Domingo, 19.05.2019 - 15:21 h
Citas privadas en el Ministerio con una veintena de inversores

Nadal reconoce un 'road show' continuo con los fondos a espaldas del mercado

El secretario de Estado, Daniel Navia, ha celebrado una decena de encuentros con grandes fondos de inversión para clarificar la política energética.

El ministro de Energía, Álvaro Nadal.
El ministro de Energía, Álvaro Nadal.

Altos cargos del Gobierno vienen manteniendo reuniones privadas con un selecto grupo de grandes fondos de inversión internacionales para explicarles los detalles de la política energética desarrollada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Fuentes gubernamentales admiten la celebración de en torno a una decena de encuentros reservados a lo largo de todo 2017 con estos actores y aseguran que se van a seguir convocando en 2018. El escenario de estas citas, que se celebran al margen del resto del mercado, son los despachos del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital y a ellas asisten representantes de las compañías de inversión más grandes del mundo.

Quien ejerce de coordinador de este 'road show' permanente de carácter informativo, según reconocen en el Gobierno, es el secretario de Estado de Energía, Daniel Navia. Se trata de citas en las que se maneja información de fondo sobre las políticas del Ejecutivo y que habitualmente se celebran en formato pregunta-respuesta. Los invitados cuestionan, en definitiva, al número dos del Ministerio sobre diferentes aspectos normativos y regulatorios de la política energética del Ejecutivo y éste les explica la hoja de ruta del Gobierno en la materia. Las mismas fuentes justifican la celebración de las mismas en base a "la importancia de los fondos de inversión que participan y por el volumen de negocio que manejan". Aluden también al "principio de transparencia" del que presume el actual Ejecutivo.

Los fondos de inversión que asisten a estas reuniones son las firmas más importantes a nivel mundial: BlackRock, Goldman Sachs, UBSStandard & Poor's, JP Morgan, UBS, Fidelity, Boston Consulting Group, Amber Capital, Covalis, Santander Asset MGMT, Schoreder IM, TT International, Belgravia Capital, Alvento Capital, APG, Bousard Gavaudan, Kayne Anderson, Cygnus Asset MGMT, Gesbankinter, Canada Pension Plan, Windgate Asset MGMT... En total, en las citas suelen participar hasta una veintena de actores que desean disponer de información de primera mano sobre la política energética del Ejecutivo. 

Desde el Gobierno explican a La Información que la misión que tiene el secretario de Estado de Energía en este tipo de reuniones es la de clarificar a los grandes inversores cuáles son las políticas por las que apuesta el Ministerio en un sector donde hay depositados tantos intereses: "Queremos introducir certidumbres -aseguran- y evitar no estar sujetos a los vaivenes del mercado". Fuentes del sector ven razonable la celebración de estos encuentros debido a la convulsa situación que vive el sector energético; un sudoku de difícil resolución y sobre el que los inversores demandan certidumbres y seguridad

Claro que todo tiene efectos secundarios. Precisamente, el pasado mes de septiembre un informe de Goldman Sachs sobre el futuro de la política energética en España provocó el pánico en los mercados. La firma emitió un documento en el que recomendaba vender y huir de los valores dedicados a la energía (citaba en concreto a Endesa) por la escasa rentabilidad que supondría la operación. Tras un "roadshow" por España "y nuestras conversaciones con funcionarios gubernamentales, rebajamos valoraciones y calificaciones en toda Iberia”, sostenía la agencia. Citaba los riesgos del nuevo marco regulatorio previsto para 2020-2025 y apuntaba a una revisión de la legislación en materia renovable, una normativa que se tiene que renovar en 2020.

El informe llegaba tras una de estas reuniones en el Ministerio de Energía y la reacción de los mercados fue inmediata: las eléctricas se desplomaron y perdieron en solo una jornada hasta 2.231 millones. Iberdrola, Endesa, Gas Natural, Acciona, Red Eléctrica... Todas las compañías cotizadas fueron víctimas del miedo de los inversores en aquel día aciago de septiembre. La situación obligó a Energía a convocar una nueva reunión (el 3 de octubre) para calmar a los inversores y explicarles que el Gobierno no tiene intención, al menos de momento, de modificar los parámetros retributivos de las renovables.

La planificación energética del Gobierno de Rajoy

La planificación energética que está desarrollando el Gobierno de Rajoy y que viene explicando a los grandes fondos de inversión está basada en una transición orientada hacia una economía con bajas emisiones de carbono. Hay en marcha una comisión de expertos de la que saldrá una futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética y el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, que tiene que estar listo antes del 31 de diciembre de 2018. El Rey Felipe VI citó, por cierto, en su discurso de Navidad el reto del clima como una de las grandes preocupaciones que tienen que abordar los gobernantes.

El Ejecutivo popular también es partidario de seguir apostando por la energía nuclear a medio plazo. Así lo explica: "Debe tenerse en cuenta que la energía nuclear contribuye a la consecución de los compromisos medioambientales asumidos por España ya que es una de las fuentes de
generación de electricidad que no emiten CO2
. La energía nuclear en el año 2016 supuso el 21,7% de toda la generación eléctrica a nivel nacional, siendo la tecnología con mayor participación en el suministro eléctrico. Asimismo, contribuye al abaratamiento del precio de la electricidad, y a la seguridad y estabilidad del suministro, siendo tanto más necesaria cuanto mayor sea la participación de las energías renovables en la cobertura de la demanda".

Sobre el carbón, la opinión del Ejecutivo es la siguiente: "Es necesario mantener en la Planificación energética a medio y largo plazo la presencia del carbón en el mix de generación eléctrica más allá del año 2020 ya que se trata de una fuente de energía primaria que permite reducir los riesgos de una elevada situación de dependencia energética, a la vez que, como fuente gestionable, contribuye al correcto funcionamiento del sistema eléctrico".

En el sector no ha pasado desapercibido la buena relación del Ministerio de Energía con los grandes fondos de inversión en un momento en el que se está empezando a plantear la sucesión de Luis de Guindos en Economía. Álvaro Nadal, que conserva contactos con estas agencias de su etapa al frente de la Oficina Económica de Moncloa, sería uno de los mejor posicionados para sustituir al candidato a ocupar un sillón de vicepresidente en el BCE.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios