Financiación y otras ventajas

Hipotecas 100%, la opción para comprar una casa con pocos ahorros

Hay formas de conseguir préstamos que cubran hasta el 100% de la compra en caso de que el potencial cliente cuente con una solvencia adecuada y pueda pagar de su bolsillo los gastos asociados al proceso.

Ahorros para la hipoteca
Ahorros para la hipoteca
Canva

No son pocos los españoles que, ya sea ahora o en un futuro cercano, se plantean comprar una vivienda. Ese deseo, sin embargo, se ve enfriado muchas veces por la falta de los ahorros necesarios para cubrir la parte de la adquisición que los bancos no suelen financiar (generalmente el 20%). 

Aun así, no todo está perdido para esas personas, pues según el comparador financiero HelpMyCash.com, existen diversas maneras de conseguir hipotecas que cubran hasta el 100% de la compra en caso de que el potencial cliente cuente con una solvencia adecuada (situación laboral estable, ingresos suficientes, etc.) y pueda pagar de su bolsillo los gastos asociados al proceso (impuestos, aranceles notariales y registrales…).

Pisos de bancos: la opción más fácil 

Desde este comparador afirman que el modo más sencillo de conseguir una hipoteca que cubra toda la compra es adquirir una vivienda que pertenezca a un banco. Y es que muchas entidades desean deshacerse de sus activos inmobiliarios, así que se ofrecen a financiar el 100% de su precio, además de otras ventajas (plazos más largos, interés más bajo en algunas ocasiones...).

Hay que saber, eso sí, que no todos los bancos financian al 100% la compra de sus pisos o casas, aunque la mayoría sí lo haga. La posibilidad de conseguir una hipoteca con pocos ahorros dependerá siempre de la política de riesgos de cada entidad, así como del resultado del análisis de la solvencia del cliente.

Asimismo, es conveniente destacar que las viviendas de los bancos, al provenir generalmente de embargos, pueden llevar un tiempo vacías o tener desperfectos. Por ello, antes de comprar uno de estos inmuebles conviene revisar a fondo su estado para no tener sorpresas desagradables de última hora.

Funcionarios y jóvenes tienen más opciones

Los que no estén interesados en los pisos de los bancos cuentan con otra opción: negociar la concesión de una hipoteca al 100%. Es cierto que, por norma general, las entidades financian hasta el 80% del valor de una vivienda, pero algunas pueden estar dispuestas a incrementar ese porcentaje si se dan ciertas circunstancias.

Los funcionarios, por ejemplo, tienen muchas más probabilidades de conseguir una hipoteca que financie toda la compra, pues su perfil es menos arriesgado para el banco. De hecho, hay entidades como Hipotecas.com que les ofrecen esa opción abiertamente, siempre que los titulares del futuro préstamo puedan aportar un 10% del valor de la vivienda para pagar los gastos de compraventa.

También los jóvenes con buenos ingresos, según HelpMyCash.com, pueden conseguir que el banco les financie más del habitual 80% (especialmente si el valor de tasación supera al de compraventa), pues son potenciales clientes vitalicios. En estos casos, sin embargo, no es tan habitual que la entidad esté dispuesta a cubrir hasta el 100% de la adquisición, aunque puede cambiar de opinión si los titulares cuentan con un perfil muy solvente pese a su falta de ahorros.

En caso de no ser joven o funcionario, se pueden usar otras bazas para negociar la concesión de un préstamo hipotecario de hasta el 100%: acreditar que se cobran unos ingresos muy elevados, ofrecer como garantía extra un aval u otra propiedad, etc.

Los brókeres son especialistas en hipotecas al 100%

Finalmente, desde el comparador mencionan una tercera vía para financiar la compra de un inmueble en caso de tener pocos ahorros: contratar los servicios de un bróker hipotecario. Se trata de un profesional con un gran conocimiento del mercado financiero y una mayor capacidad de negociación con los bancos, por lo que que tiene más probabilidades de conseguir para el cliente una hipoteca de más del 80% e, incluso, de hasta el 100%.

Conviene recordar, sin embargo, que normalmente siempre será necesario contar con los fondos propios suficientes para pagar los gastos de formalización asociados a la compraventa, que equivalen a aproximadamente el 10% del valor del inmueble. Además, el bróker puede cobrar unos honorarios tras la firma del préstamo, cuyo coste suele ser de entre el 2% y el 5% de su importe.

Mostrar comentarios