Viernes, 13.12.2019 - 03:28 h
Frente al criterio de la Fiscalía Anticorrupción

Olivas niega operaciones irregulares en Bancaja e insiste en desligarlo de Bankia

Alega que el asunto de cobros supuestamente irregulares está archivado y además no guarda relación con el caso de la salida a bolsa de Bankia.

José Luis Olivas
La Fiscalía archivó la investigación sobre el cobro de comisiones de 3 millones. /EFE. 

La batalla de la Fiscalía Anticorrupción de cara a incluir en el juicio del caso Bankia posibles irregularidades cometidas por Bancaja y Banco de Valencia ha sido protagonista de todo el procedimiento penal, incluso ahora que encara su fase final. Tanto es así que el Ministerio Público ha aportado a la causa varios informes del Banco de España relativos a presuntas operaciones irregulares en dichas entidades valencianas y al cobro de comisiones por parte del que fuera su presidente, José Luis Olivas, el cual ha mostrado su rechazo a que el tribunal admita esta documentación por no guardar relación con la causa sobre la salida a bolsa de Bankia. 

Por ese motivo, el también exvicepresidente de Bankia ha remitido un escrito al tribunal al frente del caso en el que razona que los informes del supervisor en cuestión datan del año 2013, y por tanto, son posteriores a los hechos que juzga la Audiencia Nacional. Además alega que están firmados por personas que han declarado como testigos y a las que no se les puede volver a citar. Tampoco pasa por alto que no es la primera vez que se busca que documentos relativos a Bancaja y Banco de Valencia se incorporen a esta causa en la que se dirime si la excúpula de Bankia y los exconsejeros maquillaron las cuentas que presentó el banco con motivo de su salida a bolsa en 2011. 

Los informes del Banco de España recién adheridos a la causa dieron lugar al inicio de una investigación en Valencia por el cobro presuntamente irregular por parte de Olivas de comisiones que alcanzaron los 3,3 millones de euros durante su etapa como presidente de Bancaja. Al respecto, el banquero incorpora junto con su documento un escrito de la Fiscalía Provincial de Valencia de noviembre de 2015 por el que se decretaba el archivo de esta investigación que indagaba si la percepción de estas cantidades por su labor como mediador empresarial efectivamente le pertenecían o, por el contrario, deberían haberse reintegrado en la entidad financiera. 

Operaciones de Grand Coral en México

"Como se alegó en la vista del día 19 de junio, muchas de esas operaciones ni siquiera se han considerado irregulares, al haberse archivado las causas penales promovidas por las mismas o incluso al haberse pagado la deuda por el deudor en cuestión", reza el escrito presentado en la Audiencia Nacional. La defensa de Olivas busca con este gesto desvincular las operaciones de la caja valenciana y de Banco de Valencia de este procedimiento penal apuntando incluso que algunos de estos extremos se investigan en otros casos abiertos en la Audiencia Nacional. 

Uno de ellos es el relativo a las pesquisas sobre las operaciones inmobiliarias que Bancaja y Banco de Valencia llevaron a cabo en México entre los años 2005 y 2009. El fin de la investigación acerca de estas inversiones que se realizaron a través del Grupo Grand Coral y que ascendían a 750 millones de euros, abocó al banquillo de los acusados a un total de 48 personas, entre los que se encuentra Olivas. Él mismo intentó sortear su procesamiento alegando que ejercía una presidencia no ejecutiva en el momento de los hechos y que la operativa no supuso un perjuicio económico, si bien la Sala desestimó su pretensión y le mantuvo en el procedimiento. 

Bancaja, en el centro de la diana

Con todo, la fiscal Anticorrupción al frente de la causa, Carmen Laúna, insiste en vincular la mala situación de Bancaja con el devenir de Bankia, que en mayo de 2012 acabó recibiendo la mayor inyección de capital público en este país y que ascendió a 22.400 millones de euros, según expuso el exministro de Economía Luis de Guindos durante su intervención en esta vista oral en calidad de testigo. Para el Ministerio Público es crucial que se reconozca que existían unos importantes deterioros en la caja valenciana. Por ese motivo solicitó al arranque de este juicio la incorporación de un informe de PwC de 2010 que analizó la fusión de las siete cajas que dieron lugar la nacimiento de la entidad. 

De acuerdo con el mismo, la operación de integración del SIP entrañaba un importante riesgo debido, entre otros aspectos, a los activos inmobiliarios del Grupo Bancaja. La fiscal volvió a plantear estas cuestiones durante la fase pericial del procedimiento que finalizó el pasado miércoles; al respecto los peritos del Banco de España Antonio Busquets y Víctor Sánchez Noguera expusieron en sus intervenciones que los deterioros de Bancaja Hábitat -el ladrillo del banco valenciano- afectaron tanto a Bankia como a su matriz BFA. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING