planeado disfrutar de una de sus pasiones: los viajes.  Por otro lado, quieren utilizar parte del dinero del premio para ayudar a sus familias y hacer donaciones a organizaciones, particularmente a aquellas que trabajan en favor de los niños sin recursos.

Hasta la fecha, esta pareja tenía un bote en casa donde guardaba el dinero ganado destinado a cuestiones de ocio. Pues bien, con el premio millonario del Euromillones, "ahora el bote es sin duda demasiado pequeño".

Y es que el bote del Euromillones ganado es el tercero más alto en la historia del juego en Francia, desde que se inició en 2004. El mayor fue de 169 millones en 2012, y el segundo de 162 millones en 2011.

Mostrar comentarios