Lunes, 20.01.2020 - 16:22 h
Aena, Correos, Navantia...

Sánchez se asegura el control de la red de empresas públicas y 'aparta' a Podemos

El Ministerio de Hacienda seguirá dirigiendo el holding empresarial y tiene pendiente el nombramiento de un nuevo presidente de la SEPI.

Pedro Sánchez, al anunciar su nuevo Gobierno
Sánchez amarra el control de la red de empresas públicas y 'aparta' a Podemos. / EFE

Las quince empresas públicas participadas de forma mayoritaria por el Estado seguirán siendo dirigidas y capitaneadas por el PSOE. Fuentes del Gobierno afirman que durante esta nueva etapa de coalición se mantendrá el 'statu quo' hasta ahora vigente y, por tanto, Unidas Podemos quedará al margen del proceso de elección de la cúpula de estas compañías. El acuerdo es claro: cada ministerio será estanco y, por tanto, no intervendrá en las decisiones de sus compañeros del consejo de ministros. No se esperan, por tanto, cambios de relevancia en el holding.

Aena, Navantia, Correos, Mercasa, Hunosa... El PSOE seguirá decidiendo quiénes son los presidentes de estas empresas públicas y Pablo Iglesias, vicepresidente segundo, no podrá interferir en estas designaciones. La SEPI, por tanto, como organismo dependiente del Ministerio de Hacienda será la encargada de controlar este grupo en el que también hay empresas participadas. Es el caso de Red Eléctrica, Indra o Enagas, por citar solo algunas, que también seguirán bajo la 'órbita PSOE'. 

No se esperan, en consecuencia, grandes novedades en los órganos de alta dirección de este grupo de empresas controladas por el Estado. Si acaso algún ajuste fino, pero nada que pueda alterar el grueso de relevos que sí se aplicó tras la moción de censura. María Jesús Montero, como ministra de Hacienda confirmada, es una clara demostración de que Sánchez quiere seguir aplicando una política continuista y, por tanto, no se esperan cambios radicales en los proyectos puestos en marcha hace ya más de un año y medio.

Donde sí es obligado buscar un relevo es al frente de la SEPI. Su anterior presidente, Vicente Fernández, presentó su dimisión el pasado mes de octubre tras conocer la reapertura de la causa sobre la adjudicación de la mina de Aznalcóllar. Le sustituyó en el cargo un hombre de la casa, Bartolome Lara, designado de forma temporal al encontrarse el Gobierno de Sánchez en funciones.

Ahora Montero deberá abordar su ratificación y optar por un nuevo perfil para dirigir el holding empresarial del Estado. Es un cargo de máxima confianza de la ministra de Hacienda, lo que indica que la elección del presidente, o presidenta, de la SEPI es uno de los grandes nombramientos pendientes del próximo Gobierno y nada indica que el papel de los de Pablo Iglesias vaya a pesar en el mismo.

Solo un puesto para Podemos en el consejo de administración

La configuración del Consejo de Administración del holding empresarial del Estado hace difícil que el área de Gobierno de Unidas Podemos pueda tener, además, un peso real en la toma de decisiones de la SEPI. Según la estructura actual de su principal órgano de Gobierno, sólo uno de sus sillones estará ocupado por un alto cargo de un ministerio controlado por los de Pablo Iglesias: se trata del que hasta ahora ha venido ostentando el subsecretario del Ministerio de Trabajo, Seguridad Social y Migraciones, Raúl Riesco.

Todo apunta a que ese puesto se desdoblará, ya que su función consiste en ponderar las consecuencias laborales y sobre el flujo de ingresos de la Seguridad Social de las actuaciones llevadas a cabo por las empresas del hólding estatal, aspectos que a partir de ahora estarán escindidos en dos ministerios: el de Seguridad Social, controlado por el PSOE a través de José Luis Escrivá; y el de Trabajo, controlado por Unidas Podemos con Yolanda Díaz al frente.

La reforma de RTVE, en marcha

Donde seguro que habrá cambios será en RTVE, una sociedad que también depende de la SEPI. Tanto PSOE como Unidas Podemos apuestan por recuperar el concurso público en las Cortes Generales para elegir al futuro presidente de la televisión y la radio públicas. Rosa Maria Mateo, por su parte, lleva meses transmitiendo al Gobierno su intención de dimitir una vez tomara posesión el nuevo consejo de ministros, de forma que en el Gobierno de coalición ya se apunta a que tiene los días contados.

En el pacto de coalición firmado por PSOE y Podemos se recoge la siguiente mención a la Corporación. Punto 6.4: "Defendemos un modelo de RTVE plural, independiente, pública, transparente y de calidad, que se convierta en polo de producción, orientada al fomento y difusión de la cultura española, impulsando la renovación del Consejo de Administración mejorando el sistema de concurso público". Y Sánchez mencionó en su discurso de investidura que "vamos a defender un modelo de RTVE plural, independiente, pública, transparente y de calidad, que esté orientada al fomento y difusión de la cultura española". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING