Viernes, 20.09.2019 - 06:25 h
Tras congelar el pago de los tratamientos

Las financieras asedian a las víctimas de iDental: "Me llaman cinco veces al día"

Afectados de esta estafa denuncian que se les incluye en la lista de morosos pese a que el juez ordenó a las entidades suspender las reclamaciones. 

carta financieras víctimas iDental
Les ofrecen tratamientos en otras clínicas 'low cost' que implican nueva financiación ./ L.I

"Todavía me siguen llamando. Lo hacen desde Madrid, Albacete... diferentes ciudades, pero yo ya no les cojo el teléfono". Así explica una de las víctimas de las clínicas low cost iDental cómo están viviendo a día de hoy la segunda parte de esta macroestafa cuya magnitud ha hecho que sea la Audiencia Nacional la que asuma la investigación. Pese a que en la gran mayoría de casos los tratamientos se quedaron sin terminar, las financieras con las que se firmaron los créditos siguen reclamándoles las cuantías de los contratos, congeladas por los estafados.

En el caso de Pilar, natural de Zaragoza, tras abonar cerca de la mitad de los 4.700 euros que marcaba la factura, decidió suspender el pago hasta que le volvieran a atender de nuevo. Sin embargo, las clínicas cerraron sus puertas poco antes del estallido de la investigación judicial y ella no solo no pudo recuperar su dinero sino que además tuvo que lidiar con las financieras que le reclaman los importes congelados. "En iDental me dijeron que si dejaba de pagar a la financiera ya no me iban a atender", explica la víctima en declaraciones a La Información.

Sin embargo, al margen de que estuvieran o no abonados, los tratamientos nunca llegaron a su fin dejando, en muchas ocasiones, importantes problemas de salud en los pacientes. En el caso de esta víctima concreta, asegura que está ahorrando para arreglarse la boca porque la alternativa que le proponían las financieras incluía derivar el historial a otras low cost pero, eso sí, contrayendo otra nueva deuda. "Me decían que llegara a un acuerdo con ellos para que me metieran en otra clínica pero empezamos a investigar y vimos que eran similares. Mi madre llegó a ir y nos dijeron que, aparte de lo que habíamos abonado, teníamos que pagar otros 3.800 euros", explica. 

"Comía pan de molde y se me caían los dientes"

Además de las llamadas continuas a los móviles -que se hacían de diferentes ciudades- también recibieron correos electrónicos en los que les informaban de que habían sido derivados a otras clínicas tras su consentimiento y que, con este cambio, daban por resuelta la reclamación del cliente. Igualmente le recordaban que, de acuerdo con los contratos que firmaron con iDental, renunciaban expresamente a dar mala imagen o emprender acciones legales contra el banco en cuestión. En el caso de Pilar, además, le recordaron en varias ocasiones que figuraba en la lista de morosos, y ello pese a que el magistrado de la Audiencia Nacional al frente de esta investigación, José de la Mata, acordó el pasado mes de febrero ordenar a las entidades que dejaran de reclamar los abonos congelados.

"Te pedían el DNI cuando te llamaban pero yo no se lo llegué a dar. Luego cuando te negabas te decían que eran del banco y que querían llegar a un acuerdo porque tenían un impago pero yo les decía que lo que había hecho era paralizarlo pero que si me arreglaban la boca yo estaba dispuesta a pagar", precisa Pilar. Su pesadilla comenzó cuando acudió a la clínica para que le pusieran varios implantes en la parte superior de la dentadura, sin embargo le quitaron dos muelas sin que fuera necesario y no quedó registrado en su historial. "Me dijeron que no me preocupara porque me las iban a poner pero nunca lo hicieron. Comía un trozo de pan de molde y se me caían los dientes; de hecho llevo uno que me lo sujeto con pegamento", lamenta.

Consciente de la situación por la que atraviesan los miles de afectados por esta clínica 'low cost', el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 ordenó a las financieras que no reclamaran a los pacientes estafados los créditos congelados y que tampoco les incluyeran en la lista de morosos puesto que ello no haría sino "agravar más" su condición de perjudicados. Además dijo que las entidades financieras -entre las que incluye Banco Sabadell, Evo Finance, Banco Cetelem, Pichincha y BBVA-le habían mostrado su compromiso para atender las reclamaciones y facilitar soluciones.

Tarjetas de crédito

Sin embargo, los afectados denuncian acoso por parte de las entidades con el fin de que satisfagan los créditos teniendo en cuenta que una vez se formalizaba, la propia iDental cobraba por adelantado y quedaba libre de cualquier responsabilidad que no fuera la derivada del tratamiento. Sin embargo, se dan casos en los que, además del crédito vinculado, les ofrecían tarjetas con altísimos intereses. Eso es lo que le ocurrió a Dolores, natural de Gerona. Según su versión, a día de hoy le siguen llegando cartas y correos de manera continuada en los que le advierten que tiene cuotas de la tarjeta sin pagar. Esto es así porque las abonadas van directamente a costear el tratamiento; un movimiento que ella no ha autorizado.

"Hay muchas personas que no utilizaron esta tarjeta y, aún así, les cobraron revolving que ahora tienen que devolver", explica para La Información esta víctima. Incluso ha confesado que hay empleados de algunas entidades que le han comunicado directamente que les daba igual lo que dijera el magistrado de la Audiencia Nacional y que tenían que abonar lo impagado. El acoso telefónico, según denuncia, les llevó a ella y su marido a bloquear las llamadas del teléfono móvil y desenchufar el fijo.  "Me mandaron un extracto del movimiento de la tarjeta sobre el que debía 900 euros... y no es real. Ahí fue cuando dije: ya no pago más", lamenta la afectada, que reconoce que echó mano de la tarjeta de crédito "en un momento de apuro".  "Lo que está pasando es horroroso. No puede ser", ha denunciado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios