Martes, 26.03.2019 - 20:10 h
Solo falta el PNV para aprobar las cuentas públicas

La doble cara de Cs: pide la dimisión de Cifuentes pero apoya los Presupuestos 

"No tiene nada que ver", aseguran fuentes de la formación naranja en relación a los Presupuestos de 2018 y la polémica por el Máster de Cifuentes.

Aguado cuestiona el compromiso contra la corrupción de Cifuentes, que replica que en su Gobierno no ha habido casos

Doctor Jekyll y el señor Hyde. Es como se podría definir la postura de Ciudadanos en relación a los dos últimos hitos que han afectado a sus rivales del PP: por el lado positivo, los Presupuestos Generales del Estado de 2018 presentados la semana pasada y, por el lado negativo, la polémica en torno al Máster de Cristina Cifuentes. Política útil para algunos o doble rasero para otros, la formación naranja seguirá apoyando las cuentas públicas si finalmente consiguen pasar el primer trámite parlamentario pero, por otra parte, acaba de girar en su posición con la presidenta madrileña pidiendo la dimisión e incluso acusándola de mentir.

"No tienen nada que ver", aseguran una fuente de la cúpula de Cs en relación a los dos asuntos. Es decir, que en la negociación presupuestaria no influirá el caso Cifuentes. Para el equipo económico naranja que salgan adelante las cuentas públicas es todo un éxito. Han hablado de "un presupuesto naranja" y quieren apuntarse la medalla de haber obligado al Gobierno a repartir zanahorias en un momento en el que el propio Montoro no quería. Por eso para el partido de Albert Rivera la crisis en la Comunidad de Madrid no hay que mezclarla con los acuerdos económicos previo a la Semana Santa.

La formación naranja, por tanto, desvincula el 'sí' de sus 32 diputados a los Presupuestos Generales a la crisis del Máster. Seguirán apoyándolos e incluso aspiran a introducir algunas mejoras en las cifras de cara a la negociación parlamentaria que se podría abrir si el PNV gira y evita que se aprueben las enmiendas a la totalidad a finales de este mes. En Cs ya salieron escarmentados de un anuncio de Rivera rebajado debido a que el Gobierno les dio unas cifras que no estaban del todo afinadas y ahora quieren seguir presumiendo de que la rebaja del IRPF a las rentas bajas y medias o la subida de las pensiones se debe a su presión sobre el Gobierno.

Mientras mantienen esta postura, Cs sí ha elevado el tono crítico con Cifuentes en las últimas horas. Si hasta este fin de semana apostaban por poner en marcha una una comisión de investigación antes de plantearse apoyar la moción de censura del PSOE, este lunes el partido naranja ha pedido la dimisión de Cifuentes. La formación ha exigido a los populares que presenten una candidatura alternativa para dirigir el Gobierno de la Comunidad de Madrid de forma interina hasta las elecciones autonómicas de 2019, una postura a la que ya sucedió con Pedro Antonio Sánchez en Murcia cuando fue imputado por el caso Auditorio.

El portavoz en el Congreso, Juan Carlos Girauta, ha sido aún más duro y ha calificado de "mentirosa" a Cifuentes porque ya es indiscutible que no hizo el máster de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Para él la dirigente del PP "políticamente está acabada". "En este momento es ya obvio que Cifuentes no hizo ese máster, es ya obvio que tiene una trama dentro de la universidad donde de algún modo se consigue falsificar actas, que firme quien no ha firmado, coaccionar a otros para que no firmen lo que no querían firmar, y que ese trabajo de fin de máster no aparece por ningún sitio", ha declarado Girauta en una conversación con el diputado de ERC en el Congreso Gabriel Rufián en el espacio radiofónico online 'Más que Twitter'. 

La relación entre el PP y Cs ha estado llena de altibajos en los últimos meses. En Navidad había sido la última conversación reposada entre Rajoy y Rivera para después protagonizar una serie de reproches y fuego cruzado. La situación se estabilizó con el acuerdo presupuestario previo a la Semana Santa, pero este fin de semana el presidente del Gobierno ha arremetido con dureza contra sus rivales, esos que le están arrebatando votos de manera significativa, según las encuestas. En la Convención de los populares Rajoy se refirió a Cs como unos "inexpertos lenguaraces que no gobiernan, y expertos en promesas lisonjeras". Y añadió: "Un alcalde del pueblo más humilde de la sierra de Grazalema tiene mucha más experiencia".

En el PP , por su parte, empieza a existir una sensación de desánimo. La Convención estaba pensada para insuflar ánimos en las filas del partido, pero el monotema fue el Máster de Cifuentes, otro elemento más de desgaste. A nivel interno también hay quien asegura que el partido debería dar un golpe de efecto, tanto en Madrid (que es un bastión para los populares) como a nivel nacional. Ya hay, incluso, quinielas circulando con nombres de posibles candidatos a la Comunidad si Cifuentes no repite por este caso. Mientras Rajoy guarda silencio y se ha limitado a mostrar su apoyo a la presidenta madrileña.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios