Miércoles, 20.11.2019 - 05:41 h
Declina expulsarle del procedimiento

El juez mantiene al Santander en la causa del Popular a días de que declare Saracho

Aunque se levantó su imputación sigue siendo responsable civil, lo que implica que continúa vinculado al caso y tendrá acceso a los interrogatorios.

Banco Popular
El juez mantiene al Santander en la causa del Popular a días de que declare Saracho. / EFE

El Banco Santander va a seguir personado en el caso de la caída del Popular pese a que algunos afectados que litigan en el procedimiento penal han pedido expresamente al juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama que le aparte definitivamente de la causa. El magistrado considera que este requerimiento no puede acordarse porque la entidad que preside Ana Botín, aunque ya no está investigada, conserva su condición de responsable civil en caso de que tuviera que responder por la intensa fuga de depósitos que afectó a los inversores del Popular.

De este modo, el banco sigue vinculado al procedimiento en un momento crucial teniendo en cuenta que el próximo miércoles arrancan los interrogatorios a los principales acusados. De hecho, el primero en desfilar por la Audiencia Nacional será el último presidente de la entidad, Emilio Saracho, el cual está citado para los días 2 y 3 de octubre. De este modo, aunque su permanencia en la causa puede parecer 'a priori' que no beneficia a la entidad, la vigencia de la personación le permitirá tener acceso a las diligencias que se sigan acordando.

El magistrado explica en un auto recogido por este diario que ni se le puede apartar del procedimiento penal que arrancó hace ahora dos años ni tampoco se pueden obviar todas las alegaciones que formule. De esta manera niega la pretensión de uno de los perjudicados por la debacle de la entidad que el pasado mes de julio pidió expulsar definitivamente al Banco Santander de la causa. El mismo, por su parte, se opuso igualmente a esta solicitud. 

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 recuerda en su auto que "es lo cierto" que el banco dejó de ostentar la condición de investigado el pasado mes de abril pero ello no le exime de tener que seguir respondiendo como responsable civil. El magistrado dio un giro de 180 grados en la causa al imputar al Santander en calidad de heredero del negocio del banco. A su juicio, la absorción que tuvo lugar en junio de 2017 conllevaba adquirir en bloque todos los elementos patrimoniales de la entidad que presidieron Emilio Saracho y Ángel Ron, motivo que justificaba su implicación penal en el asunto. 

Sin embargo, la Sala corrigió esta medida, en sintonía con la tesis del banco, apuntando que no tienen ninguna responsabilidad en esta investigación la cual se centra en dos aspectos concretos: por un lado presuntas irregularidades en la ampliación de capital de 2.505 millones de euros y, por otro, presunta manipulación de precio del mercado en la última etapa del banco. Por estos hechos será preguntado Saracho en su cita judicial del próximo miércoles, a la cual le seguirán más de veintena de interrogatorios entre el también expresidente Ron, exdirectivos y miembros del Consejo de Administración de la entidad.

El economista, que es defendido por los prestigiosos abogados Carlos Gómez-Jara y Jesús Santos, tendrá que responder por la fuga de 16.000 millones de euros de depósitos que se produjo los últimos meses de vida del banco, de acuerdo con las conclusiones alcanzadas en el peritaje judicial del Banco de España. Los expertos achacaron estos hechos, ocurridos entre los meses de abril y junio de 2017, a la caída del banco, el cual acabó convirtiéndose en la primera entidad intervenida por la JUR. No obstante también apuntaron que aunque en sus últimos años de vida el Popular era "solvente" las estimaciones incluidas en el folleto informativo de la ampliación de capital de 2016 eran "demasiado optimistas".

Los siguientes en desfilar por la Audiencia Nacional serán el exvicepresidente de la entidad Roberto Higuera (citado los días 8 y 9 de octubre), el que fuera consejero delegado Francisco Gómez Martín (15 y 16 de octubre) y el expresidente Ángel Ron. Su interrogatorio se postergó a los días 30 y 31 de octubre después de que su defensa pidiera que le retrasaran la citación. Además de ellos están llamados a declarar una decena de exconsejeros del Popular y el último auditor de las cuentas de la entidad, el consultor de PwC Pedro Barrio. Todavía quedan investigados en la causa en ser citados a declarar, por lo que el juez acordará nuevos señalamientos en las próximas semanas, según fuentes jurídicas consultadas por este diario.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING