Trucos para ahorrar

Tipos de comisiones que puede cobrar el banco: cómo ahorrar hasta 240 euros

Se pueden esquivar esos 'pagos extra' si se cumplen con las políticas de vinculación de la entidad o si se abre una cuenta sin ningún tipo de comisiones.

como ahorrar comisiones bancarias
Tipos de comisiones que puede cobrar el banco: cómo ahorrar hasta 240 euros
Canva

A nadie le gusta pagar por los servicios que presta la banca, en especial cuando hoy en día es necesario disponer de una cuenta bancaria para percibir nuestra fuente de ingresos principal. A lo largo del año, han sido muchos los bancos que han causado un malestar generalizado entre los usuarios debido al cobro de comisiones o al endurecimiento de su política de vinculación. 

Desde el comparador financiero HelpMyCash.com afirman que es posible llegar a pagar hasta 240 euros anuales en comisiones dentro del escenario actual, aunque dichas comisiones se pueden esquivar si se cumplen con las políticas de vinculación de la entidad o si se abre una cuenta sin ningún tipo de comisiones. No obstante, ¿cuáles son las comisiones más frecuentes que puede cobrarme el banco?

Comisiones por valor de hasta 240 euros anuales

En la actualidad, existen cuatro tipos de comisiones que afectan a la operativa más básica de una cuenta y que nos podemos ahorrar. Estas comisiones son las siguientes: 

  1. Comisión de mantenimiento
  2. Comisión de administración
  3. Comisión por realizar transferencias bancarias
  4. Comisión de alta, mantenimiento y renovación de las tarjetas asociadas

Comisión de mantenimiento

De entre todas las comisiones más habituales que una entidad puede cobrar a sus particulares, la que más destaca es la de mantenimiento de las cuentas, pues es la comisión que más afecta a los usuarios de la banca. El cobro de esta comisión puede producirse de forma mensual, trimestral, semestral o anual y puede conllevar un gasto de hasta 240 euros anuales.

¿Por qué motivo se produce esta comisión? Según las entidades, es el coste que un banco cobra por el simple hecho de tener abierta una cuenta y con que el que pretende subsanar los costes que implica mantenerla.

Comisión de administración

La comisión de administración consiste en un pequeño cobro (0,50 euros, por ejemplo) por cada apunte efectuado en la cuenta. Por tanto, cada vez que se saque dinero, se realice una transferencia o se pague con tarjeta en un comercio, el banco cobrará esta comisión. Si bien el precio no suele ser muy elevado, la suma total de todas las acciones podría desembocar en un cobro muy costoso a final de mes si se emplea mucho la cuenta bancaria. En cualquier caso, esta comisión cada vez se aplica menos.

Comisión por realizar transferencias bancarias

La tercera comisión a tener en cuenta es la que una entidad cobra por cada transferencia ordinaria realizada. Emitir transferencias es con toda probabilidad una de las acciones financieras más utilizadas por los clientes bancarios hoy en día, pues, mediante ellas, se paga el alquiler o se devuelve dinero prestado a alguien, entre otras acciones.

A pesar de que sistemas gratuitos como Bizum han menguado su uso, es cierto que Bizum posee unos límites marcados por cada banco y que, además, no puede amoldarse a todas las situaciones (por no mencionar que no todas las entidades del país forman parte de este sistema) por lo que es mejor evitar los costes de las transferencias, cuya media se sitúa alrededor de los 2,45 euros.

Comisión de alta, mantenimiento y renovación de las tarjetas asociadas

La cuarta y última comisión que puede cobrarnos el banco y que nos afecta de lleno es la relacionada con las tarjetas vinculadas a nuestra cuenta bancaria, y es que en algunas entidades se cobra una comisión de alta y mantenimiento que de media se ubica alrededor de los 20 euros, aunque algunos bancos pueden llegar a cobrar hasta más de 30 euros anuales por este servicio que es esencial para pagar en comercios físicos y online o para operar en un cajero

¿Cómo evito estos cobros que tanto afectan a mi bolsillo?

Si bien el cobro de una sola de estas comisiones puede llegar a ser costoso, existe la probabilidad de sufrir más de una o incluso la práctica totalidad. Para evitarlas, , según informan desde HelpMyCash, el usuario dispone de dos opciones: aceptar la política de vinculación de la entidad o bien cambiar de banco y abrir una cuenta sin comisiones y sin requisitos o bien con requisitos asumibles.

Cuentas bancarias con las que dejar de pagar comisiones

ING ofrece su Cuenta Nómina completamente gratuita y, además, sin requisitos. Cualquier usuario puede contratarla independientemente de si tiene o no una nómina, pues la cuenta seguirá sin cobrar las comisiones de mantenimiento, administración, por transferencias o por emisión de tarjetas. Domiciliar una nómina otorga acceso a otras ventajas, como descubiertos gratuitos o los descuentos que ofrece la entidad, pero no se requiere para la eliminación de estas comisiones que ni siquiera existen en la entidad.

N26 es una de las entidades fintech más destacadas dentro del panorama bancario actual y, según Forbes, es la segunda entidad mejor valorada de España. N26 ofrece una cuenta gratuita y sin vinculación, la Cuenta N26 con la cual se dispondrá de una tarjeta de débito gratuita con la que se podrá extraer dinero de cualquier cajero de España y Europa sin ningún tipo de comisión hasta en tres ocasiones al mes. Además, N26 permite pagar compras en otra divisa con el tipo de cambio Mastercard, es decir, sin comisiones ocultas.

EVO Banco es una entidad digital cuya operativa se lleva a cabo de forma online, motivo por el cual su Cuenta Inteligente EVO no cobra ninguna de estas cuatro comisiones y, además ofrece una tarjeta inteligente (que combina la modalidad de débito y crédito) sin coste alguno. La cuenta trae adherida consigo una cuenta de ahorro al 0,05% TAE a la que, de forma automática, se traspasará toda cantidad que supere los 3.000 euros con la intención de contribuir al ahorro del usuario

La cuenta será completamente gratuita y sin requisitos durante los seis primeros meses. A partir de entonces, el usuario deberá cumplir uno solo de los requisitos impuestos por el banco, como domiciliar una nómina o dos recibos mensuales.

Mostrar comentarios