Domingo, 29.03.2020 - 14:10 h
Por delitos de falsedad documental, injurias y calumnias

Iberdrola denuncia ante Fiscalía al autor del informe sobre los trabajos de Villarejo

No reconoce la veracidad del documento en el que el exempleado José Antonio del Olmo recogía presuntas facturas falsas para pagar al policía.

Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, durante la Cumbre del Clima
Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, durante la Cumbre del Clima / Europa Press

Iberdrola ha puesto en manos de la Justicia el asunto relativo al presunto informe interno que reflejaría la existencia de facturas falsas para pagar los trabajos de espionaje encargados al comisario jubilado José Manuel Villarejo. Por ese motivo ha presentado una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción contra el autor del mismo, el exempleado Antonio Del Olmo, a quien acusan de tener una "actitud obstructiva" contra la investigación abierta por la propia compañía en aras a esclarecer los vínculos con el entramado empresarial de José Manuel Villarejo.

La eléctrica explica en un comunicado que su defensa -que ejerce el despacho Garrigues- ha remitido un escrito a la Fiscalía Anticorrupción de Madrid en el que se solicita la apertura de diligencias contra Del Olmo por los delitos que se desprendan de la investigación del fiscal, y que consideran susceptibles de ser calificados como falsedad documental, injurias y calumnias. Se trata de la segunda denuncia interpuesta por la compañía de Ignacio Sánchez Galán en apenas unos días puesto que el pasado 5 de diciembre ya hizo lo propio ante la Fiscalía de Bilbao para que se investigara el origen del supuesto informe interno.

El documento en cuestión, con fecha de 2004 y que fue adelantado por El Confidencial, vendría a poner de manifiesto ciertas "actividades anómalas" realizadas desde dentro de la compañía para encubrir los pagos al Grupo Cenyt, con el cual la empresa mantuvo una relación laboral entre los años 2004 y 2017. Sin embargo, Iberdrola ha negado por activa y por pasiva la veracidad de ese escrito y ya en un comunicado interno dirigido a los trabajadores y adelantado por este diario expuso que ni la propia Iberdrola ni su proveedor habitual (Casesa) reconocían su veracidad. Igualmente informaron del asunto a la CNMV.

Los trabajos de Villarejo

En su denuncia presentada ante la Fiscalía Anticorrupción, la eléctrica asegura que el autor del presunto documento parece ser el único conocedor del mismo y que, ni el momento de la presunta redacción -diciembre de 2004- ni con posterioridad a los hechos, ha formulado la correspondiente denuncia ante las autoridades competentes por las supuestas irregularidades que, presuntamente, él conocía. Con todo, la compañía sí ha reconocido que durante ese tiempo el Grupo Cenyt desempeñó diversos trabajos por los que se les abonó 1,1 millones de euros. 

De hecho, informó a sus empleados que había entregado al magistrado Manuel García Castellón, que investiga estos hechos en el marco del caso Tándem, un total de 17 facturas, 14 de las cuáles son relativas a trabajos para refuerzo de las medidas de seguridad en países como Bolivia, México, Brasil o Guatemala. Las otras restantes corresponden a un trabajo de investigación patrimonial acerca de Eólica Dobrogea, una compañía rumana que había perdido un laudo y declarado insolvente para no abonar la cuantía adeudada a la empresa de Ignacio Sánchez Galán.

Posturas enfrentadas

Tras su publicación en prensa, los directivos de Iberdrola José Luis San Pedro (director de Administración, Control y Regulación en el momento de los hechos); Juan Carlos Rebollo (actual director de ese departamento) y Pablo Insunza (director entonces del Departamento de Administración General y Corporación), han firmado una declaración en la que manifiestan "la inexistencia del informe y su total desconocimiento del mismo". Del mismo modo, la compañía tampoco reconoce que la existencia de un presunto encargo de espionaje al presidente de ACS Florentino Pérez, el cual se ha personado en el procedimiento penal en calidad de perjudicado por estos hechos. 

Ahora, tras presentar esta nueva denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción, la eléctrica mantiene que "la única persona que no ha querido colaborar con la investigación interna desarrollada por Iberdrola ha sido, precisamente, su presunto autor". "Del Olmo no solo ha mostrado una absoluta falta de voluntad de cooperación en el esclarecimiento de los hechos, sino que, además, se ha dedicado, por motivos que solo él conoce, a supuestamente filtrar información que, o bien no se corresponde con la realidad o está tergiversada", reza el comunicado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING