Domingo, 05.04.2020 - 01:37 h
Fulgurante crecimiento en bolsa

La cúpula y la plantilla de Másmóvil suman 120 millones con el nuevo 'bonus'

La revalorización de la acción ha sido de más del 300% desde el 1 de marzo de 2017, cuando la junta general de la sociedad dio luz verde al plan.

MásMóvil
Másmóvil suma ya hasta 120 millones de euros de bonus. / Archivo

Es el cuarto operador y el aspirante entre los grandes actores del sector de las telecomunicaciones. Y su fulgurante crecimiento en bolsa está permitiendo a la cúpula y también a toda su plantilla de Másmóvil generar importantes plusvalías en su último plan de incentivos. Entre todos suman hasta 120 millones de euros, después de que las acciones se hayan multiplicado su precio por más de tres en los últimos dos años y medio. Será cobrado a lo largo del próximo año 2020. El de la compañía fundada por Meinrad Spenger se sitúa entre el de Telefónica (250 millones) y el de Orange (10 millones).

La trayectoria de Másmóvil ha estado marcada por la velocidad. En los últimos cuatro años, la operadora ha pasado de ser una promesa que cotizaba en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) a uno de los 35 elegidos del Ibex. Su capitalización bursátil ha pasado de los 260 millones de euros con los que contaba en enero de 2016 a los más de 2.700 millones que vale hoy. Este rápido ascenso ha permitido repartir parte de las ganancias entre la cúpula y personal clave de la plantilla. 

El primer plan de stock options importante de Másmóvil fue aprobado en junio de 2016, después de culminar las adquisiciones de Yoigo y Pepephone y convertirse 'de facto' en el cuarto operador español. Después tres años de subidas en bolsa, todos los directivos se embolsaron casi 50 millones de euros. Un año después de este, en marzo de 2017, dieron luz verde a otro plan de retribución que se basaba, al igual que el anterior, en la revalorización de las acciones en el mercado bursátil. 

En total, se tiene previsto entregar hasta 1,7 millones de derechos sobre acciones, donde cada uno de ellos se corresponde con el contravalor en efectivo de la revalorización de los títulos entre la fecha de aprobación (marzo de 2017) y la media de las últimas 90 sesiones antes de su liquidación. El pago se llevará a cabo en 2020 y estará vinculado, entre otros factores, a la permanencia del empleado en el grupo durante el plan, a la evolución de determinadas variables operativas y al cumplimiento de determinados objetivos individualizados. ¿Cuál es la cantidad que cobrarían en caso de que hoy se ejecutara? Una cantidad muy superior al anterior.

En total suma unos 120 millones de euros. El cálculo hay que hacerlo con el precio previo al split de 5 acciones a 1 que se hizo efectivo el año pasado. En total, la revalorización ha sido de más del 300% desde ese 1 de marzo de 2017, cuando la Junta General de Accionistas de la sociedad dio luz verde al plan. Se ha pasado de unos 30 euros a algo más de 103. El reparto entre los diferentes directivos no se aclara dentro de la memoria anual de 2018.

Directivos comprando acciones

Desde la teleco afirmaron tras su aprobación que este nuevo plan también se extendería a la plantilla y no sólo a la cúpula. Y por tanto, al contrario de lo que sucede con los del resto de operadores, se amplía al resto de trabajadores más allá de la directiva. En concreto, según queda reflejado en sus documentos oficiales, han reservado unos 40.000 derechos de los 1,7 millones para los más de 600 empleados de todo el equipo.

Hay que tener en cuenta que estas son ganancias latentes, que no han sido disfrutadas hasta que no se ejecute el plan. Y el resultado final dependerá de lo que haga la compañía en bolsa próximamente. En los últimos meses, es cierto que ha habido una mayor volatilidad en el mercado para la operadora. En lo que va de 2019, apenas ha subido un 2,5%. El ascenso destacado se produjo en ese ejercicio 2017, donde fue un auténtico rally. En lo que lleva este programa de incentivos en vigor ha sumado casi 2.000 millones de capitalización.

Mientras todos estos planes se suceden, el equipo directivo también ha respondido con varias oleadas de compras de acciones de la compañía para tratar de reflejar su compromiso con la compañía. En lo que va de 2019, todos ellos, con Spenger al frente, han desembolsado 1,8 millones de euros para adquirir títulos, que se añaden a los 31 millones que destinaron los consejeros de Másmóvil -y también los directivos- el pasado mes de septiembre.

Los planes de Telefónica y Orange

Este plan del cuarto operador es es el segundo más cuantioso de los que hoy tiene en vigor el sector de las telecos en España. Sólo está por detrás de Telefónica, que reservó hasta 250 millones para su 'bonus' que trató de suavizar el año pasado reduciendo el peso del desempeño en bolsa e incrementando el referente a la generación de caja (y negocio), algo que hace más que probable que con los resultados actuales pueda ser cobrado al menos en el primer tramo.

Por detrás de estas dos se sitúan los planes de Orange y Vodafone. El de los franceses sumaba 10 millones de euros a cierre de 2018 y sólo está orientado para sus directivos. En el caso de Vodafone, cuenta con una provisión de 8,8 millones de euros del plan vinculado a la compra de ONO. A esto se suman otros 9,7 millones provisionados para diferentes programas de 'stock options' (en el último año se pagaron 4,4 millones).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING