Lunes, 21.10.2019 - 12:50 h
Sánchez-Llibre ejerce de ariete

Fainé, Reynés, Alemany... El Ibex catalán reta a Torra con su 'operación retorno'

Los presidentes de las grandes empresas que se marcharon por el 'procés' unifican posiciones para presionar al Govern y que renuncie a una nueva DUI.

Fotografía de Fainé
Caixa, Naturgy, Abertis... El Ibex catalán reta a Torra con la 'operación retorno'. / EFE

El poder económico de Cataluña está moviendo piezas para frenar la radicalidad del Gobierno de la Generalitat. Son los principales empresarios de la región quienes están maniobrando con el objetivo de que el Govern de Quim Torra ceda en sus pretensiones independentistas y abra una nueva etapa de entendimiento con el Ejecutivo central. Es un órdago en toda regla del Ibex catalán hacia las formaciones secesionistas: si renuncian a una nueva declaración de independencia ellos están dispuestos a activar la 'operación retorno' y devolver las sedes a su territorio original.

Los grandes empresarios catalanes llevan tiempo pensando cómo plantar cara a la radicalidad de Torra, a quien algunos ven más como "un activista de la ANC" que como un president de la Generalitat. La mayoría de ellos, que sigue teniendo sus despachos en Barcelona pero que tuvieron que marcharse a Valencia, Alicante o Madrid por el desafío independentista, siguen presionando con el objetivo de acabar con una situación de "anormalidad" como es tener que celebrar su junta de accionistas fuera de la autonomía en la que tienen su centro de operaciones principal. Por eso ahora, en vista de que los independentistas no van a ser decisivos a la hora de configurar el Gobierno central, han decidido pasar a la acción.

La operación lleva tiempo planificándose y ha sido ejecutada a través de Josep Sánchez Llibre, el presidente de Foment del Treball. El primer paso se dio el pasado viernes, durante su intervención en la XXXV Reunión del Círculo de Economía de Sitges y delante de la plana mayor de las finanzas catalanas. El líder de la patronal pidió a Torra que "descarte acciones que contravengan el ordenamiento jurídico y no estén acordadas con el Estado". Eso, dijo, sería un "gesto esencial" para promover el retorno de los cientos de empresas que abandonaron Cataluña por la situación política tras el 1 de octubre de 2017. Puso un horizonte no más allá de primeros del año 2020 como límite para hacer esa declaración. 

No fueron, efectivamente, unas declaraciones aisladas de Sánchez Llibre. Todo estaba orquestado y planificado junto al Ibex catalán. Según ha podido saber La Información, el presidente de la patronal ha venido manteniendo en las últimas semanas reuniones personales con todos los presidentes de las grandes compañías que tuvieron que seguir la estela del Banco Sabadell, el primero en activar la salida de Cataluña por el 'procés'. 

De Fainé a Reynés pasando por Alemany

Isidre Fainé (CaixaBank), Francisco Reynés (Naturgy), Josep Oliú (Sabadell), Tobías Martínez (Cellnex), Salvador Alemany (Saba Infraestructuras)... Sánchez Llibre se ha visto con lo más granado del empresariado catalán con el objetivo de lograr su visto bueno para lanzar este órdago a la Generalitat, según explican fuentes empresariales. La operación, en efecto, comenzó a fraguarse en la famosa intervención del exdiputado de CiU en el Círculo Financiero de La Caixa, un acto celebrado hace dos meses y que se llevó los titulares por la petición de su protagonista: pagar salarios "que permitan vivir dignamente a las personas"

Las mismas fuentes explican que el 'ok' de la gran empresa catalana para que Sánchez Llibre pudiera proclamar que volverían si renuncian a una nueva DUI empezó a llegar hace unos días. Por eso se decidió que la declaración debía efectuarse en la reunión anual del Círculo. También se barajó inicialmente realizar el anuncio en la intervención del presidente de Foment en el Foro Nueva Economía, en Madrid, a finales de este mes.

En la gran empresa catalana, por tanto, se ha optado por una unidad de acción en contra de la actitud de confrontación del Govern. Piden "seguridad jurídica" y "un marco de confianza" que les permita retornar a la ciudad condal con garantías de que no volverá a suceder una declaración de independencia como la de octubre de 2017.

El órdago lanzado por la gran empresa catalana y verbalizado por Sánchez Llibre ya ha recibido la respuesta del Govern. Ha sido la consellera de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, Àngels Chacón, quien este lunes ha asegurado que "no hace falta" ninguna declaración porque "jurídicamente hay seguridad" en Cataluña. "Si somos capaces de hacer eso [apostar por la innovación], ¿no estamos ya declarando que nos es muy importante la seguridad a todos los niveles para las empresas?", ha subrayado la titular de Empresa.

Pedro Sánchez y el Círculo de Economía

El presidente del Gobierno en funciones estuvo el sábado en la misma reunión del Círculo de Economía de Sitges en la que compartió unos minutos con los empresarios catalanes. Fue algo muy rápido, según relata uno de los financieros presentes, ya que Pedro Sánchez cumplió con la tradición de sus predecesores. Entró en la sala, pronunció su discurso y se fue, exactamente lo mismo que hicieron Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero.

Existía cierta expectación entre los empresarios por comprobar si Sánchez hacía alguna referencia al desafío catalán, pero pasó totalmente por encima de él. Centró su discurso en la economía y en la Agenda del Cambio, una decisión perfectamente calculada por Moncloa, según indican fuentes del Ejecutivo. El presidente del Círculo, Juan José Bruguera, tampoco preguntó a Sánchez por sus política en Cataluña. Todos satisfechos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios