"Lo conseguí por mí misma"

Se compra una casa con solo 19 años: así ahorró con su sueldo del McDonald's

Madison Pickering, una adolescente australiana, cumplió su sueño de ser propietaria de una casa con un sueldo normal y sin recibir dinero de sus padres. 

Madison Pickering, la adolescente australiana que se compró una casa ahorrando con su sueldo del McDonald's.
Madison Pickering, la adolescente australiana que se compró una casa ahorrando con su sueldo del McDonald's.
Programa 'A Current Affair', Channel Nine.

Cuando la trabajadora de McDonald's Madison Pickering acudió a agencias inmobiliarias y bancos para comprar su primera casa con solo 19 años, los vendedores y banqueros pensaban que estaba "loca". Sin embargo, lo que no sabían es que esta joven australiana se las había ingeniado para ahorrar el suficiente dinero de su sueldo para poder permitirse la adquisición de una vivienda.

"Todo la gente con la que hablo me pregunta,'¿Cómo lo hiciste? Tus padres te tienen que haber dado el dinero", explica Madison al programa 'A Current Affair' del canal de televisión 'Channel Nine'. Nada más lejos de la realidad, los padres de Madison no le dieron ni un solo centavo. "Todo esto lo conseguí por mí misma", añade.

Y es que el sueño de la adolescente de convertirse en propietaria de una casa comenzó cuando tenía solo 11 años. Entonces empezó a ahorrar el poco dinero que conseguía, y en cuanto alcanzó los 14 años teniendo la edad legal para trabajar, consiguió un puesto en un McDonald's.

Estaba tan comprometida con el objetivo de comprar una casa que incluso después de finalizar el instituto un año antes de lo previsto y ser aceptada en la universidad, decidió trabajar a jornada completa como como online media manager para conseguir dinero extra.

La casa de Madison Pickering en construcción
La casa de Madison Pickering en construcción
Programa 'A Current Affair', Channel Nine.

La ardua tarea de conseguir hipoteca

Cuando cumplió 18 años solicitó una hipoteca para hacer su sueño realidad, pero le fue denegada. Por ello ahorró un poco más y en el segundo intento lo consiguió: le dieron un préstamo hipotecario por valor de 184.000 euros (300.000 dólares australianos) para construir una casa en un terreno.

Madison había sido capaz de ahorrar 18.500 euros y se benefició de varios programas nacionales y regionales de acceso a la vivienda. En concreto, recibió 9.000 euros de la ayuda para propietarios de vivienda de Queensland, así como 15.000 euros del incentivo del gobierno federal para potenciar la construcción de casas durante la pandemia del coronavirus.

"Tenía el dinero suficiente para la entrada de la casa y eso es todo lo que importa. Creo que los jóvenes que quieran hacer lo que yo he hecho tienen que entender que no hay que tener el dinero que cubra el coste total de la vivienda. Solo se necesita tener unos muy buenos ahorros", señala.

Su casa está en construcción y se ubica en la zona de Pebble Creek Estate, 50 kilómetros al sur de Brisbane, una de las ciudades más importantes del país. Madison espera que este inmueble sea el primero de muchos en su propiedad.

Mostrar comentarios