Prestaciones públicas

Pensión de jubilación: ¿será más alta si cotizo al máximo a la Seguridad Social?

La base de cotización influye en el cálculo de la base reguladora de la pensión, pero para obtener el 100% de ella el trabajador deberá acreditar un mínimo de 36 años cotizados.

Cotizar por el máximo a la Seguridad Social influye en la cuantía de la pensión de jubilación.
Cotizar por el máximo a la Seguridad Social influye en la cuantía de la pensión de jubilación.
Canva.

La pensión de jubilación es una de las preocupaciones de muchas trabajadores, el objetivo es alcanzar la mayor pensión posible para asegurar un retiro profesional sin problemas. Para ello hay dos elementos fundamentales, por un lado la base reguladora y, por otro, el total de años cotizados. La cuantía de la pensión se determina aplicando a la base reguladora el porcentaje general que corresponda en función de los años cotizados. 

A partir de la fórmula anterior la base de cotización, la remuneración mensual bruta que cada trabajador recibe tanto en metálico como en especie con carácter mensual, interviene en el cálculo de la base reguladora. Esta última actúa como un baremo para calcular las prestaciones a las que las cotizaciones dan derecho, entre ellas las de jubilación, y se calcula a partir del conjunto de bases de cotización del beneficiario de los últimos años. 

En concreto, para la prestación de jubilación se dividen por 322 las bases de cotización del interesado durante los 276 meses (23 años) anteriores a la jubilación. Esta norma está en cambio con el objetivo de que a partir de 2022 la base reguladora se obtenga teniendo en cuenta los últimos 25 años trabajados, que se dividirán por 350. Esta formulada empleada implica que a mayor base de cotización, mayor será la base reguladora de la jubilación.

No obstante, hay que tener en cuenta que cotizar por el máximo no implica tener derecho a la pensión máxima que regula la normativa. Pese a que la base reguladora supere el tope máximo, a ese importe se le aplicará un porcentaje en función de los años cotizados. En concreto, si se ha trabajado un mínimo de 15 años, aunque sea cotizando por la base máxima, se tendrá derecho al 50% de la base reguladora. Para obtener el 100% se debe acreditar un mínimo 36 años cotizados a la Seguridad Social.

En la actualidad la base máxima de cotización está fijada en 4.070,10 euros. Puesto en cifras, si por ejemplo un trabajador cotiza por el máximo, y asumiendo que esa base no se ha modificado durante sus últimos 23 años, la base reguladora resultaría 3.488,66 euros. Si el trabajador ha cotizado solo 15 años, tendrá derecho a 1.744 euros al mes (50%). En cambio si ha cotizado 36 años o más tendrá derecho al 100%. 

Sin embargo, en este ejemplo el trabajador no obtendría la totalidad del importe porque estaría limitado por la pensión máxima. La norma establece que ninguna de las prestaciones públicas pueden superar esa cuantía, fijada este año en 2.683,34 euros. 

¿Es posible incrementar la base de cotización?

Ante la situación anterior muchos trabajadores se pueden plantear cotizar por la base máxima para poder incrementar su pensión, sin embargo no siempre es posible. En concreto los trabajadores asalariados cotizan según sus ingresos, como hemos indicado la base de cotización es la remuneración mensual bruta que cada trabajador recibe tanto en metálico como en especie con carácter mensual.

La excepción son los autónomos. Los trabajadores del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos pueden elegir la base por la que cotizar con independencia de sus ingresos reales. En la actualidad, deben elegir entre una base de cotización mínima de 944,40 euros al mes o una máxima de 4.070,10 euros. Cada trabajador puede modificar su base de cotización hasta cuatro veces al año, aunque con ciertos límites a partir de los 47 años. 

Mostrar comentarios